Noticias sobre Amenaza de Bomba

La jueza María Servini la había cerrado ante “la imposibilidad de acreditar pericialmente si le pertenece al imputado identificado la voz correspondiente a las llamadas investigadas realizadas".
La amenaza fue recibida en el edificio judicial y se evacuaron ambos colegios que se encuentran cercanos.
Floyd Ray Roseberry se encontraba estacionado en las inmediaciones del Congreso de los Estados Unidos, cargado con explosivos, y amenazaba con detonarlos.
Unos doscientos pasajeros quedaron a la intemperie con sus equipajes por una hora, pero luego se reanuaron las actividades tras una exhaustiva requisa en todas las instalaciones.
Apareció una caja de cartón en un pasillo de la sede con la inscripción "esto es una bomba".
Tuvo que intervenir la Brigada de Explosivos por un paquete sospechoso, que finalmente dio resultado negativo. El servicio se reestablece paulatinamente.