| Última actualización: 02 de Noviembre de 2022 - 16:25

Masacre de Wilde: pidieron perpetua e inmediata detención para todos los policías acusados

Les imputó “homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas reiterado en cuatro hechos y en grado de tentativa en un hecho”.

Por
La señalización del lugar de los hechos. La señalización del lugar de los hechos. Foto:NA -PBA

La fiscal de Lomas de Zamora Viviana Simón pidió hoy la condena a prisión perpetua por “homicidio calificado” contra siete policías de la Bonaerense por la “Masacre de Wilde”, un caso de gatillo fácil ocurrido hace más de 28 años.

La fiscal pidió la pena máxima para los policías Eduardo Ismael Gómez, Roberto Oscar Mantel, Osvaldo Américo Lorenzón,  Marcelo Daniel Valenga, Julio César Gatto, Pablo Francisco Dudek y Marcos Rodríguez.

A todos les imputó los delitos de “homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas reiterado en cuatro hechos y en grado de tentativa en un hecho”.

El hecho ocurrió el 10 de Enero de 1994 en Wilde, partido de Avellaneda, y resultaron damnificados Norberto Antonio Corbo, Gustavo Pedro Mendoza, Héctor Bielsa, Edgardo José Cicutín y Claudio Antonio Díaz, este último el único sobreviviente.

Los policías de la ex Brigada de Investigaciones de Lanús descargaron más de un centenar de tiros de Itakas y ametralladoras sobre dos autos a los que confundieron con los de delincuentes a los que estaban persiguiendo.

Después de recorrer un intrincado camino judicial, la causa llegó a juicio a instancias de la Suprema Corte Bonaerense, que anuló dos sobreseimientos previos en favor de los imputados.

La fiscal Simón pidió al tribunal –integrado por los jueces Martina Celone, Luis Gabián y Marcelo Dellature- que “en virtud de la pena en expectativa, en caso de recaer veredicto condenatorio, se ordene la inmediata detención de los acusados”.

“Sin perjuicio de haber estado a derecho hasta el momento, (el peligro de fuga) aumentaría ante ese resultado, los fines de frustración del proceso; como sucedió durante estos 28 años”.

LEE: Caso Matías Berardi: condenan a 6 años y ocho meses de prisión a una de las últimas acusadas

La fiscal refutó la defensa de los policías, que sostuvieron que las víctimas estaban armadas e incluso les dispararon.

“Se adjudica al revólver Dos Leones una vaina servida que conforme el peritaje no fue percutida por el mismo y la pistola 11,25 sistema Colt presentaba al realizarse el peritaje múltiples deficiencias, encontrándose incluso una vaina adherida a las paredes del cañón, la que tuvo que ser removida mecánicamente para posibilitar la obtención de un proyectil testigo”, subrayó.

La fiscal sugirió que esas armas fueron “plantadas” para simular un enfrentamiento: “Armas que por otra parte solo fueron observadas, por los efectivos policiales involucrados”.

El alegato explicó que “se contabilizaron 62 impactos en el Peugeot 505 y 36 impactos en el Dodge 1500”, provenientes de “tres distintas direcciones de fuego, con equilibrio en su distribución, conformando así el abanico” que armaron los policías para la balacera.

El juicio continuará mañana con los alegatos de las querellas por los damnificados.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina