Publicado el 20 de Febrero de 2022 - 09:34 | Última actualización: 21 de Febrero de 2022 - 10:41

Incendios: Valdés pidió ayuda a EEUU y anticipó que declarará "zona de desastre" a Corrientes

El Gobernador extendió sus pedidos de colaboración para enfrentar los incendios en su provincia. Brasil ya envió recursos por la causa.   

Por
Los incendios en Corrientes avanzan día a día. Los incendios en Corrientes avanzan día a día. NA

El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, expandió sus pedidos de ayuda porque los incendios en la provincia no cesan. Tras el intercambio con Nación, el funcionario extendió sus pedidos a Brasil, que envió un primer cargamento con recursos, y a Estados Unidos

El mandatario provincial apeló al trabajo del embajador estadounidense en Argentina, Mark Stanley, a quien le solicitó su colaboración. Desde su cuenta de Twitter, el jefe provincial pidió: "Puesto que #Corrientes necesita de más recursos para superar la Emergencia Ígnea que atraviesa, solicité la colaboración de #EstadosUnidos a través de su embajador en #Argentina, Marc Stanley". 

A posterior, el funcionario publicó el agradecimiento a la contribución del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro por el envió de recursos para combatir las quemas que ya se apoderaron de más de 500 mil hectáreas. 

LEER MÁS: Valdés se comunicó con Alberto Fernández y contó que Bolsonaro envió bomberos para combatir los incendios

En torno a su relación con el Gobierno Nacional, específicamente con el ministerio de Ambiente, al mando de Juan Cabandié, el gobernador correntino prefirió evitar la polémica, pero aseguró que rechaza sus dichos acerca de que el gobierno provincial habría rechazado una supuesta ayuda nacional ofrecida a fines de enero.

"Rechazo lo que dice Cabandié. No voy a polemizar con él", sostuvo, al tiempo que blanqueó que aún no habló del tema con el presidente Alberto Fernández.

A pesar de la falta de contacto, Valdés destacó que el mandatario nacional "seguramente está mandando ayuda y colaboración a través de sus ministros"

"Estuvo el ministro de Agricultura (Julián Domínguez), con quien estamos diagramando la estrategia para ayudar a los productores con posterioridad a los incendios. También hablé con (el ministro de Interior, Eduardo) Wado de Pedro o Juan Zabaleta (ministro de Desarrollo Social) y Jorge Taiana (titular de la cartera nacional de Defensa), quienes están mandando su ayuda. El Ejército está colaborando y hay fuerzas de seguridad asistiendo a los bomberos, defensa civil, intendentes y productores", precisó.

En declaraciones al diario Época, Valdés adelantó que desde su gobierno declararán "zona de desastre ecológico y ambiental" a los Esteros del Iberá y también a las zonas productivas afectadas.

Por otra parte, estimó que la crisis por la devastación de zonas productivas dejaría pérdidas económicas por 25 mil millones de pesos.

"He recibido apoyo de provincias como Jujuy, Córdoba, Buenos Aires, Misiones, la Capital o Mendoza. Estamos trabajando coordinadamente entre todos, me mandan elementos. Pero la realidad supera cualquier previsión que se pueda tener. Es prácticamente increíble lo que estamos viviendo. Y la naturaleza, sin dudas, nos está dando una advertencia y una lección enorme", resaltó Valdés, que precisó que actualmente hay 18 focos de incendio.

Además de las provincias mencionadas por el mandatario correntino, también el Gobierno cordobés de Juan Schiaretti envió brigadistas para combatir las llamas.

Valdés aclaró que "todas las visitas son bienvenidas a Corrientes y las puertas están abiertas para todos los que quieran colaborar, porque el daño y el desastre es importante".

"Tenemos que dejar de lado la grieta, sobre todo, cuando estamos en medio de un desastre. Tenemos que ser agradecidos con la asistencia que estamos recibiendo de las provincias, que muestran su solidaridad, y del Gobierno nacional, que también está colaborando. Vamos a trabajar intensamente para recuperar lo que perdimos y, fundamentalmente, para estar al lado de los productores, que sufren un daño gigantesco. Por eso, la grieta no ayuda para nada. Todos aquellos que quieran colaborar o venir a ver lo que estamos pasando son bienvenidos", insistió.

Las llamas provocaron ya la pérdida de 780.000 hectáreas, hay familias evacuadas y más de 3.000 brigadistas combaten las llamas, pero no dan abasto.

 

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina