| Última actualización: 12 de Marzo de 2023 - 08:05

Cómo fue la reacción de los políticos argentinos cuando se conoció la elección de Bergoglio como Papa

La noticia generó los silbidos del kirchnerismo y "alegría" en Macri. Con el tiempo, las cosas se revertirían para ambos.

Por
Cómo fue la reacción de los políticos argentinos cuando se conoció la elección de Bergoglio como Papa Foto: NA/Mariano Sánchez

La noticia de la elección de Jorge Bergoglio como nuevo Papa para suceder al saliente Benedicto XVI sorprendió a la política argentina, que tuvo reacciones variadas ante el histórico suceso en el Vaticano.

Aquella tarde del miércoles 13 de marzo los televisores del país sintonizaban noticieros para ver cuándo saldría la fumata blanca que indicara que "Habemus Papam", pero sin demasiadas expectativas sobre la posibilidad de que el entonces cardenal primado de la Argentina lograra llegar al cargo más alto de la Iglesia católica.

1024-130313028.jpg

Foto: NA/Mariano Sánchez.

En la noche de la Santa Sede, cuando el blanquecino humo salió de la chimenea de la Capilla Sixtina la atención quedó todavía más centrada en lo que sería el anuncio del nuevo pontífice.

"Annuntio vobis gaudium magnum; Habemus Papam: Eminentissimum ac reverendissimum Dominum, Dominum Giorgium Marium, Sanctae Romanae Eccleasiae Cardinalem Bergoglio, Qui sibi nomen imposuit Franciscum", informó el entonces cardenal protodiácono, el francés  Jean-Louis-Pierre Tauran.

Las palabras en latín primero fueron casi inentendibles por estas tierras, pero escasos segundos después, al escuchar el apellido Bergoglio la Argentina quedó conmocionada por la novedad e inmediatamente distintos dirigentes políticos comenzaron a expresarse al respecto.

AFP_PHOTO_-_VINCENZO_PINTO_copy.jpg

Foto: AFP/VINCENZO PINTO

El entonces vocero presidencial, Alfredo Scoccimarro, informó a la prensa que la mandataria de aquellos tiempos, Cristina Kirchner, había enviado una misiva al flamante Santo Padre para felicitarlo por su elección y también confirmó que la jefa de Estado viajaría al Vaticano para presenciar la ceremonia de asunción.

"En mi nombre, en el del Gobierno argentino y en representación del pueblo de nuestro país, quiero saludarlo y expresarle mis felicitaciones con ocasión de haber resultado elegido como nuevo Romano Pontífice de la Iglesia Universal", afirmó la mandataria nacional. En la breve misiva, a nombre de "Su Santidad Francisco I", la Presidenta le deseó al argentino "una fructífera tarea pastoral".

"Es nuestro deseo que tenga, al asumir la conducción y guía de la Iglesia, una fructífera tarea pastoral desempeñando tan grandes responsabilidades en pos de la justicia, la igualdad, la fraternidad y la paz de la humanidad", resaltó Cristina Kirchner.

BFQ5YiqCUAAGYRs.jpg

"Le hago llevar a su Santidad, mi consideración y respeto", finalizó la misiva de la Presidenta, difundida poco después de conocerse la noticia de la designación del cardenal argentino.

Luego, al encabezar un acto en Tecnópolis, la entonces jefa de Estado había retomado el tema: "Hoy es un día histórico, y no puedo dejar de mencionarlo y no quiero dejar de mencionarlo: por primera vez en la historia de la Iglesia, los dos mil años de historia de la Iglesia, va a haber un Papa que pertenece a Latinoamérica y que le deseamos de corazón a Francisco I que pueda lograr mayor grado de confraternidad entre los pueblos, entre las religiones, que esa opción por el nombre de Francisco, que creo que es por San Francisco de Asís, la opción de los pobres, sea realmente la opción que puedan hacer las altas jerarquías para que finalmente podamos volver a reencontrarnos en toda la humanidad, todos los seres humanos en igualdad de condiciones con confraternidad, con amor, con justicia y con equidad".

En una mezcla de aplausos y algunos silbidos entre los militantes, la actual vicepresidenta había pedido a Francisco que "lleve el mensaje a las grandes potencias del mundo para que dialoguen".

"También queremos que el diálogo, que tanto pregonan desde todas partes, lo hagan efectivo y pueda convencer a los poderosos del mundo, a esos que tienen armamento, poder financiero, que finalmente dirijan una mirada hacia sus propias sociedades, hacia los pueblos emergentes y que promuevan un diálogo de civilización, que ninguna cuestión se resuelva por la fuerza, sino por los canales diplomáticos. Confiamos plenamente en esa misión y le pedimos a Dios que ayude a que pueda hacerla posible para que también las causas justas alguna vez triunfen en este bendito planeta que se llama Tierra, porque estoy segura de que Dios y la Virgen así lo quieren. Así que todos mis deseos de buenaventura y de buena misión y de muy buena misión pastoral para todos los habitantes del mundo", había concluido la entonces Presidenta.

Tiempo después, la relación entre Cristina Kirchner y el Sumo Pontífice se tornaría cercana y hasta cómplice: los encuentros entre ambos estuvieron plagados de risas y sonrisas que contrastaron con los gestos adustos que hubo en las reuniones con sus sucesores al frente de la Casa Rosada.

En tanto, el actual presidente Alberto Fernández, que por aquel 2013 se había acercado al líder del Frente Renovador, Sergio Massa, y se mostraba crítico del Gobierno del Frente para la Victoria, había analizado en Twitter: "Un Jesuita Sudamericano consagrado Papa es un avance enorme por una Iglesia más justa".

Alberto_Fernández_Papa_Francisco_2013.jpg

Por su parte, el entonces jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, había afirmado en Twitter: "Alegría y orgullo por el gran Papa que tendrá el mundo".

Mauricio_Macri_Papa_Francisco_2013.jpg

"Todavía no caigo. Me debe estar pasando lo mismo que a todos los argentinos: es una mezcla de emoción, orgullo, sorpresa. Es muy fuerte: debe ser una de las noticias más importantes de la historia de la Argentina", había señalado en declaraciones a la prensa, a la vez que auguraba que iba a ser "un gran Papa para la humanidad, con fuerte preocupación por el tema de la pobreza".

Aunque en la actualidad la líder de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, es crítica del Sumo Pontífice, cuando se produjo su elección como nuevo Papa ambos tenían un vínculo cercano: "He tenido una gran relación con él, de carácter espiritual", había explicado en ese momento.

Para la entonces diputada nacional, que se encontraba trabajando para armar el frente UNEN en la Ciudad de Buenos Aires, la designación de Jorge Bergoglio en el Vaticano era "el mayor signo de que vienen tiempos distintos" para la Argentina.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina