Lunes, 30 Agosto 2021 14:11
Por Néstor Espósito

Fiscal pidió penas de 45 años y perpetua por los homicidios del diputado Olivares y su asesor

El alegato reabre la discusión sobre cuál es el máximo de la pena. El fiscal Ariel Yapur consideró que el principal imputado hizo "una práctica de tiro sobre dos blancos móviles".

La secuencia fotográfica del doble crimen en cercanías del Congreso. La secuencia fotográfica del doble crimen en cercanías del Congreso. Foto: NA

El fiscal del juicio por el crimen del diputado Héctor Olivares y de su asesor Miguel Yadón pidió la pena de 45 años de cárcel para el acusado de ser el autor material de los disparos y la prisión perpetua para su acompañante, a quien acusó de ser el “coautor”.

El fiscal Ariel Yapur solicitó los 45 años para Juan José Navarro Cádiz, quien durante su indagatoria reconoció haber sido el autor de los disparos, pero que negó haber tenido una intención homicida, pues dijo que estaba “probando el arma” y no se percató que atravesaban dos personas la dirección del tiro.

El fiscal pidió prisión perpetua para Juan Jesús Fernández, primo de Navarro Cádiz (ambos pertenecen a la comunidad gitana), como “coautor”, pese a que se probó que no fue él quien efectuó los disparos que causaron las dos muertes.

Lee también: Ordenan reabrir la causa del Vacunatorio VIP: investigarán a quienes recibieron las vacunas anticipadamente

El elevadísimo pedido de pena amenaza con reabrir una vieja discusión, todavía no saldada, en el derecho penal: el monto máximo de una condena.

En ese contexto, los 45 años pedidos para Navarro Cádiz podrían significar una pena aún mayor que la prisión perpetua, puesto que en el primer caso sólo podría aspirar a la libertad condicional después de 30 años y, en el segundo, entre los 20 y los 35.

El criterio a aplicar quedará en manos del juez de ejecución penal, pero ello no ocurrirá hasta dentro de entre dos y tres décadas, lo que torna virtualmente imposible determinar, en caso de condena, cuánto tiempo permanecerán presos ambos imputados.

Tras el pedido de pena del fiscal, comenzó el turno del alegato de la defensa de Navarro Cádiz,  a cargo del abogado Pablo Pierini, quien sostuvo que la figura que debe aplicársele a su defendido es la de "homicidio culposo", por cuanto no tuvo intención de matar y actuó bajo el efecto de las drogas y el alcohol.

Subsidiariamente, pidió que se le aplicara la figura del "homicidio simple por dolo eventual", porque "debió haberse representado que con su conducta podría causar una muerte".

Esa figura contempla una pena máxima de 25 años de cárcel, sensiblemente menos a la que pidió el fiscal Yapur.

Cuando iba a comenzar a alegar el defensor de Fernández, el penalista Oscar Moyano, el tribunal resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta el próximo miércoles, cuando podría -incluso- conocerse el veredicto.

Lee también: Qué impacto tendrá la donación de Alberto Fernández en el presupuesto del Malbrán

Esta mañana, ante el Tribunal Oral número nueve, integrado por los jueces Ana Dieta, Fernando Ramírez y Luis Salas, el fiscal sostuvo que Navarro Cádiz actuó “por placer” y que su actitud fue la de “tiro al blanco sobre dos blancos móviles”, Olivares y Yadón.

Sobre Fernández, consideró que fue parte de la secuencia.

El fiscal reivindicó el carácter “perpetuo” de la condena y afirmó, a contramano de lo que –por ejemplo- sostiene el ex juez de la Corte Raúl Zaffaroni, quien considera que se trata de una pena “cruel e inhumana”.

Yapur evaluó que la pena de prisión perpetua existe y está vigente, y ejemplificó con el caso de Robledo Puch, detenido desde hace casi medio siglo.

El juicio tiene otra media docena de imputados, para los cuales el fiscal pidió la absolución o penas menores por el delito de encubrimiento y tenencia ilegal de armas de fuego.

El doble crimen ocurrió el 9 de mayo de 2019 a metros del Congreso de la Nación, cuando Olivares y Yadón murieron por una ráfaga de cinco disparos salidos del arma que manipulaba Navarro Cádiz.

Escrito por
Buenos Aires, NA