Domingo, 27 Diciembre 2020 21:00

Navidad sin Políticos presos

Navidad sin Políticos presos

Por Luis Gasulla

Las últimas semanas el kirchnerismo agudizó sus ataques a la Ministra de Justicia de Alberto Fernández, Marcela Losardo. No le perdonan que no haya convalidado la inverosímil teoría del Lawfare. La operación para sacarse de encima a la ex socia del Presidente, llegó a, tal extremo que, en los medios financiados por el kirchnerismo, la acusaron de ser integrante de la Mesa Judicial de Macri casi como si fuese una espía de la anterior gestión mientras que la vincularon con el lavado de dinero y off shores.

Mientras tanto, los familiares de los "presos políticos" pidieron una solución política para que los ex funcionarios pasen una Navidad fuera de la cárcel. O sea, empezaron a exigir un indulto nacional y popular. Pero Alberto Fernández no está dispuesto a tanto. Un asesor que lo acompaña en sus giras por el país me aseguró que si "entrega a Losardo se termina el Gobierno". ¿Buscará eso Su Jefa Política?

Cristina necesita que todo el gobierno se exprese sobre las causas de corrupción que comprometen a la "década ganada". No lo hace para defender a De Vido o a su ex vicepresidente Amado Boudou sino por supervivencia personal y el de sus hijos. A pesar de que hace un año gobierno en país, continúa procesada en ocho causas judiciales mientras que Máximo y Florencia están seriamente comprometidos con los negocios inmobiliarios y hoteleros familiares. La Causa Cuadernos, a pesar de operaciones, campañas y causas armadas, está elevada a juicio oral y público. Los Cuadernos no eran simples fotocopias y los testigos, no fueron apretados para "cantar" ni tampoco, guionados.

El letrado Menghini Rey que consiguió que condenasen al ex Ministro de Planificación por defraudación al Estado explicó en Radio Rivadavia que no es parte del Lawfare: En ese caso deberían haberse confabulado los familiares de Once contra el mismísimo Julio De Vido, incluso, dando la vida de sus hijos, nietos, padres o sobrinos. Una locura.

Pero, a pesar de que la justicia, incluida la Cámara Federal y la Corte Suprema de Justicia, convalidaron sentencias contra el citado De Vido y el ex vicepresidente Amado Boudou, ninguno pasará las fiestas en prisión. El juez Obligado hace 21 días que no se define sobre el futuro de Boudou, por lo tanto, el ex ministro de Economía kirchnerista, pasará el verano entre sus seres queridos. De Vido es mayor de 70 años y tiene problemas de salud previos. Tampoco, regresará, al menos en lo inmediato, a la cárcel de Ezeiza.

Paradoja del país de las supuestas víctimas de la "Mesa Judicial" de Macri que, cada semana, le suman una pata. Al comienzo la conformaba el ex Presidente del Club Boca Juniors, Daniel Angelici. Luego la sumaron a Patricia Bullrich y al ex ministro de Justicia, Germán Garavano. Más tarde apareció Elisa Carrió que detesta a Angelici y se cela con Bullrich. Una mesa con integrantes que no se pueden ver las caras sin revolearse un insulto.

En Navidad, con excepción del confeso Ricardo Jaime y el olvidado Juan Pablo Schiavi, ningún político recibirá el regalo de Papa Noel en prisión.

En Argentina no alcanza con la doble condena para pasar una noche en la cárcel. Pero los familiares de los "presos políticos" insisten en que son los únicos perseguidos de la anterior gestión. La titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, denuncia una persecución orquestada desde la AFIP contra Cristina Kirchner y desde un canal de noticias, afin al gobierno, se habla de los años oscuros macristas en los que se perseguían empresarios para quedarse con sus negocios. Paradójico, es lo mismo por lo que se lo denunciaba a Néstor Kirchner.

Lázaro Báez tampoco volverá a la cárcel. En soledad, resguardado en un country cercano a Ezeiza, no volvió a hablar con la prensa y aguarda un final casi cantado en la ruta del dinero K. En febrero del año próximo, posiblemente, termine condenado. Su estrategia es no regresar a prisión por problemas de salud. Federico Elaskar, el ex dueño de SGI, coqueteó con la cárcel por una cuestión de violencia de género con su pareja actual. Cambió de abogado. Se cansó de Ubeira, el abogado que reproduce la inverosimil teoría del Lawfare. ¿Empezará a hablar?

Leonardo Fariña es otro de los procesados que espera definiciones en la causa que, según la resolución judicial, podría abrir la puerta para una condena de Cristina Kirchner en la causa de Vialidad Nacional. Si los jueces condenan al entorno de Báez y al empresario explican que la plata provenía de la obra pública, la Vicepresidenta actual, sumará un nuevo motivo para tener pesadillas por las noches.

Sin embargo, a pesar de lo que digan los involucrados en las causas de corrupción y se presenten como "presos políticos", esta Navidad, ninguno la pasará en la cárcel. Es que, en la Argentina, los políticos condenados no van presos.

Escrito por
Buenos Aires, NA