Martes, 06 Julio 2021 20:52
Por Marina Devita

El Gobierno analiza incrementar "paulatinamente" el cupo diario de regresos del extranjero

Fuentes oficiales aclararon a NA que "el nivel de apertura también va a depender del compromiso de las jurisdicciones respecto del control que se aplicará para garantizar el aislamiento de quienes regresen del exterior".

El Gobierno analiza incrementar "paulatinamente" el cupo diario de argentinos y residentes El Gobierno analiza incrementar "paulatinamente" el cupo diario de argentinos y residentes

El Gobierno nacional analiza por estas horas incrementar "paulatinamente" el cupo diario de argentinos y residentes que regresen del extranjero a partir del próximo sábado, para lo cual se consultará a epidemiólogos que "aportarán su recomendación".

Así lo indicaron a NA fuentes de Casa Rosada, que precisaron que el cupo "se incrementaría paulatinamente" de acuerdo a la "recomendación" que realizarán los expertos en referencia a la situación epidemiológica.

En ese marco, destacaron que "el nivel de apertura también va a depender del compromiso de las jurisdicciones respecto del control que se aplicará para garantizar el aislamiento de quienes regresen del exterior".

"Sería una apertura paulatina, no se va a abrir de un día para el otro. Habrá que escuchar la recomendación de los expertos", graficaron a Noticias Argentinas, y estipularon que se podría permitir un ingreso diario de "entre 900 y 1000 personas".

Riesgos por la variante Delta

En una Decisión Administrativa de la Jefatura de Gabinete, el Ejecutivo nacional estableció el pasado 26 de junio el límite de 600 personas por día para los ingresos a la Argentina hasta el próximo viernes inclusive, con el objetivo de "minimizar el riesgo y retrasar el ingreso de la variante Delta".

"Para retrasar el ingreso de la variante Delta, que ya está circulando en más de 70 países del mundo, se va a disminuir el cupo de ingreso de personas al país a 600 personas", argumentó la ministra de Salud de la Nación Carla Vizzotti durante una conferencia de prensa.

Hasta el pasado 25 de junio, se permitía un ingreso diario de hasta 2.000 personas, quienes debían abordar el vuelo rumbo al país con un PCR de resultado negativo hasta 72 horas previas al embarque.

"El turismo extranjero está cerrado y los que pueden ingresar al país son argentinos residentes, que se tienen que tener su PCR hasta 72 horas antes del embarque y se tienen que hacer el test de antígenos al ingresar. Si es positivo se aisla en un hotel y se hace la secuenciación genómica", puntualizó Vizzotti en aquella ocasión.

Lo cierto es que la decisión del Ejecutivo nacional generó una serie de reclamos de argentinos que se encontraban en el exterior, ante la imposibilidad de emprender un regreso inmediato a la Argentina.

Además, provocó diversas quejas de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés), que consideró que "es imprescindible que se establezcan con el Gobierno los requisitos de forma coordinada y previsible que permitan a la industria operar de forma estable, mientras que siga la pandemia".

"Así se podrá traer de vuelta a los miles de pasajeros afectados por las restricciones impuestas el 25 de junio", apuntó IATA en un comunicado.

Por último, la Asociación indicó que "esta normativa establece una reducción del 70% de la capacidad diaria anterior de 2000 pasajeros que pueden ingresar al país y cada día que pasa, está dejando literalmente tiradas a unas 1400 personas en diversos lugares del planeta".

"Si esta medida sigue en pie puede que se demoren semanas, incluso meses, en poder subirse a un avión por las reprogramaciones", concluyó.

Escrito por
Buenos Aires, NA