Lunes, 01 Noviembre 2021 10:17

El Poder Judicial porteño regresó a la presencialidad plena y se retoma la normalidad en tribunales

La medida fue impulsada por el Consejo de la Magistratura de la CABA. No obstante, el teletrabajo y la modalidad a distancia "llegaron para quedarse", sostienen desde jueces hasta empleados.

El Palacio de Tribunales, sede de la Corte Suprema. El Palacio de Tribunales, sede de la Corte Suprema. Foto: NA - PJN

El Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires retomó desde hoy la presencialidad plena, en el marco de las nuevas aperturas por la situación sanitaria derivada de la baja de casos de COVID-19.

El Consejo de la Magistratura de la Ciudad había impulsado el regreso a la presencialidad pero, al mismo tiempo, impulsó una modalidad de trabajo remoto para permitir el sistema dual en los casos en que fuera necesario.

El regreso a la presencialidad plena se produjo en los fueros Penal, Contravencional y de Faltas, y en el Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo.

El Consejo de la Magistratura no tiene potestad sobre el Ministerio Público (fiscales y defensores oficiales) y el Tribunal Superior de Justicia.

La Capital Federal se sumó así a una situación que ya venía ocurriendo en los tribunales nacionales y federales, aunque con un ritmo más lento y paulatino.

El regreso a la presencialidad en el Poder Judicial con competencia federal y nacional, fijado por la Corte Suprema y las cámaras nacionales y federales, se viene desarrollando con parsimonia y un muy lento tránsito hacia la “normalidad” previa a la pandemia.

La Corte dispuso mediante una Acordada que el regreso entró en vigor el 20 de octubre, pero los distintos fueros, con su función de Superintendencia, acomodaron sus calendarios y necesidades.

Hoy, primer día hábil de noviembre, todos los fueros nacionales y federales están en situación de “normalidad”, pero aún no se completó el regreso a la situación previa a las restricciones impuestas por la pandemia.

La Corte dispuso el regreso a la presencialidad con acotadas excepciones por enfermedades tales como el HIV o cáncer y pacientes inmunodeprimidos que continúan siendo factores de riesgo ante el Covid-19, aún en esta etapa de apertura por la baja de casos.

Desde marzo de 2020, la experiencia del teletrabajo  facilitó la tramitación de expedientes y –según coinciden- desde jueces a empleados de menor jerarquía, el sistema “vino para quedarse”.

Para los abogados que litigan en los distintos fueros el regreso a la presencialidad es esencial por cuanto permite la tramitación personal y la gestión de cuestiones burocráticas que requieren de algo más que una buena conexión a internet.

La Unión de Empleados de la Justicia de la Nación (UEJN), la gremial de trabajadores que históricamente lidera Julio Piumato, exigió medidas de higiene y seguridad que garanticen las prácticas preventivas de contagios del coronavirus.

En rigor, los tribunales estuvieron operando (en algunos casos con guardias mínimas) durante todo este período y paulatinamente fueron retomando el ritmo de la presencialidad a medida que evolucionaba el cuadro sanitario.

El horario de atención el público sigue siendo de 7.30 a 13.30 y la feria judicial de verano, prevista para enero próximo, está confirmada.

De hecho, la Corte ya designó a sus autoridades de feria: Horacio Rosatti durante la primera quincena de enero y Juan Carlos Maqueda y Carlos Rosenkrantz, en la segunda.

Escrito por
Buenos Aires, NA