Martes, 13 Abril 2021 07:20

Falta de mérito para Pérez Corradi por el triple crimen de General Rodríguez

La jueza María Servini consideró que no hay pruebas de que haya ordenado los asesinatos de los empresarios farmacéuticos Forza, Ferrón y Bina en 2008, pero tampoco certezas para desvincularlo definitivamente de la investigación.

Ibar Esteban Pérez Corradi, cuando fue trasladado en calidad de detenido a la Argentina desde Paraguay, en 2016. Ibar Esteban Pérez Corradi, cuando fue trasladado en calidad de detenido a la Argentina desde Paraguay, en 2016. NA: NORBERTO DUARTE-AFP

La jueza federal María Servini dictó la “falta de mérito” para el condenado por tráfico de efedrina Ibar Esteban Pérez Corradi como supuesto instigador o autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez, el asesinato de tres empresarios farmacéuticos en 2008.

Servini dispuso por segunda vez la falta de mérito de Pérez Corradi en la causa en la que fue detenido en Paraguay en 2016, trasladado a la Argentina y a partir de allí juzgado por el tráfico ilegal de efedrina –principalmente a México- e investigado como presunto ideólogo del asesinato de Sebastián Forza, Leopoldo Bina y Damián Ferrón.

“No existe prueba que permita sostener entonces que Bina, Ferrón y Forza ‘pensaban desplazar del millonario negocio’ de la efedrina a Pérez Corradi y que estaban mejor organizados que aquel. Es una afirmación que se repite pero que no se encuentra probada y es algo que no puede sostenerse a la ligera”, sostuvo la jueza.

Esa hipótesis, añadió, es la base de la acusación contra Pérez Corradi en este expediente. La falta de mérito implica que Pérez Corradi sigue bajo investigación, pues su intervención en el triple crimen no está descartada.

“Las probanzas colectadas tampoco permiten desvincularlo de la causa, puesto que ha formado parte de una organización narco criminal, que podría vincularse con los homicidios aquí pesquisados”, advirtió la jueza.

En ese contexto, determinó que “lo que restará por establecerse -profundizando la investigación- es si efectivamente la orden y planificación partió de él, si participó de algún otro modo o, en cambio, si es ajeno al episodio” de los tres crímenes.

Servini enfatizó: “Que esto quede bien en claro, el imputado formó parte de una organización narcocriminal, que podría vincularse con los homicidios pesquisados, pero no existe prueba, a mi juicio, que indique que fuera Pérez Corradi quien la lideraba”.

“No hay prueba, de momento, que permita sostener fundadamente que las víctimas iban a desplazar a Pérez Corradi de su negocio, no habían captado a su proveedor de efedrina, no se habían quedado con su droguería ya habilitada y autorizada para comerciar con la sustancia; no se registran contactos ni se detectaron comunicaciones con los compradores argentinos y mexicanos a los que abastecía el imputado”, añadió el fallo, de unas 170 páginas, al que accedió NA.

Servini dispuso una serie de nuevas medidas de prueba orientadas a determinar las vinculaciones políticas, judiciales, con fuerzas de seguridad y agencias de inteligencia, que según su análisis intervinieron en la logística del triple crimen.

“Existe todo un cúmulo de cosas que no son propias de las causas criminales que a diario se tramitan en los juzgados, sino que a todas luces se relacionan con organizaciones criminales, personal de inteligencia y/o de fuerzas de seguridad. Es sólo gente preparada la que tiene tanta capacidad de intoxicar de esta manera una investigación criminal y el plexo probatorio de un expediente”, concluyó Servini.

 

Escrito por
Buenos Aires, NA