| Última actualización: 05 de Diciembre de 2022 - 14:14

Javier Iguacel habló sobre la causa Obra Pública y aseguró que "es solo la punta del iceberg" 

El intendente de Capitán Sarmiento, denunciante de episodios de corrupción bajo los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, aseguró que los fraudes estuvieron orquestados desde la presidencia. 

Por
Javier Iguacel fue secetario de Energía de Mauricio Macri. Javier Iguacel fue secetario de Energía de Mauricio Macri. NA.

El intendente de Capitán Sarmiento y exministro de Energía Javier Iguacel reiteró sus denuncias por la existencia de irregularidades en la obra pública en Santa Cruz a horas del veredicto del Tribunal Federal Oral N° 2 en el juicio que enfrenta la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. "Me involucré, no venía de la política, asumí en diciembre de 2015, no conocía a ninguno de los personajes, pero me encontré con una caja de corrupción enorme", planteó. 

"No fue la única denuncia que hice, fueron en total 12, siempre lo digo, he denunciado a funcionario que yo mismo nombré y se prendieron en el sistema. Pedían coimas a una empresa, me lo contaron, hicimos una cámara oculta, lo constatamos, se denunció y se echó a la persona", sostuvo.

En la misma línea, el exfuncionario que acusó a Néstor y a Cristina Kirchner de protagonizar episodios de corrupción bajo sus gobiernos, subrayó que "el sistema está corrompido", y que la causa Vialidad es la más "grosera y obscena", pero que se trata solo de "la punta del iceberg".

"Entré y a los quince días tenía mil quinientos despedidos de Santa Cruz, con la ruta 3 cortada, gomas quemadas y un problema a resolver. Me vino a mi el problema, no es que lo fui a buscar. Yo no conocía a José López, no sabía quién era Lázaro Báez, venía de la industria de energía. Me encontré con eso, y cuando fuimos a resolver el problema de los despedidos, era mentira, la empresa había cobrado, y las rutas no estaban y después lo que todos conocen", desarrolló en diálogo con el periodista Ari Paluch para Radio Rivadavia. 

Tras la denuncia que desembocó en la investigación contra la vicepresidenta conocida como causa Vialidad, y que tendrá se conocerá el veredicto el martes 6 de diciembre, Iguacel manifestó que busca que "quienes las hagan, las pague, quien fuera, y que la sociedad empiece a reflexionar y es un momento oportuno para ver qué hacer con este sistema".

"Este caso es obsceno, obvio, es evidente cuando vemos cajas de seguridad con millones de dólares, los bolsos que se revolean, las estancias y departamentos. Los que laburan se sienten idiotas", indicó al tiempo que aseguró que la cifra perdida por la supuesta la malversación de fondos ronda los mil millones de dólares. 

Consultado por el número, el intendente apuntó: "Esa cuenta la hicimos nosotros también cuando presentamos las pruebas, a partir de las obras pagadas y no echas, de los sobreprecios que habían. Es inconmensurable".

LEE: Apartan a un juez de una causa que involucra al fiscal Stornelli por el falso abogado Marcelo D’Alessio

En la misma línea, agregó que vio episodios de corrupción en cada uno de sus cargos en la función pública y apuntó a los exmandatarios Kirchner. "En mi experiencia en la función pública no solamente en la obra pública, como intendente de Capitán Sarmiento también lo vi en las obras sociales, IOMA no prestaba servicios de calidad en los empleados públicos", afirmó.

Asimismo, agregó: "Estaba armado desde la presidencia. Las ordenes de pago venían desde afuera de vialidad, de José López, la mano derecha de Néstor en su momento, y venían de De Vido, que estaba sentado con Cristina. Hay hasta decreto presidenciales que nombraron al cajero que manejaba la plata en vialidad". 

Por último, reveló que fue víctima de persecución y amenazas producto a su investigación, y planteó la necesidad de un Gobierno que quiera "resolver el problema". "Me dispararon, tuve la familia amenazada y con custodia mientras trabaja en Buenos Aires. Rodolfo Tailhade, Moreau, me hicieron denuncias ridículas, y la justicia ha fallado por falta de mérito", concluyó. 

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina