| Última actualización: 28 de Diciembre de 2022 - 15:17

La agenda del Gobierno 2023: tacticismo delictivo y trampa electoral

Diciembre fue el mes de las confirmaciones: se confirmó que somos campeones del mundo con un Lionel Messi fantástico como bandera y que el año 2022 será recordado como el año del fin del relato del kirchnerismo.

Por Álvaro de Lamadrid
El presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Kirchner. El presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Kirchner. Foto: NA

“Lo de Alberto de la pandemia para acá fue lamentable", concluyeron los gordos de la CGT y Sergio Massa con los gobernadores peronistas.

Es increíble, que quienes entregados a los desvaríos de Cristina Kirchner permitiéndole construir un Presidente testimonial, ahora, ante la previsible condena de la vicepresidente, solo se lamenten y no propongan una agenda que permita frenar la decadencia institucional, económica y social que nos han legado.

Diciembre ha sido el mes de las confirmaciones. Se confirmó que somos campeones del mundo con un Lionel Messi fantástico como bandera. Y se confirmó que el año 2022 será recordado como el año del fin del relato del kirchnerismo.

Perdieron la batalla cultural que habían ganado en base a su simulacro de abrazarse a los Derechos Humanos y a los pañuelitos verdes. La Scaloneta le puso los clavos al cajón no queriendo ni acercarse a ellos y ya nadie cree en las ideas mesiánicas de Cristina Kirchner y su legión de iluminados pibes camporistas que luchan por la liberación.

Esto no implica atacar las ideas progresistas, que son las ideas del progreso, sino correr el velo y desenmascarar a los Kirchner, que, como hemos gritado dando un testimonio político incansable en los últimos 25 años, nunca fueron "progres", sino solo una banda de ladrones y forajidos corruptos que quisieron fundar su propio "capitalismo de amigos" al estilo de la “nomenclatura rusa”, “los jerarcas de la dictadura cubana” o “los enchufados” en Venezuela. El parroquialismo feudal de Santa Cruz, con sus matices, es preexistente a la Venezuela chavista, la Bolivia de Evo, Ecuador de Correa y Perú de Catillo.

Todo el Gobierno, quería recibir a los campeones del Mundo. Se desesperada un Presidente totalmente decadente, que, obligado por Cristina Kirchner, se encuentra conspirando con los Gobernadores peronistas, para alzarse contra un fallo de la Corte. Hasta la declaración posterior de que cumplirá el fallo fue una ratificación de que no la harán y sólo buscan ganar tiempo y dilatar el tema.

Tildaron de "desclasados" a los jugadores, cuando no quisieron "contaminar" su legítimo logro, con un Presidente decadente, cómplice y encubridor de las fechorías de CFK y de sus cajeros, hoy en pleno “plan castillista” de desactivar el congreso y desconocer las sentencias de la Corte.

Los jugadores de la Selección nos dieron una lección colosal de libertad de pensamiento e independencia de criterio, del que carecen muchos políticos, personalidades de la academia, periodistas y analistas.

Quedó claro que el "nosotros" del kirchnerismo no incluye a todos los argentinos sino a quienes son parte de su estructura mafiosa de poder de dádivas y obediencia.

Se sintieron incómodos de no poder manipular los festejos de la consagración mundialista y orientarlos hacia un relato oficial que los beneficiara. Los argentinos en las veredas, calles, autopistas, balcones, plazas y rutas, sintieron alegría y libertad, algo visto como peligroso para el kirchnerismo. Quisieron extorsionar a la Selección. Era fácil, generar un desmanejo en el recorrido del micro de la Selección, que pusiera al Gobierno en la posibilidad de llevar a los jugadores a la Rosada. “Los llevamos a saludar a la gente que espera” fue la celada, producido el lógico momento de evacuación. No les resultó.

Wado de Pedro, antes en la madrugada, fue con el traje de candidato a Ezeiza con otros cajeros de La Cámpora y la Scaloneta no le dio ni la hora. Algo nos enseñan estos chicos, no se bancan los ventajeros de la política.

Cuando no son anfitriones, otro no puede festejar. Cuando les decís que no, te transformas en enemigo. No saco rédito político, entonces te boicoteo. Demostraron que son incapaces de representar a los argentinos.

Hoy quedo claro, además que movés una rama y aparecen ramificaciones y hay ejemplos evidentes de la matriz piramidal de corrupción por la cual se condenó a Cristina Kirchner. El caso Skansksa, con el procesamiento al ex Secretario de Energía Daniel Cameron, nos muestra un claro precedente de la corrupción K en la energía. "Los Zacarías", colaboradores santacruceños y nexo de los K con el narcotráfico mexicano es otra rama oculta de la matriz piramidal de la corrupción que llega a juicio.

La matriz piramidal de corrupción por la cual fue condenada Cristina Kirchner, no es solo de obra pública. "Los Zacarías"; colaboradores de Néstor y Cristina Kirchner y el puntero también santacruceño Jorge Lazota, fueron el nexo con el narcotráfico mexicano. Hoy la Justicia saca a la luz esto que era un secreto a voces.

La magnitud y corrupción gubernamental del narcotráfico de los K deja a Breaking bad como una anécdota menor.

Jorge Lazota fue condenado y aceptó la condena en juicio abreviado. Y los hermanos Zacarías, con procesamiento firme, van a juicio oral.

Hay pruebas contundentes del nexo de los K con el narcotráfico mexicano. Se usaban las pistas de la provincia del Chaco para mandar la efedrina al cartel de Sinaloa. Allí se hacía cristal y otras metanfetaminas. Lazota fue clave porque viajo a México a reunirse con los narcos.

Que casualidad que los colaboradores más cercanos de los K fueran lavadores de dinero (Daniel Muñoz, quien también tuvo relaciones con narcos mexicanos, Ricardo Barreiro, Rudy Ulloa, Fabián Gutiérrez) o narcotraficante (Los Zacarías, Jorge Lazota) pero la única oveja descarriada para Cristina Kirchner, fuera José López. ¿Le echará toda la culpa por haber hablado de más?.

Milagro Sala con condena confirmada por la Corte, era otro eslabón de la matriz piramidal de Cristina Kirchner y no solo recaudaba con la obra pública, sino que, a través de la Túpac, tenía nexo con el narcotráfico con el clan Mamani. Otro secreto a voces en el Norte argentino.

Con todo esto que venimos señalando, queda más que claro que Cristina Kirchner fue condenada por una porción muy pequeña de sus fechorías. La asociación ilícita se puede representar como un pulpo de muchos tentáculos.

Una de las ramificaciones más oscuras es su caja proveniente del narcotráfico. Los Zacarías, Lazota y también Milagro Sala, son inocultables ejemplos. Y todo esto aparte de los vínculos con el narcotráfico de Miraflores, Maduro, Diosdado Cabello y las Farc, organización criminal narco, que tiembla con que Alex Saab cuente las andanzas del grupo para acortar su condena.

El plan de demolición institucional encontró un límite en la Corte y en la parte sana del Poder Judicial lucha por alejarnos del "castillismo" con el que sueña Cristina Kirchner. El Gobierno, siguiendo sus instrucciones de CFK, pidió por la restitución de Pedro Castillo en Perú. Hubiera sido el sueño dorado de Cristina disolver el parlamento y el poder judicial, por eso comprende la aberrante conducta del ex presidente peruano.

La cultura del indulto que impulsan algunos inescrupulosos no pueden borrar la ignominia de los que defraudaron al pueblo argentino ni a los que hacen de la política un caldo de cultivo para el narcotráfico.

La narco organización Túpac con un acampe en Plaza de Mayo y con apoyo del Gobierno pidió el indulto de la narco Milagro Sala, que ya tiene condena firme. La propuesta de indulto a la narco Milagro Sala y la movilización del narcopiqueterismo jujeño, es un tubo de ensayo para ver cómo reacciona la sociedad. El primer paso fue cuestionar a la Justicia tildándola de "partido judicial", el último paso es instalar la cultura del indulto para hacer zafar a Cristina Kirchner sus cajeros y cómplices, de todas las condenas que se avecinan.

LEE: Rodríguez Larreta le respondió a Alberto Fernández: “Quiere hacer trampa para seguir incumpliendo el fallo”

Solo piensan en cómo mantener el poder y en su sobrevida política, no dudan en pisar cabezas con su mano de obra rentada de la Cámpora y sus matones del poder. Son la anti política del desprecio a la legalidad.

Ante otro acto de mala praxis del Gobierno Nacional, la Corte ha fallado ordenando restituir los fondos confiscados a CABA. Cristina Kirchner, con su plan Castillista de que no concibe una justicia independiente. Quiere dinamitar la seguridad jurídica del país, condicionando al Presidente para, tal como hizo ella con el fallo del senador Luis Juez, se alce contra los fallos de la Corte.

El Gobierno atrasa dos siglos. No se trata de volver al gastado debate entre unitarios y federales. Se trata de respetar la división de poderes o privilegiar la visión de un castillismo autócrata al margen de la ley.

En concreto, un tembladeral jurídico que espanta a cualquier inversor. Si en este país ni el Gobierno acata al más alto órgano judicial, que expliquen qué garantías piensan dar a quien desea invertir.

Desde el alzamiento de los Kirchner contra la Corte en el caso del Procurador Eduardo Sosa (2009) hasta hoy (fallo coparticipación de CABA) han pasado otras integraciones de la Corte, pero el desprecio por la división de poderes y por las decisiones judiciales, han permanecido invariables. Es una forma de gobernar, como dice Nino, al margen de la ley.

El cotejo de la desobediencia sistemática de los Kirchner por más de una década hace caer su teoría que la culpa de todos los males es la actual Corte. Tampoco han respetado las anteriores. De allí, que sean admiradores de Fidel, Chávez y Castillo, autócratas que desprecian un poder judicial independiente.

Cristina quiere, como hizo en Santa Cruz con Carlos Zannini como presidente, una Corte a su medida, que la absuelva a ella, a sus cómplices y a la narco Milagro Sala, de todos sus crímenes.

Raul Zaffaroni habló de un caos jurídico por el fallo de la Corte. Actuando como magistrado de la Corte “del caso Sosa”, fue testigo directo, de cómo la familia Kirchner, desobedecía su propio tribunal.

Decidieron no acatar lo resuelto por la Corte y siguen sin cumplir. Hacen lo que hicieron siempre: mentir y engañar. Los anuncios son chicanas del Gobierno como el recurso de revocatoria in extremis y la recusación de los miembros de la Corte, todo para dilatar el cumplimiento.

Se robaron los dineros del erario público y destruyeron el país. No acatan fallos de la Corte y tiran del mantel de la democracia. Vengo alertando acerca del riesgo de que pretendan violar la voluntad popular para quedarse como sea. Ya hicieron trampas antes para ganar perdiendo.

Esto que ocurre con la coparticipación, me hace acordar al Interconectado, cuando los Kirchner en Santa Cruz y luego desde 2003, en la Nación usaban los fondos que pagaban todos los argentinos con el seis por mil en su boleta y les daban otro destino a esos fondos y nunca cumplían. Ni hablar de los 1.500 millones de dólares de los fondos de Santa Cruz, robados a los santacruceños, sin rendir cuentas, a la justicia, al tribunal de cuentas y a la legislatura provincial.

Hay una sola realidad, Cristina Kirchner y Milagro Sala, están condenadas como corruptas. Como dijo Lennon "el sueño terminó" y la gente ve espantada lo que vio la Scaloneta, el ocaso de un Gobierno decadente y sin rumbo.

En el ocaso se pretende reivindican atentar contra el orden democrático y la apología de la corrupción con la obra pública.

La "nueva" agenda que propone el Gobierno 2023.

- Unitarios vs federales

- Indultos a condenados por corrupción

- Desactivar y cerrar el Congreso

- Alzamiento contra la Corte

No existe medida alguna en Educación, Salud, Seguridad, jubilados, Desarrollo, Energía y reducción de Inflación.

Dejamos atrás otras agendas delictivas del histórico “tacticismo delictivo” ideado por el maoísta y secuaz de los K, Carlos Zannini: Reforma judicial, Control de medios, Ley del odio para acallar opositores y periodistas, Expropiaciones privadas. Todo no se puede muchachos.

Este año la inflación llegó al hueso de los argentinos y ni el insensato Presidente testimonial, ni el mentiroso Ministro de Economía Massa, ni la perversa vicepresidente, convocaron a los Gobernadores para combatirla. Salió una sentencia de la Corte para reparar una barrabasada del Gobierno y los convoca instigando la sedición.

De la justicia que no claudicó depende que haya rendición de cuentas y no gane el delito y la impunidad. De la sociedad argentina depende que salvemos la democracia y podamos concretar la República.

El peligro es que no se quieran ir por votos. En 2015 Cristina no entrego los atributos del mando, ahora bien, puede planear no entregar el mando y apelar a la trampa electoral para seguir.

Estamos sucios y con el agua lejos. Hay que echar luz. La luz nos limpia. El país no sale con una propuesta opositora que resulte una licuadora. Se puede perder una elección en democracia, pero no sé puede perder la democracia en una elección.

Cristina Kirchner pone en crisis la democracia. Se siente con derecho a todo. Piensa que ganar una elección le da derecho a tomar el Estado por asalto y usarlo a su antojo. Para Cristina Kirchner robar y violar la CN es un acto de servicio para que la oligarquía kirchnerista se mantenga en el poder.

Tras el populismo del kirchnerismo todo termina siempre en el código penal. La desobediencia judicial de CFK debe ser castigada penalmente. Políticamente corresponde tramitar el juicio político del Presidente y la Vice por mal desempeño y delitos en el ejercicio de la función pública.

La paradoja, es que usando los fondos y dineros públicos, Cristina sigue librando su guerra contra la democracia y la justicia. Organiza actos, marchas y desmanes con militancia rentada de la Cámpora, los sindicalistas mafiosos y el narcopiqueterismo de Grabois y las organizaciones sociales gerentes de la pobreza.

Cristina corre para adelante cómo los prófugos. Y mientras se resguarda en sus fueros se defiende mafiosamente sin tener empacho en cometer nuevos delitos para salvarse.

El comienzo de toda ésta historia la denunciamos y contamos en el libro: “El Pingüino Emperador”. Fue en 2002; la compra de la candidatura presidencial con el uso de los fondos de Santa Cruz. Quien paga para llegar, llega para robar y no cambiar nada. Los Kirchner, la historia de toda una vida delinquiendo. Para recuperar lo invertido, días antes se creó Austral Construcciones que engloba las empresas constructoras santacruceñas que los Kirchner se fueron quedando a lo largo de más de 10 años en el poder provincial.

Cristina no renunció a nada ni abandonó ninguna candidatura, ni se corre de nada. Sólo muestra que se va a radicalizar aún más. Busca un operativo clamor exculpatorio que le suplique volver y le permita llevar adelante una gran trampa electoral con epicentro en la Provincia de Buenos Aires.

Mientras tanto el Presidente testimonial Alberto Fernández, no tiene asegurado completar el tiempo que le queda en el cargo, dependerá de Cristina Kirchner, si ésta decide hacer conciliar su presidencia real con la formal y afrontar las elecciones de ése modo.

Alberto Fernández ya piensa y actúa como ex presidente. De lo único que se va a jactar, en el futuro, es que en su Gobierno fue condenada Cristina. Lo va a decir. Es que, en ese tiempo, será lo único que considere le dará sobrevida política.

Argentina va a salir. Nos va a costar, no será fácil, pero se sale con luz. No se puede cerrar la gruita por la fuerza. Se sale con cárcel y castigo a la corrupción, sin anuencia con el narcotráfico y produciendo cambios estructurales de fondo que aseguren cambiar la Argentina para siempre.

(*) - Ex diputado nacional de la UCR en la coalición Juntos por
el Cambio.

Escrito por Álvaro de Lamadrid
NA - Buenos Aires, Argentina