Domingo, 05 Diciembre 2021 12:24

La nueva Cámara de Diputados: se multiplican los bloques en medio de una extrema polarización

La llegada de nuevos diputados multiplicará la cantidad de bancadas en la Cámara Baja a partir del 10 de diciembre. Juntos por el Cambio y el Frente de Todos se encuentran en medio de una extrema paridad.

La nueva Cámara de Diputados: se multiplican los bloques en medio de una extrema polarización

La nueva Cámara de Diputados tendrá una composición similar a la que había en los dos primeros años de mandato de Alberto Fernández, pero es esperable que al oficialismo le cueste un poco más reunir quórum y sancionar leyes que no tienen el apoyo de Juntos por el Cambio.

En el Frente de Todos las cosas seguirán más o menos el mismo curso, y no habría sobresaltos pese a las tensiones internas: será en principio la bancada más grande con 118 legisladores (uno menos que los que tenía), con Máximo Kirchner ejerciendo la conducción del bloque.

En Juntos por el Cambio, por el contrario, sufrirá una mayor dispersión ya que habrá más bloques que convivirán con las tres bancadas fundadoras de Cambiemos (PRO, UCR y la Coalición Cívica).

Serán 116 diputados en total, al filo de la paridad con el oficialismo, pero los liderazgos y la conducción asoman bastante más borrosos, en un escenario surcado por las diferencias internas.

En el PRO, la presidenta del partido a nivel nacional, Patricia Bullrich, máxima exponente del grupo de "halcones", intentó patear el tablero imponiendo a Waldo Wolff como jefe de bancada, pero no le dieron los números.

Cristian Ritondo recibió el apoyo mayoritario y le torció el brazo a Bullrich, que no le quedó más alternativa que capitular y aceptar la conducción del sector de "palomas" vidalistas y larretistas.

El PRO tendrá tres bancas menos de las que tenía hasta este año, pero será la bancada más numerosa y por eso Ritondo se proyecta como la opción más factible para ocupar la presidencia del interbloque.

LEER MÁS: Sin justicia social no hay justicia ambiental

Negri quiere conservar ese cargo pero primero debe surfear las olas internas y evitar el quiebre de su bloque.

El sector del senador Martín Lousteau en Diputados jugó a fondo sus cartas y amenaza con romper y armar un bloque propio si Negri es proclamado como jefe del bloque de la UCR. 

Lousteau, quien maneja a cerca de 15 legisladores radicales, promueve a Yacobitti para reemplazar al cordobés, y como argumento esgrimen que Negri perdió la interna en Córdoba con Luis Juez. 

Para este grupo, para gobernar es necesario renovar y eso debe hacerse sobre la base de la representatividad social que la ciudadanía expresó en las urnas.

Sin embargo, el cordobés se adelantó y reunió a un grupo mayoritario de legisladores para garantizar la continuidad como presidente de la bancada radical.

Si la UCR se divide en dos, quedará por un lado el radicalismo y por el otro Evolución, el nombre identificado con Lousteau. 

La Coalición Cívica se achicará en la próxima composición parlamentaria y tendrá 11 integrantes, tres menos de los que posee hasta el 10 de diciembre.

Surgirá un cuarto bloque que surge de la alianza entre un ex PRO como Emilio Monzó (ex presidente de la Cámara de Diputados, enemistado con Mauricio Macri) y la líder del GEN, Margarita Stolbizer.

Esta bancada estará integrada por cuatro miembros, sumando a Domingo Amaya y Sebastián García de Luca.

Después en JxC habrá un bloque pequeño de dos puntanos y algunos monobloques como el de Ricardo López Murphy.

Por fuera de las dos grandes coaliciones estará el interbloque Federal, que en principio contaría con ocho integrantes, entre los cuales estarán los peronistas Graciela Camaño, "Topo" Rodríguez y la novedad de la incorporación de Florencio Randazzo.

Este bloque, que antes se llamaba "Consenso Federal" y estaba referenciado con el lavagnismo, ahora adoptará el nombre de "Identidad Bonaerense".

Esta bancada se asociará dentro del interbloque Federal con los tres diputados cordobeses que responden al gobernador Juan Schiaretti, y a los dos santafesinos del Partido Socialista.

El Frente de izquierda, en tanto, duplicará su número de miembros pasando a conformar un bloque de cuatro legisladores con mandato hasta 2025: Myriam Bregman, Nicolás del Caño, Romina del Plá y Alejandro Vilca.

El espacio liberal tendrá también a cuatro representantes: por un lado Javier Milei y Victoria Villarroel, diputados electos por la Ciudad de Buenos Aires, y por el otro lado José Luis Espert y Carolina Píparo que representarán a la provincia de Buenos Aires.

Todavía no está claro si los dos espacios estarán fusionados en una sola bancada o si jugarán en el Parlamento en bloques separados.

La incógnita es si subsistirá en la nueva composición parlamentaria el interbloque Unidad Federal para el Desarrollo que solía conducir el mendocino José Luis Ramón, y que funcionó como una suerte de apéndice del oficialismo en los dos primeros años de gestión del Frente de Todos.

Si se mantiene ese espacio y no hay fugas hacia otros espacios, allí convivirían los tres diputados del Frente de la Concordia misionero y dos legisladores de Juntos Somos Río Negro, formando un interbloque de cinco integrantes.

El otro interrogante es cómo se alineará el riojano Felipe Álvarez, quien podría formar un monobloque o asociarse a algún otro espacio.

La misma duda le cabe a Rolando Figueroa, diputado electo por el Movimiento Popular Neuquino (reemplazará a Alma Sapag).

Escrito por Sebastián Hadida
Buenos Aires, NA