Jueves, 14 Octubre 2021 18:21
Por Sebastián Hadida

Presionado por el kirchnerismo, Fernández al final dio luz verde a los festejos por el Día de la Lealtad

La intención original del Presidente era que la única marcha se realizara al día siguiente, en línea con la convocatoria de la CGT para el 18 de octubre, pero un fuerte malestar en las organizaciones afines al kirchnerismo lo hizo ceder.

El tradicional festejo de los 17 de Octubre. El tradicional festejo de los 17 de Octubre. NA

Presionado por el kirchnerismo, el presidente Alberto Fernández recalculó y decidió dar marcha atrás con la cancelación de la movilización del 17 de octubre por el Día de la Lealtad peronista, por lo que finalmente el Gobierno acompañará la concentración en Plaza de Mayo, que de todos modos distintas organizaciones políticas ya habían decidido realizar pese a no contar con la venia de la Casa Rosada.

En su condición de presidente del PJ nacional, Fernández firmó un comunicado partidario fechado este jueves en el que invitó a movilizar a partir de las 16 "en todas las plazas para recordar esa gesta popular extraordinaria que fue el 17 de octubre de 1945".

Luego del intento fallido de desactivar la marcha a la que convocó la Asociación de Madres de Plaza de Mayo y que luego recibió la adhesión de numerosas agrupaciones kirchneristas y sindicales, finalmente el mandatario entendió que no había forma de frenar la movilización y a tan sólo tres días del evento sacó de apuro un comunicado del PJ para apoyarla.

"Transformemos este encuentro en una verdadera fiesta de la democracia", improvisó.

La intención original de la Casa Rosada era que las concentraciones, tanto en Plaza de Mayo como en el resto del país, se realizaran el lunes, un día hábil y probablemente con una menor concurrencia de público, en línea con la convocatoria que había hecho la CGT para el 18 de octubre.

El murmullo por el malestar que generó la decisión de vetar la convocatoria del domingo, por superponerse con el festejo del Día de la Madre, se hizo sentir muy fuertemente en las redes sociales por parte de la militancia, que hace largo rato agotó su crédito hacia el Gobierno de Fernández, al que consideran tibio y demasiado calculador.  

Mientras la vicepresidenta Cristina Kirchner -cuya palabra sí es determinante para la militancia peronista- se refugió en el más estricto silencio, y La Cámpora hizo malabares para dilatar la definición, las convocatorias para el domingo 17 de agosto comenzaron a irradiarse por capilaridad en las redes sociales, desde abajo hacia arriba por distintas agrupaciones y usuarios kirchneristas.

La primera semilla la plantó la Asociación Madres de Plaza de Mayo de Hebe de Bonafini, que convocó con la consigna "Nosotros no debemos nada. Por el no pago a la deuda".

La convocatoria tuvo lugar el martes pasado apenas unas horas después de que el jefe de Gabinete, Juan Manzur, se parara ante un grupo de periodistas en un acto en el club IMOS para anunciar que se suspendía la marcha del domingo.

"No habrá movilización el 17, lo que estaba previsto no será así. Habrá distintos eventos a lo largo y ancho de toda la Argentina", dijo Manzur, quien informó que ese día Fernández ofrecerá un saludo con un mensaje a través de los medios de comunicación.

 

Militancia disconforme

 

El mero "saludo" de Alberto Fernández pareció no conformar a la militancia más identificada con Cristina Kirchner, y en un abierto desafío a la autoridad de Manzur (figura a la que miran con desconfianza por el rol de "colaborador" que jugó durante el macrismo como referente de la Liga de gobernadores del PJ), y por extensión a la del Presidente, se ratificó la mega movilización del domingo.

"Es una vergüenza que el Gobierno haya suspendido la marcha del 17 de octubre, lo que pasa es que a Alberto Fernández le gusta estar con los ricos y con los gordos (de la CGT)", lanzó de Bonafini, quien hace rato no oculta su disgusto con la gestión albertista.

Luego, por efecto contagio, se fueron sumando otras expresiones a la convocatoria del 17 de octubre en Plaza de Mayo, como por ejemplo la CTA de los Trabajadores que lidera Hugo Yasky.

Y ATE Capital, que forma parte de la misma central obrera afín al kirchnerismo, hizo lo propio con un mensaje alineado al de Madres de Plaza de Mayo.

"El #17deOctubre marchamos a la Plaza junto a nuestras Madres, por el no pago de la deuda y para darle fuerza a Alberto para que haga lo que tenga que hacer. La deuda es con el pueblo y es ahora. Somos peronistas para conquistar y garantizar derechos, no para pagarle al Fondo", posteó en Twitter el titular de ATE Capital.

Daniel Catalano, en un intento de marcarle la cancha al jefe de Estado, quien eligió a la contraparte en el mundo del trabajo, la cúpula empresaria del país, para anunciar que sí habrá un acuerdo con el FMI en el primer trimestre del año que viene.

La Tupac Amaru de Milagro Sala, que tiene una importante representación social en el AMBA, también se adelantó plegándose se plegó a la cita del domingo.

La diputada nacional del Frente de Todos Fernanda Vallejos, quien semanas atrás dio la nota al filtrarse un incendiario audio plagado de improperios e insultos contra Alberto Fernández y algunos de sus funcionarios por el irregular manejo de la economía y de la pandemia, fue la primera legisladora que adhirió a la marcha de las Madres, horas antes de que el Gobierno cambiara su postura y decidiera acompañar.

"Cuando el futuro del país -que es el futuro de nuestros hijos -está en juego, no hay mejor lugar de celebración, como mamá, que la Plaza del pueblo. ¡El domingo a las 16hs, nos vemos en la Plaza!", tuiteó.

Por su parte, la ex embajadora ante el Reino Unido Alicia Castro cuestionó los motivos alegados por la CGT y del Gobierno para aplazar la movilización al día siguiente, como habían intentado realizar.

"He visto, gobierno tras gobierno, muchas agachadas de la CGT para no reclamar, para no hacer paro ( ponele fecha lpqtp!) , para no movilizar. Pero que los muchachos se acordaron de que el domingo 17 de octubre es el día de la madre y quieren estar con la
mamá, me supera", chicaneó.

Superado por el clamor del peronismo para darse cita el domingo, el secretario general de La Cámpora, Andrés "Cuervo" Larroque, debió admitir que "hay un mandato de las bases y claramente también es un sentimiento que todos tenemos" para estar en Plaza de Mayo el 17.

"Sí, yo voy a ir, hay que estar con la gente, y creo que es lo que nace. Y también iré el 18", afirmó en declaraciones radiales.

"Si hay algo que se construyó de abajo hacia arriba en nuestra historia por supuesto que fue el 17 de octubre. Me parece que ahí hay un mandato de las bases y claramente también es un sentimiento que todos tenemos; y bueno, desde ya me parece que escuchando lo que vienen planteando compañeros y compañeras que tienen muchísimas ganas, por lo menos en mi caso tengo esa intención", completó.

 

Escrito por
Buenos Aires, NA