| Última actualización: 02 de Septiembre de 2022 - 19:22

Cristina Fernández salió de su departamento de Recoleta y saludó a un grupo de militantes

Fuentes cercanas a la ex mandataria evitaron dar precisiones respecto del destino de la vicepresidenta, quien se retiró de su domicilio pasadas las 16:20 a bordo de un vehículo de color negro.

Foto: Reuters Foto: Reuters

Tras el intento de atentado, la vicepresidenta Cristina Kirchner salió por primera vez de su departamento ubicado en el barrio porteño de Recoleta y saludó a un grupo de militantes.

Fuentes cercanas a la ex mandataria evitaron dar precisiones respecto del destino de la vicepresidenta, quien se retiró de su domicilio pasadas las 16:20 a bordo de un vehículo de color negro. La titular del Senado se mostró sonriente y relajada al salir de su residencia, tras el intento de asesinato de este jueves por la noche, custodiada por efectivos de civil y de la Policía Federal.

Desde el momento en que se abrió la puerta del edificio de la esquina de Juncal y Uruguay, la vicepresidenta fue custodiada por un gran operativo de seguridad, pero igualmente se acercó a saludar a un grupo de manifestantes que se acercaron para demostrarle su apoyo.

Previamente, Cristina Kirchner había recibido en su domicilio al presidente Alberto Fernández, quien se acercó cerca de las 14 para conversar con la ex mandataria luego de encabezar una reunión de gabinete en la Casa Rosada en la que se evaluó el "estado de conmoción social derivado" del intento de asesinato.

El jefe de Estado y la vicepresidenta ya habían conversado telefónicamente en la noche de este jueves, previo a la cadena nacional que realizó Alberto Fernández para referirse al ataque contra Cristina Kirchner.

"En el día de hoy, poco después de las 21 horas, un hombre atentó contra la vida de la actual vicepresidenta de la Nación y dos veces presidenta constitucional, Cristina Fernández de Kirchner. Este hecho es de una enorme gravedad, es el más grave que ha sucedido desde que hemos recuperado nuestra democracia", enfatizó Fernández en cadena nacional.

En ese marco, el Presidente destacó: "Este atentado merece el más enérgico repudio de toda la sociedad argentina, de todos los
sectores políticos y todos los hombres y las mujeres de la república, porque estos hechos afectan nuestra democracia".

"Cristina permanece con vida porque, por una razón todavía no confirmada técnicamente, el arma que contaba con cinco balas, no se disparó pese a haber sido gatillada", expresó.

La pistola con la que Fernando André Sabag Montiel le apuntó en la cabeza a la vicepresidenta "estaba apta para ser disparada", así lo confirmaron a NA fuentes del gobierno nacional y policiales, que agregaron que se trata de una Bersa Thunder calibre 32 automática (7.65 mm) y en su base poseía una numeración numeración parcial terminada en 250.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina