Domingo, 12 Diciembre 2021 06:15
Por Antonio D'Eramo

Montenegro se apura para tener lista las fotomultas con las que Mar del Plata recibirá a los turistas

Los visitantes de este verano en la Feliz no necesitarán presentar un pasaporte sanitario pero deberán cuidarse como nunca para no cometer ninguna infracción de tránsito porque el municipio de General Pueyrredón ya tiene preparadas multas de hasta 100.000 pesos.

Montenegro se apura para tener lista las fotomultas con las que Mar del Plata recibirá a los turistas Foto NA: gentileza 0223

Por Antonio D’Eramo

La imposibilidad de comprar un pasaje de avión en cuotas y en dólares significó la campana de largada para el intendente de Juntos de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, para ilusionarse con una temporada de verano con récord de turistas en la ciudad cabecera del partido, Mar del Plata.

Veraneantes de todo el país que usualmente circulan con sus propios rodados cuyos dueños, en tiempo estival, suelen relajarse y cometer numerosas infracciones, deberán tener una paciencia gandhiana, para no convertirse en émulos del “Bombita” interpretado por Ricardo Darín en la película Relatos Salvajes.

El porteño ya conoce la voracidad fiscal de su propio Estado. La cantidad de multas que puede recibir por infracciones leves termina siendo un golpe a su bolsillo. Por lo que, recientemente, Montenegro les trae novedades. En Mar del Plata, la pesadilla de las fotomultas funcionará a pleno durante el verano 2022.

Fotomultas para todos y todas

Desde el 10 de diciembre, las cámaras del Centro de Operaciones y Monitoreo (COM) marplatense se encuentran vigilando en busca de infractores de tránsito a través de cámaras ubicadas en puntos estratégicos de la ciudad balnearia.

El equipo que supervisará las cámaras prestará atención en cuatro infracciones consideradas las más importantes  El estacionamiento en doble fila, el cruce de semáforos en rojo, los giros no permitidos y el estacionamiento indebido.

El valor de las multas puede arruinar el veraneo de cualquiera. Por cruzar un semáforo en rojo, estacionar en doble fila o realizar un giro indebido, las multas pueden ir desde las 300 UF hasta las 1000 UF, de modo que el costo de estas infracciones oscila entre los $ 27.300 hasta los $ 91.000. El elevado costo se justifica porque la legislación vigente considera que se trata de "faltas graves".

Las multas, según lo establecido por ley, se calculan en base a Unidades Fijas (UF), cuyo valor se rige por el precio de un litro de la nafta con mayor octanaje, según lo que informa el Automóvil Club Argentino (ACA) con sede en La Plata. Actualmente, ese valor se modifica de manera bimestral ,por lo que para enero se espera otra suba.

Las faltas menores costarán lo necesario como para cambiar el ánimo de todos los conductores, cuando se sienten a pensar de donde van a sacar el dinero para pagarle a la Municipalidad de General Pueyrredón.

Por ejemplo, estacionar en un lugar no permitido, puede ser pasible de una sanción de entre 100 y 500 UF, cuestión que en términos económicos se traduce entre $9.100 y $45.500. En este caso, se trata de una falta "menor" con un monto mayor, capaz de equiparar lo que ganan muchos argentinos en un mes.

Por otra parte, la contundente victoria de Montenegro en las recientes elecciones, le otorga un margen de acción importante. La lista de Juntos liderada por Guillermo Montenegro mantuvo su diferencia en las P.A.S.O. y derrotó por 46,95% de los votos al Frente de Todos que apenas obtuvo el 27,6 % de los sufragios emitidos.

De esta manera, el oficialismo local se quedó con la mayoría en el Concejo mientras que el peronismo, logró renovar las cuatro bancas que puso en juego de la elección en 2017.

Con el aval político asegurado, el intendente quiere tener aceitado todo el funcionamiento de las fotomultas para cuando arriben los primeros turistas a la Felíz. Para ello, necesita cerrar antes de Navidad con una casa de estudios, que le permita implementar las fotomultas que tuvo una experiencia traumática en el pasado en Mar del Plata.

Las fotomultas regresarán a la ciudad balnearia después que, en agosto del año pasado, se diera de baja el contrato con la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de La Plata por reiterados fallos e incumplimientos producidos desde el año 2018.

Prácticamente, las fotomultas dejaron de aplicarse en Mar del Plata a fines de 2019 después de que se disolviera la comisión de seguimiento, responsable de convalidar las multas, tras la renovación de autoridades en el Concejo Deliberante.

El nuevo sistema de fotomultas que impulsa la oficina de Tránsito estará compuesto por 200 cámaras de detección de cruces de semáforo y otros 50 cinemómetros fijos.

Durante la gestión del antecesor de Montenegro, Carlos Arroyo, sólo estaban disponibles 50 cámaras.

Se espera que Montenegro ponga en marcha el renovado sistema a través de un decreto ad referéndum y el Municipio comience con la instalación del equipamiento en el transcurso de la temporada de verano.

Si bien Mar del Plata es uno de los destinos ideales para desenchufarse de las presiones y los compromisos, la decisión de Montenegro de no perder ni un solo día de recaudación extra durante el verano, le asegura al turista una ración diaria de estrés.

Todo indica que no sólo los comerciantes marplatenses buscarán recuperar el tiempo y el dinero perdido por la crisis del coronavirus desde el verano del 2020 sino que también los funcionarios del intendente Guillermo Montenegro buscarán tener todo preparado para recaudar lo que no se pudo en la temporada pasada.

 

Escrito por
Buenos Aires, NA