| Última actualización: 19 de Diciembre de 2022 - 13:44

Masacre de Wilde: condenaron a 25 años a todos los imputados por un caso de gatillo fácil ocurrido hace 28 años

Ninguno de los condenados será detenido de inmediato, según decidió el tribunal. El hecho ocurrió en enero de 1994.

Por
Los ex policías condenados. Los ex policías condenados. Foto Diario del Conurbano.

El tribunal oral número tres de Lomas de Zamora condenó a 25 años de prisión a una decena de policías bonaerenses acusados por la “Masacre de Wilde”, un episodio de gatillo fácil que ocurrió en enero de 1994.

Los jueces  Martina Celone, Luis Gabián y Marcelo Dellature dieron a conocer este mediodía la sentencia, que alcanzó a todos los imputados, pese a lo cual ninguno de ellos irá preso por ahora.

Los policías condenados son Cesar Córdoba, Carlos Saladino, Norberto Mantel, Osvaldo Lorenzón, Eduardo Gómez, Pablo Dudek, Marciano González, Julio Gatto, Hugo Reyes y Marcos Hugo Rodríguez.

La fiscal del juicio será Viviana Simón, .y el abogado por la querella, Gustavo Romano Duffau, pidieron para los imputados la pena máxima que establece el Código Penal, en tanto que las defensas reclamaron la absolución.

Pero el tribunal condenó por “homicidio simple reiterado y homicidio simple en grado de tentativa”, una figura cuya pena máxima es de 25 años de prisión.

Los jueces dispusieron que una vez que la sentencia quede firme, los condenados deberán ser detenidos para cumplir con la pena, lo que implica que permanecerán en libertad hasta entonces.

No obstante, deberán cumplir una serie de reglas de conducta: “fijar residencia dentro del ámbito de la provincia de Buenos Aires, prohibición de ausentarse del domicilio por un término mayor a 24 horas, prohibición de acercarse y desarrollar manifestaciones de hostigamiento por cualquier medio a los damnificados, familiares, sus representantes legales y testigos, prohibición de salir del país sin autorización”.

El tribunal resolvió, además, enviar el expediente del caso al Archivo Nacional de la Memoria, "por su trascendencia social e histórica".

El 10 de enero de 1994, una decena de policías de la ex Brigada de Investigaciones de Lanús dispararon más de un centenar de tiros de Itakas y ametralladoras sobre dos autos en busca de supuestos delincuentes.

Cuatro personas que nada tenían que ver con el delito presuntamente investigado murieron en esas circunstancias.

Los policías interceptaron al Dodge 1500 en el que viajaba Edgardo Cicutín y Claudio Díaz, y el remís Peugeot 505 conducido por Norberto Corbo, a quien acompañaban Enrique Bielsa y Gustavo Mendoza como pasajeros.

Sólo Díaz sobrevivió.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina