Miércoles, 25 Agosto 2021 11:21

Memorando con Irán: las defensas embistieron contra el fiscal Colombo que impulsa el juicio oral

"Tenía un elefante frente a sus ojos pero miró para otro lado", acusó el ex jefe de gobierno Aníbal Ibarra, defensor de Oscar Parrilli.

Las defensas le pidieron al fiscal Marcelo Colombo para que eleve la causa a juicio oral. Las defensas le pidieron al fiscal Marcelo Colombo para que eleve la causa a juicio oral. Foto: NA ARCHIVO

Ocho abogados defensores de los imputados en la Causa Memorando con Irán le respondieron hoy con vehemencia al fiscal Marcelo Colombo, quien rechazó las nulidades de la causa por las reuniones de los jueces Gustavo Hornos y Mariano Borinsky con el ex presidente Mauricio Macri previo a la reapertura del expediente.

Aníbal Ibarra, el ex jefe de gobierno porteño que defiende al senador Oscar Parrilli, sostuvo que el fiscal “tenía delante de los ojos a un elefante, pero miró para el costado y dijo ‘acá no hay un elefante’”.

3e06e7dc7d0fd92fa32b9972ffbbdd29_Generic.jpg

La metáfora alude a que Colombo reconoció la irregularidad de las reuniones entre los jueces y el ex presidente –a punto tal que las denunció penalmente- pero consideró que era un dato “insuficiente” para suponer que se había digitado el fallo que reabrió la investigación.

Al cerrar las réplicas de los defensores al dictamen del fiscal, Ibarra refutó otro de los argumentos de Colombo, cual fue que las reuniones entre los camaristas y Macri se prolongaron durante los cuatro años de gobierno y no sólo en la previa al fallo por la Causa Memorando.

“Se siguieron reuniendo porque eran los jueces del Presidente!”, exclamó Ibarra.

Previamente, el abogado Mariano Fragueiro Frías, defensor del procurador del Tesoro, Carlos Zanini, exhibió una serie de documentos con los que justificó su imputación contra Borinsky y Hornos para quedarse con la causa pese a que, consideró, no correspondía.

Fragueiro exhibió una Acordada de la Cámara de Casación en la que ambos jueces se abstuvieron de votar y en la que se establecía un régimen de reemplazos de los cargos vacantes en cada sala del tribunal.

Ese mecanismo establecía la posibilidad de que Hornos y Borinsky no pudieran intervenir en el trámite de la reapertura, porque la composición derivada de la Acordada habilitaba a tratar los planteos a jueces que ya se habían expedido en el pasado por la “cosa juzgada”, es decir el cierre definitivo.

Fragueiro explicó que Hornos y Borinsky resolvieron en 38 días la reapertura y la firmaron dos días antes de que terminaran sus subrogancias.

El resto de los abogados coincidieron en denostar el dictamen del fiscal Colombo, a quien incluso acusaron de haber utilizado información inexacta para arribar a la conclusión de que el proceso debe continuar a la etapa de juicio.

Sobre el final de la audiencia, Colombo pidió la palabra para refutar, a su vez, los argumentos de las defensas.

El tribunal oral federal número ocho, integrado por los jueces Gabriela López Iñiguez, José Michilini y Daniel Obligado, debe resolver los planteos de nulidad que impulsaron la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y el ministro bonaerense Andrés "Cuervo” Larroque.

Esos planteos fueron defendidos hoy por los abogados Alberto Beraldi, Lucila Larrandart, Graciana Peñafort, Eduardo Barcesat, Mariano Fragueiro Frías, Marcos Aldazabal y Guillermo Alberdi.

De esa decisión depende la continuidad de la causa hacia la etapa de juicio o su cierre definitivo con un sobreseimiento generalizado de los imputados.

Escrito por
Buenos Aires, NA