Publicado el 20 de Septiembre de 2020 - 21:00 | Última actualización: 14 de Enero de 2021 - 13:22

Los dueños de CRIBA, acusados de evasión impositiva y lavado de dinero en eventos

Tienen tres causas judiciales. En una de ellas se plantea que cobraban 50% de los eventos en blanco y el resto en negro.

Por
&lt;p&gt;S&lt;/p&gt; <p>S</p>

CRIBA es una de las constructoras de obra pública y privada más importantes del país. Entre sus realizaciones se cuentan la nueva sede del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, ubicada en Parque Patricios; la sede corporativa de YPF localizada en Puerto Madero; el shopping Distrito Los Arcos; la remodelación de la Estación de Trenes de Retiro; entre otras. Por ello, parece increíble que sus dueños, Santiago Tarasido y Mariano Tarasido, hayan sido acusado de evasión impositiva y lavado de dinero por un negocio menor en comparación con CRIBA: cobrar la realización de eventos 50% en blanco y otro tanto en negro.

Sin embargo, enfrentan una acusación por parte del abogado penalista Guillermo Tiscornia en tal sentido. De acuerdo a esa presentación, radicada en el juzgado penal económico 2, a cargo de Pablo Yadarola, investigad por el fiscal Pablo Turano, los Tarasido serían dueños del 65% de Madero Walk Eventos, donde cobrarían el 50% del valor de las fiestas privadas facturando, en tanto que el otro 50% lo harían en negro.

Tiscornia represante a un denunciante que, si el juez Yadarola lo dispone, se transformaría en querellante. Para ello, habría aportado filmaciones en las cuales los Tarasido admiten su maniobra. Si esto se confirma, se los podría acusar de evasión impositiva y lavado de dinero. Madero Walk es uno de los salones más exclusivos de la Ciudad de Buenos Aires, y su listado de clientes abarca importantes empresarios, funcionarios y famosos de todo tipo.

Dos causas más

Además de la acusación anterior, Santiago y Mariano Tarasido enfrentan dos denuncias más. Una de ellas en el Juzgado Criminal y Correccional 63, por supuesta administración fraudulenta, en la cual habrían incurrido contra su socio minoritario en Madero Walk Eventos. Más allá de la difícil demostración de este delito, porque supuestamente mucha facturación se manejaba en negro, es un frente judicial abierto.

Mientras que una tercera causa tramita en el juzgado federal 10, a cargo del doctor Julián Ercolini. En la misma se los acusa de propagación de la pandemia del COVID-19 por las condiciones en las cuales trabajan sus empleados, que serían probadas por lo menos mediante un video. Más allá que también hay material que demuestra maltrato laboral.

En un momento que la obra pública parece reactivarse, CRIBA podría revalidar sus títulos de jugador importante. Sin embargo, sus dueños enfrentan otros problemas. De menor cuantía económica pero gran importancia judicial.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina