Lunes, 03 Mayo 2021 10:02

La Corte dejó firme la condena a un ex juez por una estafa con las curtiembres Yoma

El máximo tribunal se pronunció en una causa que tramitó durante 17 años y recorrió todos los vericuetos del Poder Judicial.

El ex juez en lo Penal Económico quedó a un paso de tener que cumplir la condena a prisión efectiva. El ex juez en lo Penal Económico quedó a un paso de tener que cumplir la condena a prisión efectiva. .FOTO NA:DAMIAN DOPACIO-jlp

La Corte Suprema dejó firme la condena a cuatro años de prisión e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos contra el ex juez en lo Penal Económico Carlos Liporace por “peculado”, al sustraer más de ocho millones de pesos embargados de la AFIP para las curtiembres Yoma.

El máximo tribunal declaró “inadmisibles” los últimos recursos de apelación presentados por el ex magistrado y por el empresario Guillermo Yoma, también condenado a cuatro años de cárcel.

El fallo, firmado por los jueces Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, otorga a la sentencia fuerza de “cosa juzgada”, por lo que el ex juez deberá comenzar a cumplir efectivamente la condena.

Liporace y Yoma fueron condenados por una maniobra que se comenzó a cometer en los 90, cuando la curtiembre fue embargada en el marco de una causa por presuntas irregularidades en la liquidación y reembolsos de exportaciones.

La AFIP había embargado unos 11 millones de pesos en el marco de una causa que tramitaba en la Justicia de La Rioja, pero el juez Liporace, que tenía un expediente en Buenos Aires, ordenó poner a disposición de la empresa 8.544.050,73 pesos.

Rápidamente la maniobra fue advertida y revertida, pero cuando las autoridades tributarias intentaron recuperar el dinero del embargo, ya no estaba en las cuentas de la curtiembre.

Liporace fue condenado en 2015 pero la Cámara de Casación ordenó revisar el monto de la pena.

Dos años más tarde, la condena quedó fijada en cuatro años y desde entonces la Corte Suprema tenía a estudio la última apelación de las defensas de los imputados.

En su último acuerdo, y después de 17 años de tramitación del expediente, la condena finalmente quedó firme.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA