Jueves, 09 Septiembre 2021 10:33

La Cámara de Casación revisará la validez de los datos obtenidos del celular de Marcelo D'Alessio

Concedió un recurso de apelación de la defensa del falso abogado, quien sostiene que fue un acto que causó la "autoincriminación" de su defendido.

El falso abogado Marcelo D'Alessio. El falso abogado Marcelo D'Alessio.

La Cámara Federal de Casación Penal deberá resolver si la extracción de datos del teléfono IPhone del falso abogado Marcelo D’Alessio, que disparó la primera causa por presunto espionaje ilegal y extorsión que salpicó a funcionarios públicos y judiciales, fue válida o no.

La Cámara Federal de Mar del Plata hizo lugar a un planteo de la defensa de D’Alessio, a cargo del abogado Claudio Fogar, y de la del suspendido fiscal de Mercedes Juan Ignacio Bidone, en manos del abogado Diego Álvarez Bognar. Ambos apelaron la decisión del propio tribunal marplatense, que el 12 de agosto pasado ratificó la validez de la extracción de información. El tribunal avaló la decisión adoptada en primera instancia por el ex juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla “por la que no se hace lugar al planteo de nulidad”.

La documentación extraída del teléfono de D’Alessio es fundamental para la continuidad de la causa, puesto que si se declarara su nulidad difícilmente la investigación pudiera seguir adelante y, más aún, todo lo realizado hasta ahora también podría ser anulado.

Los camaristas marplatenses Alejandro Tazza y Eduardo Jiménez resolvieron “conceder los recursos de casación interpuestos en autos,  emplazándose a los interesados a que comparezcan ante el Alto Tribunal en el término de ocho días”. Luego de ese plazo, las actuaciones quedarán en manos de la Cámara de Casación para una determinación final.

La defensa de D’Alessio argumentó que la decisión del juez Ramos Padilla para acceder al teléfono “implica el uso de la fuerza para lograr que el encartado se autoincrimine” y, en consecuencia, pidió la nulidad de la extracción “ilegal” de las claves de los dispositivos electrónicos.

Escrito por
Buenos Aires, NA