| Última actualización:14 de Septiembre de 2022 - 11:31

El juez de la causa Obra Pública recusado por Cristina denunció que le hackearon su celular

Accedieron a su WhatsApp y pidieron dinero en su nombre. Además, gestionaron ante la compañía telefónica el envío de un nuevo chip.

Por
El juez Giménez Uriburu. El juez Giménez Uriburu. Foto: NA - Redes sociales.

El integrante del tribunal oral que lleva adelante el juicio por la obra pública en Santa Cruz entre 2003 y 2015 Rodrigo Giménez Uriburu denunció un presunto intento de estafa a través de la intromisión en su teléfono celular.

Giménez Uriburu sospechó que algo estaba ocurriendo con su teléfono porque desconocidos utilizaron su WhatsApp para comunicarse con sus contactos y pedirles el depósito de sumas de dinero, tal como ocurre en gran parte de las estafas que se cometen con esta modalidad en los últimos tiempos.

La sospecha quedó confirmada cuando la compañía de teléfono celular con la que opera le envió un correo electrónico le informó que alguien que invocaba su nombre había pedido un nuevo chip para reemplazar el suyo, supuestamente dañado o perdido.

LEE: Una fiscal de La Plata pide investigar una nueva amenaza de muerte a Cristina

Para pedir el nuevo chip, el ignoto había suministrado información de tipo personal de Giménez Uriburu, que él supuso extraída de su declaración jurada personal que fue accedida ilegalmente tras una intromisión semanas atrás a una oficina del Consejo de la Magistratura.

El juez radicó la denuncia ante la fiscalía especializada en delitos informáticos, a cargo de Horacio Azzolín, quien interviene en otros expedientes de alto impacto público como la investigación por el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner.

La denuncia no tiene aún estado judicial, ya que no fue presentada por Mesa de Entradas de Comodoro Py 2002.

Habitualmente, en este tipo de estafas cibernéticas, el dinero obtenido mediante engaños suele ser depositado en cuentas temporales difíciles de detectar o bien a billeteras virtuales obtenidas a nombre de personas que desconocen su existencia.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina