Publicado el 05 de Agosto de 2022 - 17:26 | Última actualización: 06 de Agosto de 2022 - 08:09

Sobreseyeron a una policía que mató a un niño de 15 años que intentó asaltar un colectivo

Un fiscal la había acusado por "gatillo fácil" porque el fallecido no estaba armado. Un cómplice del asaltante fue condenado a cuatro años y cinco meses de cárcel en un juicio abreviado.

Por
Los dos asaltantes abordaron un colectivo de la línea 47. Los dos asaltantes abordaron un colectivo de la línea 47. Foto: NA - Redes sociales

Una jueza sobreseyó a una oficial de la Policía de la Ciudad que mató a un niño de 15 años de edad que junto con un mayor intentó asaltar a los pasajeros de un colectivo en octubre de 2020.

La magistrada Paula González dispuso el sobreseimiento a favor de Melina Daniel Briscia, quien el 15 de octubre de aquel año causó la muerte de Lucas Rubén Insaurralde Gorosito, quien  junto a Leandro Vladimir “Moneda” Magallanes ingresaron a un colectivo de la línea 47 en la parada de Riestra y Albariños, de esta Capital.

Allí, uno de ellos armado amenazó al chofer mientras el otro trataba de robarles a los pasajeros, situación ante la cual la policía (que estaba vestida de civil) disparó matando a Insaurralde Gorosito e hirió a Magallanes.

El sobreviviente fue condenado a cuatro años y cinco meses de prisión en un juicio abreviado por el delito de “robo agravado por haberse cometido mediante el empleo de un arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede tenerse por acreditada, agravado en cuanto a la pena por haberse cometido con la participación de un menor de edad”.

Pero el fiscal Leonel Gómez Barbella acusó a la policía por lo que entendió que había sido un caso de “gatillo fácil”.

“Si bien no se encuentra en tela de juicio la ocurrencia del hecho delictivo ocurrido dentro del colectivo y la complicidad en aquel del menor Insaurralde Gorosito, no es menos cierto que se ha probado que el niño no portaba ninguna clase arma (ni blanca ni de fuego)”, sostuvo el fiscal.

“La ausencia de algún impacto de bala en el colectivo de parte de quienes los habían abordado con fines de sustracción de celulares de los pasajeros y la comprobada inexistencia de algún arma que llevase Insaurralde Gorosito, son más que suficientes para descartar por completo el peligro por el supuesto acercamiento hacia Briscia que ensayara como explicación” de su accionar.

LEE: “Le podría haber vaciado el cargador entero”, la frase que Horacio García Belsunce le atribuye al abogado de Pachelo

La policía dijo en su indagatoria que el menor de edad “extrajo un arma cuya empuñadura pudo ver” mientras que el cómplice, que estaba junto al chofer, le apuntó a ella, “a raíz de lo cual disparó y tras ello descendieron del colectivo para huir en dirección a la Villa 20”.

A Insaurralde Gorosito, quien murió a las 23.20 en el Hospital “Cecilia Grierson”, no se le encontró arma alguna.

La jueza González rechazó el planteo del fiscal y sobreseyó a la policía tras considerar que reaccionó ante una “agresión inminente y el riesgo de vida que sufría el chofer y del que no eran ajenos los restantes ocupantes del colectivo”.

La funcionaria se vio conminada a repeler la agresión ilegítima y así salvaguardar la integridad propia y ajena, mediante la utilización de su arma de fuego reglamentaria”, sostiene el fallo.

“La oficial Briscia no tuvo otra alternativa que hacer cesar el ilícito en curso y también velar por la integridad física de todas las personas que viajaban en el colectivo, una de las cuales era apuntada con un arma de fuego. Ese fue el único fin con el cual disparó hacia Insaurralde Gorosito, quien se encontraba a una distancia superior a los 50 ó 70 centímetros”, explicó la jueza.

El fallo indica que la conducta de disparar en el interior del colectivo constituyó un “accionar idóneo a los fines de salvaguardar la integridad de un grupo de personas que se hallaban dentro de un colectivo en marcha imposibilitadas de huir del embiste de al menos un hombre armado”.

La acción fue necesaria puesto que no se advierte de qué otro modo pudo evitar el peligro al que sometieron a los pasajeros, más aún si se tiene en cuenta que impartió la voz de alto y no logró disuadirlos de su accionar”, insistió.

“Aunque fue luctuoso el resultado no se pondera desproporcionado respecto del riesgo de vida en el que se encontraban todos los allí presentes y particularmente la oficial y el chofer”, justificó.

En cuanto a la edad del fallecido, la jueza sostuvo que “si bien es cierto que el fallecido Insaurralde Gorosito contaba con 15 años al momento de los hechos, su contextura física (medía más de un 1,70 metros y pesaba 78 kilos)  a lo que se adiciona la velocidad en que ocurrieron los acontecimientos, la oscuridad que había dentro del colectivo y presumiblemente la utilización de barbijos no hacen posible que Briscia hubiese notado su minoridad a simple vista”.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina