Viernes, 18 Junio 2021 07:49

Otra disputa Nación-Ciudad por la educación: el Gobierno no quiere que los alumnos repitan

Tras los cruces por la presencialidad de las clases en medio de la segunda ola de coronavirus, el Gabinete de Alberto Fernández quiere que los alumnos sean promovidos al siguiente nivel. Los funcionarios porteños se oponen.

Las clases en pandemia. Las clases en pandemia. Foto NA

Tras semanas de cruces intensos por la presencialidad de las clases en medio de la segunda ola de coronavirus, el Gobierno nacional y el de la Ciudad de Buenos Aires volvieron a tensar relaciones luego que el Gabinete de Alberto Fernández reconoció su intención de que los alumnos sean promovidos al siguiente nivel sin que exista la posibilidad de repetir el año lectivo.

Así lo propusieron los funcionarios nacionales en el Consejo Federal de Educación, donde remarcaron la necesidad de repetir la medida adoptada en 2020, cuando todos los alumnos fueron avanzados, sin que las evaluaciones obligatorias acreditaran el conocimiento mínimo.

Del Consejo Federal realizado el martes pasado tomaron parte representantes de las 24 provincias, y el planteo de la secretaria de Educación nacional, Marisa Díaz, apenas fue rechazado públicamente por su par porteña, Soledad Acuña.

“Estamos poniendo el foco en la repitencia. ¿Qué estamos planteando nosotros en la excepcionalidad de la pandemia? No hay promoción automática. Los aprendizajes que quedaron pendientes hay que reorganizarlos con la propuesta de este año. Intensificar los aprendizajes no se traduce en ver lo mismo más rápido, es una propuesta pedagógica distinta, que tiene que garantizar esos aprendizajes con una propuesta distinta en cuanto a los contenidos”, aclaró el ministro nacional, Nicolás Trotta.

En declaraciones televisivas, agregó: “Por supuesto es difícil la situación que estamos transitando y que nuestro sistema educativo tenía enormes dificultades previo a la pandemia. Y tenemos que analizar no solo este año y medio de complejidad sino los 14 años de educación obligatoria”.

Es cierto que a diferencia de 2020, este ciclo permitió alternar entre la presencialidad y la virtualidad, e incluso que las escuelas y maestros se preparen de mejor manera para dictar clases a distancia.

Quizás por ese motivo Acuña, que conduce educativamente un distrito que solo frenó en los tres días de confinamiento estricto de algunas semanas atrás, criticó la idea de la Nación.

“Sí se considera nuevamente como un ciclo, lo que se está diciendo es que no habría repitencia, que todos los chicos pasan igual. Para poder tomar esa decisión se tiene que votar en el Consejo Federal Educativo, no es una decisión que puede tomar de manera unilateral el ministro Trotta”, señaló Acuña.

“Nosotros a priori, y a otros provincias que también lo manifestaron, no estamos de acuerdo con esto. Ya no solo no evaluamos, sino tampoco consideramos ni les decimos a los chicos lo que necesitan aprender, da lo mismo. El año pasado, los invito a que hablen con cualquier rector de una escuela secundaria y pregúntenles qué pasó una vez que se tomó la decisión de tener una unidad académica entre los dos años. El año pasado tenía sentido porque no tuvieron presencialidad ninguno de los chicos de la Argentina y veníamos de un año muy particular”, cerró.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA