Domingo, 17 Octubre 2021 08:50
Por Cynthia Hotton

Este 17 de octubre ya no dejes que te mientan ni te usen

La autora sostuvo que tiene sospechas de que la estrategia de dispersar la celebración por el Día de la Lealtad Peronista en plazas responde sobre todo a una intuición.

Este 17 de octubre ya no dejes que te mientan ni te usen

Este domingo 17 de octubre coincide el Día de la Madre con el Día de la Lealtad Peronista. El presidente Alberto Fernández mandó a conmemorar, de algún modo, la histórica movilización popular. Pero lo que falta, a diferencia de hace 76 años, es el trabajo y los trabajadores.

Sospecho que la estrategia de dispersar la celebración en plazas responde sobre todo a una intuición. Como en las elecciones primarias, la estructura de movilización masiva, dependiente del clientelismo y la manipulación a través de beneficios sociales, está fallando. 

"No quiero más planes, quiero trabajo", me dice la gente. La mayoría son mamás con sus hijos en brazos. La máquina de imprimir y regalar plata está generando el efecto contrario al que busca el Gobierno.

A este paso el billete de mayor denominación de la Argentina -$1.000- apenas va a alcanzar para comprar un kilo de asado en noviembre, o poco más de cinco kilos de polenta.

La escalada de inseguridad se suma a la inflación galopante y vuelve a la situación desesperante y dolorosa. En 13 horas mataron a Gonzalo en Lanús, a Rodrigo en Caseros y a Lucas en Quilmes.

Un adolescente, un empresario y hasta un policía. Nadie está a salvo. 

Los cambios del Gabinete nacional también tuvieron el efecto contrario: más emisión, más inflación, más restricciones, más deuda, más inseguridad, más miedo. ¿Ya nos olvidamos por qué en 2015 la provincia de Buenos Aires le dijo "no" a Aníbal Fernández como gobernador?

Hoy como nuevo ministro de Seguridad malgasta tiempo y recursos en perseguir a quienes critican al Gobierno, en lugar de a los delincuentes y narcos.

Es que las heladeras de regalo solo nos hacen dar cuenta de lo triste que es no poder llenarlas. Y los viajes de egresados gratis, de que nuestros hijos perdieron dos años de educación y de que la mayoría no encuentra un futuro. Mi hijo se fue del país, ¿cómo vamos a festejar el Día de la Madre? ¿Con marihuana? 

Pero ya no van a poder engañar de nuevo a la gente gastando millones en la engañosa campaña del "Sí" de Alberto. Son promesas que se lleva el viento apenas entrás al supermercado o volvés a casa, con un mismo sentimiento: miedo.   

Los bonaerenses se dieron cuenta de que los planes nunca van a alcanzar, que el trabajo no va a llegar, que la inseguridad va a crecer, que la droga va a avanzar, porque los honestos quedaron tras las rejas de sus casas. 

Para tener resultados distintos hay que dejar de votar siempre a los mismos, porque son cómplices del problema. Los grandes partidos fallaron. Cada vez más gente quiere dejar de tropezar otra vez con las mismas piedras. 

Vamos a dar batalla por la gente honesta. Emprendimos una campaña con sinceridad, con esfuerzo y compromiso. Algunos nos dicen que cambiemos nuestras convicciones por más votos. Pero lo que nos diferencia es eso, que tenemos convicciones y que no las vamos a negociar. 

Los argentinos quieren honestidad, sinceridad. Ya basta de doble discurso y de eslóganes sin ideas. Uno termina confiando en quien te dice las cosas como son y tiene el coraje para enfrentarlas; no en el que te dice lo que querés escuchar. 

Vamos a mantener la dirección, intensificar el esfuerzo y seguir reuniendo sectores. Unimos el Conurbano y el campo con un mismo pedido: trabajo y producción. Unimos a evangélicos y católicos dando la batalla por los valores cristianos. 

Por nuestros hijos, para que vuelvan a construir sus sueños en el país; para que todos, sin excepciones, tengan una vida digna, desde la concepción hasta la muerte natural; donde no haya lugar para el narcotráfico ni la corrupción; donde vivamos nuestra fe y expresemos nuestras ideas con libertad.

En la Argentina comenzamos a ver una rebelión de la pobreza. La gente ya no quiere depender de una caja de comida o de un plan.

Cada vez se anima más a no votar al kirchnerismo porque se da cuenta que le miente en la cara, que le roba. Y que para recuperar la dignidad, tienen que votar candidatos con valores y con coraje. 

Este domingo, "celebrar la lealtad" es recuperar la dignidad y liberarse de la manipulación y la mentira del Gobierno. Por mi parte, es la única y la última vez que lo voy a pedir: quedate en casa. Sé fiel a tu familia y a tus valores. Por el futuro de tus hijos.

(*) - Cynthia Hotton es candidata a diputada nacional por la alianza +Valores en la provincia de Buenos Aires.

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA