Viernes, 09 Abril 2021 17:54
Por Néstor Espósito

Borinsky "desempató" a su favor y seguirá siendo el juez a cargo de la causa por espionaje ilegal

Los abogados Resnick Brenner y Chueco, condenados por corrupción, lo recusaron por "temor de parcialidad". Pero Borinsky fue juez de sí mismo y desestimó el planteo.

Borinsky "desempató" a su favor y seguirá siendo el juez a cargo de la causa por espionaje ilegal

La Cámara de Casación rechazó una recusación contra el juez Mariano Borinsky para intervenir en la causa por espionaje ilegal durante el gobierno de Cambiemos planteada por dos presuntas víctimas de esas prácticas ilegales, los abogados Rafael Resnick Brenner y Jorge Chueco. El fallo que rechazó su recusación fue firmado, para conformar mayoría, por el propio Borinsky.

Tal como anticipó NA, Resnick y Chueco –ambos condenados en sendas causas por presunta corrupción entre 2003 y 2015- pidieron el apartamiento de Borinsky a raíz de sus reconocidas visitas a la Quinta Presidencial de Olivos para entrevistarse y jugar al paddle y al tenis con el ex presidente Macri.

Borinsky integró el tribunal que en el primer trimestre del año resolvió que la causa por espionaje ilegal, que por ahora tramita en los tribunales federales de Lomas de Zamora, viaje a Comodoro Py para su continuidad.
Resnick Brenner y Chueco son querellantes en ese expediente y sostienen que la investigación debe continuar en Lomas de Zamora, donde ha registrado avances significativos, con procesamientos incluidos.

Cuando se conocieron las visitas de Borinsky y del presidente de la Cámara de Casación, Gustavo Hornos, al ex presidente Macri, ambos abogados plantearon la recusación por “temor de parcialidad” y reclamaron, además, la nulidad del fallo que le quitó la competencia a la Justicia Federal de Lomas de Zamora.

Pero hoy, en una resolución rápida, los planteos fueron rechazados “in límine”. El propio Borinsky, junto con su colega Javier Carbajo, resolvió que “los peticionantes postulan la existencia de supuestos de recusación que se basan en expresiones imprecisas y conjeturales”.

“El requerimiento de desplazamiento de uno de los jueces de una causa no puede –añadieron- válida y legítimamente sustentarse en esa clase de hipótesis especulativas, sin mengua de la garantía del juez natural inmanente al debido proceso legal”.

Por “expresiones imprecisas y conjeturales” e “hipótesis especulativas” deben entenderse los temores de parcialidad que invocaron Resnick Brenner y Chueco a raíz de las visitas de Borinsky a Olivos.

Además, recordaron que Hornos, quien en algún momento participó de las decisiones como parte del tribunal, ya no lo integra pues desde enero pasado es el presidente de la Cámara. Sobre el planteo de nulidad del fallo por la cuestión de competencia, Borinsky y Carbajo subrayaron que “las resoluciones objetadas, de adverso a lo sostenido por ellos, satisfacen los recaudos formales legalmente previstos para ser consideradas actos jurisdiccionalmente válidos”. “En consecuencia, corresponde el rechazo in limine de la nulidad intentada”, resumió la resolución. 

La tercera jueza del tribunal, Angela Ledesma, votó en disidencia, al advertir que “apartarse del procedimiento previsto legalmente en materia de recusaciones hace recaer la decisión precisamente en uno de los jueces cuyo apartamiento se postula”. La jueza cuestionó así que Borinsky se haya convertido en juez de sí mismo.

“Resulta ineludible cumplir con el trámite previsto y, además, dar intervención a todas las partes, de modo de garantizar el derecho de defensa y la contradicción; con el fin de impartir un trámite igualitario en todas las incidencias de este caso y evitar, en definitiva, mayor litigiosidad y la posible afectación de derechos”, puntualizó el voto de minoría.

 

Escrito por
Buenos Aires, NA