| Última actualización: 26 de Septiembre de 2022 - 13:27

Bregman apoyó al SUTNA: “Los trabajadores no cobran lo que se dijo”

La diputada del FIT justificó el paro del Sindicato del Neumático y cuestionó también al Ministerio de Trabajo. Además, dijo que el debate por las PASO no es prioridad.

Por
Bregman apoyó al SUTNA: “Los trabajadores no cobran lo que se dijo” Juan Vargas (NA).

Myriam Bregman apoyó la medida de fuerza del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA) por el reclamo de aumentos salariales. La diputada del FIT dijo que "acá se reclamó de manera legítima con una huelga” porque “los trabajadores no cobran lo que se dijo” y que “los empresarios quieren dar la idea de ser buenos y contemplativos", afirmó.

En comunicación con Antonio Fernández Llorente y el equipo de “Sin relato” por la AM 990, la legisladora explicó que irá a "acompañar a los trabajadores del neumático, que vuelven al Ministerio de Trabajo”. En la sede de la calle Alem al 600, el secretario general de SUTNA, Alejandro Crespo, y los representantes de las empresas del sector se reunirán a partir de las 11 para dirimir el conflicto con funcionarios del Gobierno Nacional.

Bregman, sin embargo, no se mostró tan optimista. "Acá está en juego el tema de las importaciones. La ausencia del Ministerio de Trabajo no es neutral sino a favor de las empresas. No hay posibilidad de diálogo en estas cuestiones", apuntó. A diferencia del resto de los sindicatos de la CGT, que mantienen una línea peronista, el SUTNA parte de un gremialismo clasista y combativo o la izquierda sindical.

LEER MÁS: Obra pública: se reanudan los alegatos y es el turno de la defensa de Carlos Kirchner

De hecho, Crespo forma parte del Partido Obrero (PO) y ha acompañado a los piqueteros troskistas en marchas. Días atrás, diversos trabajadores de su sindicato llevaron a cabo un paro de actividades por tiempo indeterminado en las principales plantas de neumáticos del país, una medida que fue acompañada con un acampe frente a la sede de Callao al 100 de la cartera laboral, donde un grupo de delegados incluso permaneció en uno de los pisos del edificio.

“En este conflicto, uno de los sectores patronales que ha ganado como nunca quieren resolver esto con un aumento del 38% cuando hay una inflación del 100%", cuestionó la diputada del FIT. Y completó: "Las empresas quedan en un lugar muy cuestionable porque forman precios, colaboran con el incremento de la inflación y se llevan los dólares que necesita la Argentina. Estamos en un Ministerio de Recursos Humanos más que de Trabajo".

La disputa está centrada en el reclamo del gremio por el pago al 200% de la hora trabajada durante los fines de semana, además de una revisión pendiente de la paritaria del año pasado y la discusión por la actualización de 2022. Por la extensión del conflicto, el fin de semana a empresa fabricante de neumáticos Bridgestone anunció la decisión de "cerrar temporalmente" sus operaciones en el país a raíz de las "prolongadas negociaciones".

“¿ LAS PASO? HAY OTRAS PRIORIDADES”

Myriam Bregman también cuestionó el debate sobre la eliminación de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) para las Elecciones del 2023, que figuras del oficialismo y la oposición llevan adelante, ya que “solo le interesa a la dirigencia política" y que “desde la Izquierda hay que aclarar que hay otras prioridades”

"A nosotros no nos da la cara para sentarnos en la Cámara y decir que queremos debatir el tema de la Justicia o las PASO como prioridad, sin resolver antes la situación que tiene el país. Están jugando con una situación muy complicada", manifestó. Entre ellas, nombró “discutir la inflación, la situación de estos empresarios, las jubilaciones”.

LA VICTORIA DE LA DERECHA EN ITALIA

La dirigente de la Izquierda, por último, fue consultada por el escenario político a nivel internacional, donde el pasado domingo marcó un nuevo avance de la nueva derecha con el triunfo de Giorgia Meloni, líder del partido Hermanos de Italia, que en las elecciones legislativas italianas obtuvo más del 42% de los votos.

“La clave que está detrás de estos movimientos es la degradación de años. Esto no es violencia política sino de una derecha facha con recetas fáciles, discursos demagógicos y enemigos identificables”, dijo y finalizó: “Es un fenómeno global producto del capitalismo”.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina