| Última actualización: 27 de Septiembre de 2022 - 20:21

Cruces picantes en el debate reanudado por la ley de Humedales, que quedó para dictamen

La diputada kirchnerista Florencia Lampreabe denunció artilugios procedimentales de parte del presidente de la comisión de Agricultura, Ricardo Buryaile.

Por
Picante reanudación del debate del proyecto de ley de Humedales en comisión Picante reanudación del debate del proyecto de ley de Humedales en comisión @BuryaileRicardo

La Cámara de Diputados dio hoy continuidad al debate sobre la ley de Humedales, que el jueves seguirá con la firma de los dictámenes.

Hubo un cruce picante entre el presidente de la comisión de Agricultura y Ganadería, Ricardo Buryaile, y la diputada oficialista Florencia Lampreabe, 

Luego de escuchar a una veintena de expositores vinculados al sector productivo y científico (todos ellos invitados por Juntos por el Cambio), que expresaron reparos y observaciones al proyecto que recoge el mayor consenso impulsado por Leonardo Grosso (Frente de Todos), la comisión de Agricultura reunida en el anexo C brindó espacio para las intervenciones de legisladores.

Antes de dar la palabra a los expertos, Buryaile aclaró que desde la comisión de Agricultura y su presidencia no estaban "trabando" el proyecto y que no existía una "maniobra dilatoria" como acusa el oficialismo.

Recordó que cuando antes de diciembre del 2021 la comisión era presidida por el oficialismo no tuvo voluntad de avanzar con el tema que había conseguido dictamen favorable únicamente de la comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano.

"No existe maniobra dilatoria por parte de este presidente de tratar este proyecto de ley ningún ningún otro", insistió el formoseño, y al respecto agregó: "Nosotros no estamos trabando este proyecto, cuando el oficialismo conducía la comisión de Agricultura y tenía mayorías, no lo trataron. Hoy con una realidad me alegra que lo podamos tratar".

"El único objetivo que había planteado como presidente de esta comisión, sin acompañamiento de los otros presidentes ni del bloque del Frente de Todos, era que quería que esta reunión informativa ampliada por parte de quienes son parte de las organizaciones ambientales pudieran exponer en el plenario para que todos los diputados podamos informarnos acabadamente y que no vayamos al recinto a votar porque nos dicen que tenemos que votar. Debemos dar el debate, hay mucho en juego y una responsabilidad que tenemos los diputados en esto", siguió el radical.

Cruces picantes en el debate de la Ley de Humedales

Luego de la ronda de expositores del ámbito de la academia y de sectores empresariales, el ex ministro de Agroindustria de Cambiemos le cedió la palabra a la camporista Florencia Lampreabe, quien volvió a cargar las tintas sobre una supuesta estrategia dilatoria por parte de Juntos por el Cambio, al que acusó de "falta de voluntad" para avanzar en el tratamiento.

"Evidentemente no hay tiempo para estudiar pero si hay tiempo de hablar de la ley como si se la hubiera leído", se quejó, con un dejo de ironía.

Además desmintió que el oficialismo proponga una "ley antiproductiva". "Esta ley que nosotros estamos defendiendo no es una ley antiproductiva, no busca sacar a la producción ganadera y la arrocera del Delta. Es importante discutir en el marco de lo que dice el proyecto de ley y no otras cosas porque aporta confusión", indicó.

En este sentido, Lampreabe reprochó que Juntos por el Cambio utilice "discusiones procedimentales o falacias" para "esconder las posiciones concretas que se tienen sobre un proyecto que tiene más de 10 años de historia".

"El primer proyecto se presentó en 2013. Ningún diputado o diputada puede decir que no tuvo tiempo para preocuparse o para decir que no sabe nada de la ley de Humedales", enfatizó la legisladora oficialista.

"Aparentemente el tema ambiental no es un tema de la gente, es de un grupo minoritario o se dice que vamos a necesitar para una actividad productiva que se autorice en Buenos Aires. Todas estas cosas son peligrosas porque tocan una fibra que es el federalismo. No se puede mentir", remarcó, con vehemencia. 

Si bien reconoció que con esta ley como con ninguna otra se va a poder resolver el problema de coyuntura como los incendios en el Delta, sí destacó que permitirá motorizar las "medidas de adaptación y mitigación para que esas áreas productivas sigan siendo productivas y no pasen a ser un desierto por efecto del cambio climático".

Buryaile se sintió aludido por las denuncias sobre supuestas dilaciones con artilugios reglamentarios, y le contestó a Lampreabe con firmeza.

"Ese discurso es mentiroso y a partir de ese discurso se genera violencia. Como la violencia que sufrí yo con una amenaza de muerte", salió al cruce el presidente.

LEÉ: Ricardo Buryaile: “Este Gobierno vende humo, amenaza y no tiene liderazgo”

"No importa si un diputado conoce o no la existencia de proyectos. Hay miles de proyectos, pero hay que estudiarlos, no saber que están. Acá no hay dilación. Acá hay una voluntad de demostrar la poca vocación de ustedes cuando fueron mayoría y presidieron la comisión de Agricultura. Esta comisión se convocó y acá se está tratando (la ley de Humedales)", aclaró el presidente de Agricultura. 

"Esta reunión que tenemos acá, ustedes no la querían hacer. Hubieron cinco reuniones (de la comisión de Recursos Naturales) con 70 invitados, uno solo del sector productivo, de la Federación Agraria. Nunca los quisieron invitar", recriminó Buryaile.

A su turno, el radical Fabio Quetglas se lamentó por el hecho de que "en la Argentina ha calado una cultura de la cancelación económica".

"Que lo digan los entrerrianos con las pasteras, los fueguinos con las salmónidos, los mendocinos con la minería. Le ha colgado el San Benito a algunas actividades que se realizan en provincias o países vecinos. Argentina es un caso único en el mundo en renunciar a la gestión inteligente de recursos naturales", lanzó.

El también radical Jorge Vara también advirtió sobre un supuesto intento de frenar actividades económicas, a la par de un aumento del gasto público. 

"Cuando discutimos en Corrientes el Plan de Manejo del Ibera, el impacto desde el punto de vista productivo no afectó absolutamente  en nada, seguimos adelante con nuestra agenda productiva, no hubo judicialización , no hubo costo adicional de parte del Estado y nosotros podemos exhibir un muy buen manejo de nuestros humedales", comparó.

 

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina