Publicado el 15 de Julio de 2022 - 19:05 | Última actualización: 16 de Julio de 2022 - 08:08

Nueva dilación en una causa derivada del secuestro de Mauricio Macri en 1991

La Corte ratificó un fallo que ordenó readecuar las penas para policías acusados de aplicar torturas para esclarecer el secuestro de quien en 2015 llegara a la presidencia de la Nación.

Por
Mauricio Macri, tras recuperar la libertad en 1991. Mauricio Macri, tras recuperar la libertad en 1991. Foto: NA

La Corte Suprema ratificó un fallo que hace tres años ordenó readecuar las condenas para un grupo de integrantes de alto rango de la Policía Federal acusados de torturar a otros uniformados para que confesaran el secuestro de Mauricio Macri en 1991.

El máximo tribunal declaró “inadmisibles” los planteos de uno de los acusados, Carlos Jacinto Gutiérrez, contra la condena en su contra.

También desestimó el recurso de una de las víctimas, el también ex policía  Juan Carlos Bayarri,  por la decisión de dejar sin efecto las condenas y ordenar que se disponga un nuevo cálculo de pena.

En 2014, dos ex comisarios acusados de aplicar torturas a detenidos para “esclarecer” el secuestro de Macri fueron condenados a 16 años de prisión.

LEE: Massa reunió al Frente Renovador en San Fernando: críticas a Guzmán y apuesta a la unidad

El Tribunal Oral número 19 dispuso las condenas para los ex comisarios Carlos Alberto Sablich y  Carlos Jacinto Gutiérrez, en tanto que el ex secretario judicial Albano Larrea recibió la pena de tres años de prisión por “encubrimiento”.

Las condenas fueron aplicadas por los delitos de “privación ilegal de la libertad agravada y tormentos" en perjuicio del ex sargento  Bayarri y su padre, Juan José (fallecido), el primero de los cuales  permaneció 13 años preso hasta que la Justicia determinó que había confesado bajo apremios ilegales.

Los policías condenados por aplicar torturas apelaron el fallo y en 2015 obtuvieron una reducción de las penas de 16 años a nueve, pero nuevamente las defensas recurrieron la decisión y obtuvieron una nueva nulidad.

La Casación consideró que la nueva fijación de las penas “no ha sido suficientemente motivada, luce arbitraria y, por tanto, no puede ser considerada como un acto jurisdiccional válido”.

LEE: Macri celebró su sobreseimiento en la causa por espionaje: "Ganó la verdad"

Por ello anuló otra vez las condenas, apartó a los jueces del tribunal oral 19 y ordenó que un nuevo colegiado fijara las penas definitivas.

Ese fallo también fue apelado y llegó hasta la Corte Suprema, que en su último acuerdo y con las firmas de Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti, ratificó tácitamente que un nuevo tribunal, en este caso el Oral número 29 de la Capital Federal, debe establecer las penas.

Pero de los tres condenados, dos –Sablich y Larrea- murieron y la situación de Gutiérrez sigue sin resolverse pese al paso del tiempo, más de 30 años desde el secuestro de Macri y más de 20 desde el inicio de la investigación contra los policías por la aplicación de torturas.

Macri fue secuestrado el 23 de agosto de 1991 por una supuesta “Banda de los Comisarios”, quienes rápidamente “confesaron” el delito, pero una década más tarde todo se desmoronó cuando la Cámara Federal anuló el proceso porque comprobó que los supuestos responsables habían confesado la autoría del hecho bajo la aplicación de tormentos.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina