| Última actualización: 28 de Noviembre de 2022 - 12:59

La Cámara de Diputados renovará sus autoridades sin sorpresas

Será el jueves a las 11 y se negocia además una sesión ese mismo día de continuado, con un temario consensuado corto, en la que podría tratarse la ley el ejercicio de la obstetricia.

Por
Cecilia Moreau seguirá al frente de la Cámara baja. Cecilia Moreau seguirá al frente de la Cámara baja. NA.

La Cámara de Diputados cumplirá este jueves con la ceremonia formal para la renovación de autoridades cuando el recinto se reúna en el marco de la sesión preparatoria, en tanto que podría haber seguidamente una segunda sesión para el tratamiento de un temario de proyectos de ley consensuados.

Cecilia Moreau (Frente de Todos), que se transformó en agosto pasado en la primera presidenta mujer en la historia de la Cámara baja, será ratificada al frente del cuerpo, al igual que el resto de las autoridades: Omar de Marchi (PRO) continuará como vicepresidente primero, José Luis Gioja como vice segundo, y completará la nómina de autoridades Julio Cobos (UCR).

La sesión preparatoria fue convocada a las 11 por el secretario parlamentario Eduardo Cergnul.

LEER MÁS: Milei acusó a Larreta de perseguirlo y de llevar adelante una "campaña negativa" en su contra

Integrante del Frente Renovador y reemplazante de Sergio Massa como máxima autoridad de Diputados cuando éste asumió como ministro de Economía, Moreau concluye su primera etapa con credenciales revalidadas a partir de éxito que significó la aprobación del proyecto de Presupuesto 2023 con el considerable número de 180 votos, luego del traspié del año anterior para el oficialismo.

Además de los votos del Frente de Todos, se consiguieron las adhesiones de la UCR, de Evolución Radical, del interbloque Federal, de Provincias Unidas y del bloque SER.

Por otra parte, Moreau logró enderezar el barco oficialista después de la traumática votación del acuerdo con el FMI que mostró al Frente de Todos dividido dejando expuestas las fracturas en la coalición.

También se logró aprobar la prórroga de impuestos por cinco años y el consenso fiscal, pese al rechazo de buena parte de la oposición. En el debe queda aún la votación del proyecto de ley de Humedales, trabado a partir del lobby de gobernadores y corporaciones vinculadas al agronegocio y minería, y el proyecto de regularización de deudas previsionales (que de todas maneras rige por decreto).

Posible doble sesión

Inmediatamente después de la sesión preparatoria, los diputados permanecerían en el recinto para una sesión especial dedicada a tratar un temario corto de proyectos, encabezados por la ley de obstetricia.

La iniciativa tiene por objeto regular el ejercicio de las/los profesionales de la obstetricia (universo conformado casi en su totalidad por mujeres), quienes se dedican a asistir a la persona gestante en todo su período fértil durante el embarazo, el parto y el puerperio.

La ley legitima y valida el trabajo diario y cotidiano que realizan las/los profesionales obstétricas/os en sus tareas asistenciales, ya que la ley vigente ley 17.132/67 está desactualizada e incompleta.

El proyecto es consistente con los derechos laborales de todas las profesionales de la obstetricia.

Además regula las incumbencias de las/os profesionales obstétricas/os, que se han ampliado notablemente en las últimas décadas: por ejemplo regula los partos a domicilio.

Entre otras contribuciones fundamentales, aportan decisivamente en la disminución de las muertes maternas y neonatales. Se calcula que la reducción de muertes a partir de la intervención de obstetras es de dos tercios (es decir, habría el triple de muertes sin la presencia de este tipo específico de profesionales de la salud).

La norma declara a las personas gestantes son sujetos de derechos. Esto implica por ejemplo que al momento de parir tengan el derecho a elegir cómo, dónde y con quién hacerlo. También se consagra el respeto de su vida privada, a la autoridad de decisión sobre el propio cuerpo, al consentimiento y rechazo informado de tratamiento médico, y a la integridad física.

También se establece el derecho a un trato digno y a ser libres de violencia obstétrica, que es un flagelo preocupante que se mantiene y que tiene que ver con prácticas de humillación y denigración de la persona gestante. Esto incluye violencia psicológica, sobremedicalización, abandono o cualquier otro tipo de violencia en momentos de extrema vulnerabilidad emocional de la persona gestante.

 

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina