| Última actualización:02 de Septiembre de 2022 - 19:01

Alberto Fernández visitó el departamento de Cristina Kirchner tras el atentado

El Presidente estuvo reunido con su vice en Recoleta luego de encabezar la reunión de Gabinete en Casa Rosada. 

Por
Foto: Reuters/NA Foto: Reuters/NA

El presidente Alberto Fernández visitó el departamento de Cristina Fernández de Kirchner ubicado en Juncal y Uruguay, el día después del atentado que padeció la vicepresidenta cuando un hombre gatilló un arma a centimetros de su cabeza.

Durante la mañana, el mandatario encabezó una reunión de Gabinete en Casa Rosada para avanzar sobre los paso a seguir en respaldo de la exmandataria. A excepción de un escueto comunicado, hay un gran hermetismo en las definiciones que tomará el Gobierno en materia de seguridad. 

El jefe de Estado se trasladó en auto, se lo vio llegar al barrio de Recoleta minutos antes de las 14, y estuvo reunido con la exmandataria durante 40 minutos. No es el primer contacto que mantuvo con su vice luego del atentado, dado que se comunicó telefónicamente tras el hecho. 

Según lo informado, a las 16, mantendrá una reunión con representates empresariales, sociales, de derechos humanos y religiosos para avanzar en la delimitación de un "amplio consenso contra los discursos del odio y la violencia".

A posterior del encuentro convocado por Juan Manzur, recibió a miembros de su Gabinete, entre ellos el apuntado titular de Seguridad, Aníbal Fernández.

LEE: Alberto Fernández convocó a una reunión con representantes sindicales, sociales, religiosos y de DDHH tras el atentado a Cristina Kirchner

La visita del jefe de Estado se enmarca en la previa de la movilización convocada por Frente de Todos a Plaza de Mayo en respaldo de la vicepresidenta. 

Desde Gobierno consideran que se vive un clima de "conmoción social" derivado del intento de asesinato de Cristina Fernández de Kirchner, y anunciaron que los miembros del Gabinete se suman a la acción convocada.

Al momento, distintas columnas oficialistas hicieron su ingreso y colmaron las inmediaciones de Casa Rosada a la espera del arribo de las delegaciones restantes que se avecinan a la acción.

Como única oposición presente, la izquierda, encolumnada detrás de la dirigente del Nuevo MAS, Manuela Castañeira, movilizó bajo consignas de "independencia", pero en repudio al accionar al que definieron como fascista. Con debates propios, el Frente de Izquierda repudió el suceso por redes sociales.

 

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina