Publicado el 16 de Noviembre de 2021 - 13:26 | Última actualización: 16 de Noviembre de 2021 - 17:20

La gran elección del Frente de Izquierda es un punto de apoyo para las peleas que se vienen

"Confiamos en la lucha y organización desde abajo, porque el único futuro posible no es el que quiere imponer el FMI. Hay otra salida y desde el Frente de Izquierda apostamos a construir esa alternativa", resaltó el diputado nacional.

La gran elección del Frente de Izquierda es un punto de apoyo para las peleas que se vienen

Este domingo terminó una larga campaña electoral y estoy orgulloso de lo que hicimos con el Frente de Izquierda Unidad donde nos reafirmamos como la tercera fuerza nacional y conquistamos una bancada de cuatro diputados en el Congreso que estará al servicio de defender a la clase trabajadora, las mujeres y la juventud. Con mi compañera Myriam Bregman por la Ciudad de Buenos Aires, Alejandro Vilca con una elección histórica en Jujuy del 25% que lo transforma en el primer diputado nacional obrero y coya por esa provincia, y con Romina del Plá, compañera docente que junto conmigo ingresa por la provincia de Buenos Aires.

Sabemos que vivimos momentos difíciles, la elección estuvo atravesada por una situación económica y social muy crítica para las mayorías trabajadoras que expresaron su descontento social en las urnas. Es un factor central para entender la caída en los votos del Frente de Todos a nivel nacional y en la provincia de Buenos Aires. Desde el 2015 con Mauricio Macri los salarios vienen perdiendo 20% y la inflación del último año ya supera el 50%. Recorriendo la provincia de Buenos Aires y apoyando cada reclamo del pueblo trabajador, en todos estos meses me encontré con una gran decepción con el gobierno en los barrios olvidados. Muchos se decidieron a apostar por el Frente de Izquierda Unidad. Eran extendidas las historias de vecinos y vecinas, jóvenes, jubilados que están cansados de que el ajuste siempre recaiga en ellos y ellas. Quienes votaron por Alberto Fernández lo hicieron con la expectativa de recuperar lo perdido con Macri, sin embargo no se revirtió y estamos con niveles de pobreza e indigencia preocupantes. El empleo precario y el acceso a la vivienda son problemas estructurales de millones y hay hartazgo con las promesas incumplidas de los sucesivos gobiernos.

LEER MÁS: Acusan a la oposición de querer "abrazar el poder más que representar al pueblo"

Del lado de la oposición de Juntos por el Cambio, a pesar de ganar en la mayoría de las provincias, no tuvo un crecimiento de apoyos con respecto a otras elecciones. Todavía está fresco en la memoria el desastre de Macri, y canalizaron más un voto de oposición al gobierno que una defensa de la orientación que proponen. Más allá de los discursos que tuvieron en campaña, la extrema derecha liberal y Juntos, coinciden en querer imponer una agenda de mayor ataque a la clase trabajadora como eliminar las indemnizaciones o hacer reformas laborales que le quiten más derechos. Son voceros de los grandes dueños del país que se vienen enriqueciendo a costa de las mayorías. Estos son los debates que van a venir si se avanza con la propuesta del Frente de Todos de ir a un acuerdo nacional para renegociar la deuda con el FMI. Ya conocemos las recetas de ajuste de un organismo internacional que ha saqueado y hundido en más pobreza a los pueblos de América Latina y otros países. Nosotros lo dijimos muy claro en la campaña electoral y es nuestro compromiso: el Frente de Izquierda Unidad no va a convalidar la estafa de la deuda que se fue a la fuga y la especulación. Quienes nos apoyan saben que defendemos los intereses de las y los trabajadores y enfrentamos todas las medidas de ajuste. Con Macri y con Alberto Fernández.

La gran elección del Frente de Izquierda Unidad con casi 1.300.000 votos en todo el país es un punto de apoyo para lo que viene: la pelea por otra salida a la crisis a favor del pueblo trabajador. Las propuestas que planteamos como la reducción de la jornada laboral a 6 horas sin reducir el salario y para repartir las horas de trabajo entre ocupados y desocupados creando empleo genuino, ganaron enorme simpatía. Es la única medida de avanzada frente a tantas promesas y slogans vacíos de la política tradicional en la campaña. La bancada de cuatro diputados y diputadas de izquierda  en el Congreso nacional, los dos legisladores porteños, los dos diputados bonaerenses por la tercera sección, y los concejales de la provincia que conquistamos en varios distritos populares, estarán al servicio de dar estas peleas. En el congreso y en las calles. Desde ahora necesitamos poner en movimiento la fuerza de la clase trabajadora, convocando a las organizaciones sindicales, barriales y populares que se oponen al ajuste para impulsar la organización y la unidad del pueblo trabajador para enfrentarlo. Confiamos en la lucha y organización desde abajo, porque el único futuro posible no es el que quiere imponer el FMI. Hay otra salida y desde el Frente de Izquierda apostamos a construir esa alternativa.

(*) - Diputado nacional reelecto en la provincia de Buenos Aires por el Frente de Izquierda Unidad.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina