Miércoles, 28 Abril 2021 11:15

Massista y con "expertise" en transporte: los requisitos del sucesor de Meoni

Alberto Fernández y Massa avanzan en la búsqueda de un nuevo ministro. Buscan a alguien que conozca el área porque hay proyectos importantes en ejecución. Aunque no hay apuro, el Gobierno no quiere demorar la decisión.

Massista y con expertise en transporte: los requisitos del sucesor de Meoni Massista y con expertise en transporte: los requisitos del sucesor de Meoni NA-Damián Dopacio


Tras el fallecimiento de Mario Meoni en un accidente automovilístico, el presidente Alberto Fernández avanzará en los próximos días en la elección de un nuevo ministro de Transporte que saldrá de las distintas alternativas que le acercó el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

La silla del Ministerio de Transporte le había quedado a Massa en el reparto de fichas que hicieron los tres pilares del Frente de Todos -Alberto, Cristina y el propio Massa- y el actual titular de Diputados conservará el lugar para uno de los suyos.

En el Gobierno remarcan que Meoni será difícil de reemplazar porque llevaba adelante una gestión "transparente y eficiente" en un área que en gobiernos anteriores fue altamente discutida como es Transporte.

Si bien en un comienzo Meoni aparecía como uno de los ministros que tenía detractores en el ala kirchnerista del Frente de Todos, rápidamente el oriundo de Junín consiguió la aprobación y el respeto de los miembros del frente con una agenda que incluía dirigentes políticos, sindicalistas y empresarios.

Aunque en los últimos días aparecieron numerosos nombres como posibles sucesores, según pudo saber NA, en las últimas horas ha ganado fuerza la idea de entregarle el cargo a alguien que ya conozca en detalle la agenda que estaba llevando a cabo el Ministerio.

En Casa Rosada explicaron que esta decisión se debe a que Meoni tenía en marcha numerosos proyectos estratégicos muy importantes para el desarrollo del país, por lo que será clave que quien llegue al cargo tenga un conocimiento detallado de estos procesos.

La lista de candidatos se acorta bastante cuando se le suman los requisitos indispensables que debe tener el sucesor: conocer el área en detalle y responder a Sergio Massa.

Una de las alternativas que figura es la de elevar el rango de Martín Marinucci, el titular de Trenes Argentinos.

También aparece como una posibilidad que vaya a esa silla la diputada Cecilia Moreau, que tiene como valor agregado el compartir con Meoni las raíces en el radicalismo, pero desde su entorno niegan que pasará al gabinete pero no conoce el área de transporte.

Por último, figura también el diputado nacional Ramiro Gutiérrez, quien viene del Frente Renovador y en el momento que la coalición llegó al Gobierno se especulaba que podría integrar el gabinete, pero no tiene experiencia en Transporte.

Entre los varios conflictos que heredará el sucesor de Meoni aparecen: la negociación con las empresas de colectivos, que piden un subsidio más importante a la par que sus trabajadores reclaman un aumento salarial que por ahora se encuentra el conciliación obligatoria; numerosas obras vinculadas a las rutas y a las líneas férreas; y, el más importante en términos estratégicos, la futura licitación de la hidrovía.

La licitación de la hidrovía era uno de los ejes centrales de la gestión de Meoni, que tuvo que dar una batalla interna contra el ala kirchnerista que pedía la estatización del dragado.

La concesión vigente que opera el consorcio Hidrovía SA (integrado por el grupo belga Jan de Nul y la local Emepa, de Gabriel Romero) se termina el 30 de abril y se especulaba que Meoni iba a conceder una extensión temporaria a la actual operadora.

Esa extensión funcionaría hasta que se haga cargo el nuevo concesionario, que surgirá de la licitación internacional que arrancaría después de junio con el fin de definir al ganador en los primeros meses de 2022.

Cabe destacar que quien reemplace a Meoni puede tener otros planes para la hidrovía, la cual genera un importante interés internacional incluso en un clima en el que los empresarios consideran desalentador invertir en la Argentina.

Escrito por
Buenos Aires, NA