Miércoles, 24 Febrero 2021 18:47

Juntos por el Cambio denuncia que la "vacunación VIP" fue un "modus operandi" del oficialismo

Los líderes del PRO, la UCR y la Coalición Cívica brindaron una conferencia de prensa conjunta para pedir explicaciones al Gobierno por el "vacunagate". Exigen la interpelación de Santiago Cafiero y Carla Vizzotti.

Patricia Bullrich encabezó la conferencia de prensa. Patricia Bullrich encabezó la conferencia de prensa. NA/Juan Vargas.

A raíz del escándalo por la vacunación paralela, los principales dirigentes de Juntos por el Cambio se reunieron hoy en una conferencia de prensa, en la que reclamaron la interpelación del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y de la ministra Carla Vizzotti, al considerar que la "vacunación VIP" fue un "modus operandi" del oficialismo.

Los titulares de los tres partidos acusaron al Gobierno de "vacunar a una oligarquía kirchnerista", en lugar de utilizar esas dosis contra el Covid-19 de acuerdo al esquema de prioridades definido por el propio Estado nacional.

Al introducir la ronda de prensa, el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, dijo que el plan de vacunación del Gobierno estuvo "mal gestionado" desde un comienzo, lo que derivó en "un escandalo fenomenal que no hace mas que perder la autoridad del Gobierno".

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, habló de "una partidización de las vacunas" y advirtió que se utilizaron "como si fueran del Frente de Todos y no de todos los argentinos pagada con los impuestos de todos los argentinos".

"Queremos saber por qué se terminó vacunando a una oligarquía política, a una oligarquía kirchnerista que lo que hace es utilizar los medios para ellos mismos. Utilizaron y armaron un sistema paralelo para ellos", se quejó la ex ministra de Seguridad, que compartió mesa con Cornejo y el titular de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, así como con líderes parlamentarios como Cristian Ritondo (PRO), Mario Negri (UCR), Martín Lousteau (UCR), y el auditor general Miguel Ángel Pichetto.

Al tomar la palabra en la sede del Comité Nacional de la UCR, Bullrich se hizo eco de la condena a Lázaro Báez que se conoció este miércoles y trazó una línea de continuidad con el "vacunatorio VIP" que tuvo como protagonista al renunciante ministro de Salud Ginés González García, quien permitió que en el edificio de su cartera se montara una sala de vacunación con personal del Hospital Posadas para inocular a allegados al Gobierno de forma discrecional.

"Es una línea de continuidad porque las vacunas que salieron del circuito que generaron una serie de privilegios, de discrecionalidad, comenzaron desde el primer día en que vino el primer avión a Ezeiza con las vacunas. El objetivo que tuvo el oficialismo fue la partidización de las vacunas", sentenció.

Para Bullrich, "hay una línea de apropiación de los bienes públicos para pasarlos al patrimonio personal de un corrupto.

La mecha del escándalo la encendió el viernes pasado el periodista Horacio Verbitsky quien en una columna radial relató con lujo de detalles cómo accedió a que le aplicaran la primera dosis de la vacuna Sputnik V gracias al favor de su "viejo amigo" González García.

"Desde Juntos por el Cambio le queremos decir a la ciudadanía que acá se muestran las diferencias entre una coalición que cree en la transparencia, en la igualdad ante la ley y en la verdad, contra alguien que está en el Frente de Todos que utiliza todo para beneficio de su propio partido o de su bolsillo. Ahí está la diferencia", resaltó.

Por su parte, Ferraro advirtió que producto de la vacunación paralela del oficialismo "hoy hay 3000 dosis que les están faltando a distintos argentinos", entre quienes mencionó a los distintos grupos de riesgo, y personal de salud y seguridad.

"En la provincia de Buenos Aires hay una apropiación de lo público, un manejo hipócrita y cínico partidario respecto del derecho que les asiste a nuestros conciudadanos de las dosis contra el Covid-19", apuntó.

A su turno, Pichetto reclamó al Gobierno que retome las negociaciones con la empresa Pfizer, pese a las condiciones inaceptables para el Estado que este laboratorio exigió, que tiene que ver con asegurarse activos soberanos a modo de garantía.

"El Gobierno debe retomar de manera urgente la negociación con la empresa Pfizer. Argentina fue un lugar de prueba de esta vacuna, donde 6.000 argentinos se vacunaron. Las explicaciones que dio el ministro que ha renunciado (González García han sido poco sólidas", consideró el dirigente peronista de JxC.

El ex senador rionegrino puso como ejemplo a Chile y Perú que ya compraron dosis de la empresa Pfizer, y subrayó que "es importante que se sumen a las otras vacunas" para generar un mayor volumen de dosis y así dar una mejor respuesta a la sociedad.

Escrito por
Buenos Aires, NA