Jueves, 26 Agosto 2021 15:44

En el Congreso, Guzmán salió al cruce de Macri: "Nuestro gobierno no se está endeudando en dólares"

El ministro de Economía y Finanzas expone ante la Comisión Bicameral Permanente de Seguimiento y Control de la Gestión de Contratación y de Pago de la Deuda Exterior de la Nación. Aclaró que lo que está haciendo el Gobierno es financiar el déficit fiscal en moneda local para poder afrontar las políticas púbicas necesarias por la pandemia.

Los tres desafíos de Guzmán: reestructurar las deudas insostenibles en dólares; reconstruir el mercado de de deuda pública en pesos y solucionar el problema estructural de los capitales especulativos. Los tres desafíos de Guzmán: reestructurar las deudas insostenibles en dólares; reconstruir el mercado de de deuda pública en pesos y solucionar el problema estructural de los capitales especulativos. NA

El ministro de Economía y Finanzas, Martín Guzmán, rechazó hoy las declaraciones del ex presidente Mauricio Macri y de la ex gobernadora María Eugenia Vidal que habían afirmado que el gobierno de Alberto Fernández tomó más deuda en dólares que la administración de Cambiemos, y aclaró que lo que hizo la actual gestión fue financiar el déficit fiscal en pesos para hacer frente a las políticas necesarias por la pandemia de coronavirus.

Al exponer ante la Comisión Bicameral de Seguimiento y Control de la Deuda, salió al cruce de Macri y señaló que "cuando se dice que financiar el déficit fiscal es una mala cosa, lo que se está pidiendo es un ajuste".

"Hay exdirigentes, incluyendo un expresidente y una exgobernadora, que han marcado que el problema del endeudamiento es un problema de nuestra administración, y que en particular nuestra administración se está endeudando más y más rápido que la administración precedente", dijo el titular de la cartera económica al referirse a Macri y Vidal.

Días atrás, el líder del PRO había asegurado en declaraciones televisivas que "la deuda promedio por año que tomó el Gobierno de Cristina Kirchner, da USD 17.000 millones, USD 12.000 millones nosotros".

"Y este es el desastre de lo que está haciendo el Gobierno ahora de vuelta, el kirchnerismo en su nueva versión. Récord de deuda en un sólo año. Casi USD 34.000 millones en un sólo año. Y en el segundo van, proyectado, USD 27.000 millones. Esto suma, para no dejarse engañar, Banco Central y el Tesoro. Porque los dos son la Argentina. Y uno los escucha todo el día ‘endeudó, endeudó’. Es una cosa increíble", rezongaba Macri.

Guzmán aprovechó su presentación en el Congreso para corregir al ex presidente, al señalar que los números presentados por Macri y Vidal eran “incorrectos”, incluso "si se los quieren pasar de pesos a dólares".

En este sentido, desmintió que la gestión del Frente de Todos haya incrementado la deuda "en alrededor de 30 mil millones de dólares".

"No, no es así", remarcó, por lo que llamó a "tener una discusión sensata, bien fundada, que cuide a los intereses de nuestro pueblo y que no engañe, que no genere confusiones".

"La deuda en dólares bajo el gobierno anterior creció en 100 mil millones de dólares", indicó Guzmán, y señaló que el actual Gobierno "no se está endeudando en dólares" sino que lo que ha hecho es "financiar déficit fiscales de la magnitud que eran necesarios en el contexto de la pandemia, en nuestra propia moneda y vía asistencia del Banco Central".

En esa línea, insistió en que eso "no constituye de modo alguno una acción deliberada de endeudamiento en dólares", dado que "nuestro gobierno hizo lo contrario: reestructuró la deuda en dólares y ha generado una pesificación neta de instrumentos".

En este marco, acusó a los líderes de Juntos por el Cambio de plantear un "ajuste del gasto público".

"Cuando se dice que financiar el déficit fiscal es una mala cosa, lo que se está pidiendo es un ajuste del gasto público. ¿Y que hubiese ocurrido en Argentina si no hubiese habido ATP, si no hubiese habido Repro, Ingreso Familiar de Emergencia, extensión de la Asignación Universal por Hijo, de la Asignación por Embarazo, de la Tarjeta Alimentar? ¿Qué hubiese ocurrido en Argentina si no se protegía a la producción y a los sectores que recibieron un shock sin precedentes en la historia del capitalismo moderno?", se preguntó Guzmán.

El ministro enfatizó que "cuando se critica el tema del endeudamiento es muy importante distinguir lo que fue un endeudamiento récord en la moneda que no emitimos, versus endeudamiento en la moneda que sí emitimos para financiar políticas públicas que protegen a nuestra gente".

"La alternativa era dañar a los niños y niñas, sus oportunidades de salud, de educación, de que sus padres y madres tengan trabajo", acotó, y desafió: "Si se critica eso, hay que decir cuál es la alternativa y hacerse cargo de eso", desafió.

Al comienzo de su disertación en la bicameral, en la que Juntos por el Cambio estuvo únicamente representado de forma presencial en el Senado por el vicepresidente del cuerpo, Luciano Laspina (PRO), Guzmán hizo un repaso sobre la situación heredada en términos de endeudamiento y composición de la deuda.

"Cuando nosotros asumimos, había un endeudamiento insostenible en moneda extranjera. Esto quiere decir que la carga de la deuda en moneda extranjera que la Argentina acumulaba estrangulaba toda posibilidad de crecimiento y desarrollo económico y social", indicó el funcionario, acompañado por el presidente de la bicameral, el senador oficialista José Mayans.

Recordó que en diciembre de 2015 "Argentina tenía una posición de deuda sostenible, es decir, una carga de deuda  una secuencia de vencimientos que no hipotecaba las posibilidades de desarrollo de nuestra Nación".

Según dijo el ministro, cuando el Frente de Todos llegó al poder político "el sector público no contaba con espacio para implementar las políticas públicas necesarias para poner a la economía en la senda de la recuperación".

"Y la economía en su conjunto, con esa carga de deuda en dólares, no contaba con las divisas que permitiesen financiar el crecimiento económico e ir permitiendo resolver la problemática de la inflación", agregó.

Guzmán mencionó que "el segundo problema era la falta de posibilidades de financiamiento en el mercado de deuda pública en pesos".

"Producto de cómo había terminado la dinámica del endeudamiento, se había llegado a una situación de reperfilamiento o impago de deudas en pesos, lo cual había generado la imposibilidad para el sector público de poder siquiera refinanciar los vencimientos en nuestra apropia moneda y que había privado al sector privado también de mayores oportunidades de inversión y financiamiento en activos en nuestra apropia moneda poniendo más presión cambiaria", explicó.

El jefe del Palacio de Haciendo señaló que "el tercer desafío" es resolver  "lo que se conoce como carry trade, que no es otra cosa que el problema de especulación financiera que se vio cuando en 2016 empezaron a ingresar fuertemente capitales de corto plazo que podían  aprovecharse de retornos inmediatos en un contexto en el cual la tasa de interés era el único antídoto contra la inflación y estaba en un nivel muy elevado que había alentado la entrada de estos capitales especulativos".

"En 2018 cuando cambian fuertemente las expectativas sobre las supuestas virtudes del modelo económico que se estaba adoptando empiezan a salir de golpe de la república y ponen enorme presión cambiaria. Eso genera una muy fuerte devaluación cambiaria con impacto en la actividad y en los precios. Cuando se adoptan los controles de capitales, esos capitales quedan atrapados y buscan irse por los mercados de cambio paralelos poniendo presión sobre las brechas cambiarias que también tienen consecuencias", desarrolló.

"De modo que tenemos que abordar estos tres problemas: reestructurar las deudas insostenibles en dólares; reconstruir el mercado de de deuda pública en pesos y encontrar una solución al problema estructural de los capitales especulativos", subrayó.

"La sostenibilidad debería ser el principio rector. Más que un buen acuerdo con nuestros acreedores, necesitamos un acuerdo sostenible y vamos a sostener con firmeza los intereses de nuestra patria. En un proceso en que había habido responsabilidades compartidas porque los acreedores también son responsables cuando un deudor entra en un proceso de deuda insostenible", añadió.

El ministro recordó que "Argentina logró un alivio financiero sustancial de 42 mil millones entre 2020 y 2024, lo que era fundamental antes de la pandemia, por lo que con pandemia se vuelve aun más relevante".

"Resolver el problema de la deuda insostenible es una de las condiciones necesarias para salir del problema de la escasez de divisas y así poder tener más actividad, más trabajo y poder emprender un proceso de reducción de la inflación", expresó.

Guzmán aseveró que "hemos trabajado para no solo buscar resolver la sostenibilidad de la deuda pública sino a construir las herramientas para que nunca más en la Argentina padezcamos endeudamientos insostenibles que socaban las oportunidades de nuestro pueblo y tanto daño y angustia genera".

Sobre las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, el ministro aclaró que el acuerdo al que se arribe "no va a generar algo mágico en Argentina".

"No es ni siquiera para celebrarlo cuando lo logremos, sino que lo que estamos haciendo es evitar que el enorme potencial destructivo que se generó con ese tipo de acuerdo tan insostenible se materialice al menos en parte", explicó.

El titular de la cartera económica estuvo acompañado en el Congreso por el secretario de Finanzas, Rafael Ignacio Brigo; el subsecretario de Financiamiento, Ramiro Tosi y el representante argentino ante el Fondo Monetario Internacional, Sergio Chodos, entre otros funcionarios. 

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA