Publicado el 12 de Julio de 2022 - 16:59 | Última actualización: 12 de Julio de 2022 - 17:16

Avanza la megaobra con la que San Isidro hace frente al cambio climático

Se trata del desagüe aliviador Alto Perú, que se extenderá a lo largo de 23 cuadras para optimizar toda la red pluvial y evitar anegamientos.

Por
El desagüe aliviador Alto Perú, la megaobra de San Isidro por los anegamientos de calles. El desagüe aliviador Alto Perú, la megaobra de San Isidro por los anegamientos de calles. Municipalidad San Isidro

El municipio de San Isidro continúa con la construcción del desagüe pluvial aliviador Alto Perú, una megaobra que se extenderá a lo largo de 23 cuadras para agilizar y optimizar toda la red pluvial y evitar anegamientos.

El cambio climático ha aumentado la frecuencia de las lluvias intensas, y para combatir este fenómeno en San Isidro se puso en marcha una de las obras hidráulicas más ambiciosas de la historia, se informó.

LEÉ: La más multitudinaria protesta en la historia de las cumbres del clima

Tras un acuerdo con la Secretaría de Recursos Hídricos de la Nación, el municipio construye el desagüe pluvial aliviador Alto Perú, que ampliará el sistema de drenaje y evacuación de excedentes pluviales de todo el partido.

"Es una obra que venimos planificando hace mucho tiempo debido a la frecuencia y el volumen de lluvias que produce el cambio climático. Por eso, nos preparamos para este desafío y estamos realizando esta obra tan importante", sostuvo el intendente Gustavo Posse, quien recorrió la zona de trabajos en Ameghino y Acassuso.

LEÉ: ¡Qué calor hará sin vos en verano!

Para realizar las obras se avanza en la excavación de pozos de ataque en forma manual y mecánica, se explicó en un comunicado. Una vez alcanzada la profundidad necesaria en cada uno (tienen entre 4 y 12 metros), la excavación de los túneles se realiza en forma manual con el fin de evitar vibraciones que afecten a las viviendas y a la forestación existente.

Hasta el momento, ya finalizaron los pozos de Roca y Acassuso; Bolívar y Acassuso; Uriburu y Acassuso; y Ameghino y Acassuso.

Actualmente, unas 80 personas trabajan en Washington y Acassuso. La obra prevé la construcción de un conducto de hormigón armado de 2.300 metros de longitud.

Su traza se extiende por la calle 33 Orientales desde el desagüe existente en la intersección de Pasaje Gauto hasta el cruce con la calle Acassuso; luego continúa por Acassuso entre 33 Orientales y Washington; Washington entre Acassuso y avenida Centenario, dos cuadras por Centenario entre Washington y España.

Además, habrá un ramal paralelo de dos cuadras por Suipacha entre Washington y España.

Otro de los beneficios que trae esta obra es que se eliminarán los posibles anegamientos en los cuatro túneles del ferrocarril Mitre, y en el futuro paso bajo nivel de Almirante Brown.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina