| Última actualización: 29 de Septiembre de 2022 - 16:07

La Corte ratificó la sanción a un juez de la Cámara de Casación por ordenar la detención de una empleada

La funcionaria se había negado a realizar un inventario y el juez dispuso su detención. Para la Corte, fue "una extralimitación en el modo como ejerció sus facultades".

Por
Juan Carlos Gemignani. Juan Carlos Gemignani. Foto: NA - CIJ

La Corte Suprema confirmó la quita del 30 por ciento del sueldo del juez de la Cámara de Casación Juan Carlos Gemignani por ordenar la detención de una secretaria letrada que se negó a efectuar un inventario de muebles y computadoras que le ordenó el magistrado. 

El máximo tribunal, con las firmas de los jueces Horacio Rosatti, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti, ratificó la sanción aplicada por el Consejo de la Magistratura por un episodio ocurrido en 2016.

Gemignani le ordenó a la funcionaria María Amelia Expucci que realizara un inventario sobre mobiliario que había enviado a la Cámara el Ministerio de Planificación, a cargo de Julio De Vido, en las postrimerías del gobierno de Cristina Kirchner. Expucci se negó a hacerlo porque no le correspondía, ante lo que Gemignani ordenó su detención, que se extendió por casi dos horas y cesó por la intervención de otro juez federal.

Gemignani fue sancionado por el capítulo disciplinario que habla de “faltas a la consideración y el respeto debido a otros magistrados, funcionarios y empleados judiciales, y a actos ofensivos al decoro de la función judicial, el respeto a las instituciones democráticas y los derechos humanos o que comprometan la dignidad en el cargo”.

LEE: Absolvieron a Milani en el juicio por enriquecimiento ilícito

Para la Corte, la conducta que asumió Gemignani “denota una extralimitación en el modo como ejerció sus facultades frente a la negativa de la funcionaria afectada a dar cumplimiento a su orden”.

La actitud de ordenar su detención “denota ciertamente la exorbitancia del proceder del juez sancionado, considerando como estándar el marco normal y habitual que se desarrolla cotidianamente la tarea judicial”, sostuvo la Corte. El fallo le reprocha “mezclar contextos gobernador por principios propios y no susceptibles de tan ligera interpretación cuando postula la preeminencia de la resolución penal por sobre la administrativa”.

Gemignani tuvo una causa penal por presunta “privación ilegal de la libertad” de la funcionaria cuya detención ordenó, pero fue sobreseído. “Ello no excusa necesariamente, como ha ocurrido en el caso, su responsabilidad funcional o disciplinaria”, advirtió no obstante el máximo tribunal. La quita del 30 por ciento del sueldo se realizará por una única vez.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina