Sábado, 20 Marzo 2021 09:48
Por Néstor Espósito

La Justicia federal de Dolores investigará el espionaje a los familiares de las víctimas del ARA San Juan

La Cámara Federal de Mar del Plata rechazó un planteo para que el trámite siga en esa ciudad.

Familiares de víctimas del ARA San Juan. Familiares de víctimas del ARA San Juan. NA.

La Cámara Federal de Mar del Plata ratificó que la causa en la que se investiga el presunto espionaje por parte del gobierno de Mauricio Macri sobre familiares de los 44 marineros muertos en el hundimiento del submarino ARA San Juan debe transitar por el juzgado federal de Dolores, en el que ya no está el juez Alejo Ramos Padilla.

La Cámara rechazó un recurso de “queja” del fiscal Daniel Adler contra una resolución del 12 de noviembre de 2020, mediante la cual el juez marplatense Santiago Inchausti remitió el expediente a Dolores, para su acumulación con la causa que se inició con el falso abogado Marcelo D’Alessio.

En rigor, la causa por el espionaje a familiares de las víctimas del ARA San Juan se inició por denuncia de la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, quien halló los reportes sobre los seguimientos ilegales ante un pedido del juez de Dolores en el marco de la investigación sobre el Proyecto AMBA.

Ramos Padilla investigaba las actividades de las bases de la AFI en la provincia de Buenos Aires entre 2017 y 2018, y descubrió cómo se espiaba a dirigentes sociales, políticos, eclesiásticos y sindicales en territorio provincial.

Así aparecieron pruebas de tareas de inteligencia sobre familiares del submarino hundido a mediados de noviembre de 2017.

El fiscal Adler reflexionó que “si la interventora de la AFI hubiese realizado la denuncia ante el Juez Federal de Dolores, habría sacado de la causa al Juez natural, el Dr. Inchausti, que era quien estaba en turno al momento de la denuncia respecto de hechos ocurridos en esta ciudad”.

Adler objetó también que el juez Inchausti se desprendió de la causa sin que nadie, ni el fiscal, ni las partes, se lo pidieran.

Pero la Cámara, en un fallo firmado por los jueces Alejandro Taza y Eduardo Jiménez, sostuvo que esos hechos, que ocurrieron en Mar del Plata, son “un desprendimiento sin orden judicial de los sucesos que tramitan en Dolores, en base a las evidencias obtenidas producto de las ordenes de presentación diligenciadas ante la Delegación Provincial de Mar del Plata de la AFI”.

El fallo advierte que la remisión del expediente a Dolores no es apelable, en tanto no constituye una sentencia definitiva ni equiparable a tal, ni pone fin a la investigación.

Según la información recopilada por la actual AFI, los familiares de las víctimas del submarino padecieron múltiples hechos de espionaje ilegal.

“El 15 de enero de 2018, Malvinas Vallejos -hermana del Tripulante del ARA San Juan, Celso Vallejos- se encontraba en la Base Naval de Mar del Plata, en ocasión de celebrarse la misa por cumplirse los dos meses de la desaparición del submarino, fue seguida por personal de la AFI, fotografiada junto a las demás personas que se encontraban allí, generándose un informe y la incorporación tanto de las fotos como del informe al registro de los archivos de inteligencia de la AFI”.

“El 3 de febrero de 2018, personal de la AFI efectuó un informe en relación con los familiares del ARA San Juan que reclamaban la búsqueda del submarino y en particular respecto de Marcela Moyano – pareja del tripulante del submarino ARA San Juan Hernán Rodríguez, Itatí Leguizamón – esposa del tripulante Germán Suárez- Paola Constantini – esposa del Tripulante Celso Vallejos-, y Marcela Fernández –esposa de Alberto Cripriano Sánchez-. Del mismo surge que a raíz de seguimientos efectuados se determinaron cuáles eran los reclamos que los familiares presentarían en la reunión a celebrarse en Casa de Gobierno el 6 de febrero de 2018 con el Presidente Macri”.

“Cerca del 10 de Febrero de 2018, personal de inteligencia recabó información sobre Yolanda Mendiola- Madre de Leandro Fabián Cisneros, tripulante del ARA San Juan-, confeccionando un informe en el que se señala que familiares de tripulantes del submarino intentarían entregar una carta en la Residencia del Complejo de Chapadmalal al Presidente Macri”.

“El 2 de abril de 2018 Andrea Mereles -esposa de Ricardo Gabriel Alfaro Suboficial Segundo ARA San Juan- y Malvina Vallejos – hermana del tripulante Celso Vallejos- fueron seguidas y fotografiadas en el Golf Club de Mar del Plata por personal de la Afi de Mar del Plata, ello en oportunidad en que el ex presidente Macri se encontraba en el predio mencionado jugando golf, y en circunstancias en que las mismas intentaban entrevistar y entregarle una carta”.

“El 15 de noviembre, en circunstancias en que se conmemoraba el primer aniversario de la desaparición del ARA San Juan, en la puerta de la Base Naval de Mar del Plata, Angélica Medina – familiar de un tripulante del buque El Repunte- , Guillermina Godoy – madre de Nahuel Navarrete Godoy, tripulante del Buque Rigel- , Mateo Navarrete – hermano de Nahuel Navarrete Godoy- y Hugo Amadeo –padre de Jonathan Amadeo, tripulante del Buque Rigel-, fueron seguidos, fotografiados y sus actividades informadas ilegalmente por personal de la AFI de Mar del Plata, mientras se encontraban manifestando con pancartas y banderas en dicho lugar”.

El reporte añade que “en al menos otras ocho ocasiones se efectuaron seguimientos, se obtuvieron fotografías, se confeccionaron y elevaron informes, sobre el colectivo general de familiares y allegados de las víctimas, con el objeto de conocer y hacer saber sus actividades, reclamos y movimientos”.

“Las acciones –concluye la documentación- no contaron con autorización judicial alguna ni fueron justificadas por órdenes de servicio fundadas en razones de seguridad interior, defensa nacional, ataques terroristas o necesidad de luchar contra el crimen organizado”.

Escrito por Néstor Espósito
Buenos Aires, NA