Viernes, 05 Marzo 2021 11:20

El marido de Píparo juega sus cartas para la libertad o la prisión domiciliaria

El martes próximo, cuando cumpla dos meses preso, habrá una audiencia ante la Cámara de Garantías de La Plata para tratar su apelación contra la prisión preventiva.

El marido de Píparo juega sus cartas para la libertad o la prisión domiciliaria

La Cámara de Garantías de La Plata tratará el martes próximo un recurso de Juan Ignacio Buzali, el marido de la diputada bonaerense de Juntos por el Cambio Carolina Píparo, contra la prisión preventiva que le dictó la jueza Marcela Garmendia el 12 de febrero pasado por “doble intento de homicidio” contra dos motociclistas en las primeras horas de 2021.

El tribunal convocó a las partes para tratar la apelación de Buzali contra el fallo de primera instancia mientras que, simultáneamente, la jueza Garmendia tramita un pedido de morigeración del estado de detención bajo la figura de la “prisión domiciliaria”.

La defensa del marido de Carolina Píparo reiteró el pedido para que se le  otorgue domiciliaria - Télam - Agencia Nacional de Noticias

Juan Ignacio Buzali.

Ambos recursos tramitan al mismo tiempo pero en instancias diferentes, según lo establece el Código de Procedimientos en materia penal de la Provincia de Buenos Aires.

La audiencia ante la Cámara se celebrará el día en que Buzali cumplirá dos meses en prisión, ya que fue detenido el 9 de enero por disposición de la jueza Garmendia.

Si la Cámara resolviera revocar la prisión preventiva, ello no afectará a la continuidad del proceso, pues Buzali igualmente seguiría imputado por el doble intento de homicidio aunque esperaría el momento del juicio oral y público en libertad.

Se acumulan los repudios contra la diputada y funcionaria platense,  Carolina Piparo – Oeste Platense

Carolina Píparo.

Al mismo tiempo, cuando la jueza Garmendia dictó la prisión preventiva, dispuso formar un incidente con el pedido de prisión domiciliaria que es independiente de la apelación contra la preventiva. Ese planteo, que corre en paralelo con el reclamo de libertad, debe ser resuelto por la jueza de primera instancia y es apelable, también, ante la Cámara platense.

 

Escrito por Néstor Espósito
Buenos Aires, NA