Martes, 29 Junio 2021 10:14

Los bonaerenses que vuelvan del exterior deberán pagar aislamiento de cuatro días en un hotel

La medida persigue como finalidad, según anunció el gobernador Axel Kicillof, prevenir el ingreso al país de la "temible" variante Delta de coronavirus.

El anuncio de Kicillof El anuncio de Kicillof NA

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires dispuso que todos los residentes del distrito que regresen de viajes al exterior deberán permanecer cuatro días aislados en hoteles   bajo su costo, como medida de prevención para "demorar" el ingreso de la variante Delta de coronavirus al país.

Así lo anunció hoy el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, en una conferencia de prensa que compartió en La Plata con su jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y con el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, en la que también indicó que desde mañana se extenderá la vacunación sin turno para los seis grupos prioritarios en el plan de inoculación. Se trata de todos los mayores de 50 años, personas con comorbilidades y/o gestantes, trabajadores de salud, seguridad y docentes

Hasta el momento, únicamente quienes daban resultado positivo en Covid-19 al regresar al país procedentes de viajes al exterior debían permanecer aislados en hoteles en territorio bonaerense, pero a partir de ahora todos deberán cumplir con ese requisito, dijeron a NA voceros de la Gobernación.

El costo del alojamiento correrá por cuenta del viajero, que luego deberá mantenerse aislado tres días más en su domicilio, como medida de prevención en medio de la segunda ola de la pandemia de coronavirus en la Argentina.

"Cualquier que sale del país, cuando vuelve tiene que cuidarse y cuidar a los demás", insistió Kicillof, que acompañado por su jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y por el viceministro de Salud, Nicolás Kreplak, también habló de multas para quienes no cumplan con las medidas preventivas.

El mandatario resaltó la importancia de "demorar" el ingreso de la "peligrosa, temible" variante Delta de Covid-19 mientras avanza el plan de vacunación, por lo que pidió a los bonaerenses "un esfuerzo más" en este sentido.

"En los últimos días comenzamos a ver con preocupación que empezaron a crecer los casos" nuevamente en el territorio de la Provincia, dijo, en tanto remarcó que en este contexto, si ingresan al país personas contagiadas con la variante Delta, "todos los esfuerzos" realizados hasta el momento "van a volar por los aires".

Insistió Kicillof que en los últimos días se revirtió la tendencia a la baja de nuevos contagios reportados diariamente, al tiempo que procuró desalentar los planes familiares con vistas a las próximas vacaciones de invierno: "Es un momento delicado", manifestó.

Sostuvo que las medidas de restricción dispuestas recientemente son molestas, pero evitan "males muchos mayores, para ser concretos, evita la muerte".

"Estamos todos cansados, angustiados, podridos del coronavirus, pero estar podridos del coronavirus no lo hace irse", sostuvo. Pidió a los intendentes de la Provincia que hagan cumplir las medidas de prevención e insistió: "Hagamos ese esfuerzo".

"El virus aprendió a contagiar más", dijo, y añadió: "Lo que tenemos que evitar es que ingrese la variante Delta, como ocurrió en muchos países, no se puede evitar, entonces tenemos que demorar su ingreso", para prevenir de este modo "una nueva ola de contagios" en la población. 

Finalmente, reiteró que la variante Delta de coronavirus supone una "peligrosidad mayor" para la gente y agregó que el objetivo del Gobierno es que "no tengamos que afrontar consecuencias nefastas" en el caso de que comience a circular en forma comunitaria esa cepa.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA