Jueves, 17 Diciembre 2020 21:00

El ex espía y puntero político al que enviaron a una cárcel común y teme por su vida

Aldo Scozatti, ex espía inorgánico de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) durante el macrismo, fue enviado al penal de Sierra Chica, sin que le concedieran prisión domiciliaria por diabetes.

El ex espía y puntero político al que enviaron a una cárcel común y teme por su vida

La historia sólo puede ocurrir en el sistema judicial argentino. Un ex espía (inorgánico, pero espía al fin y al cabo) está detenido desde hace 40 días, dispuesto a confesar parte de la trama del espionaje ilegal y que padece diabetes; un escenario ideal para la prisión domiciliaria o el ofrecimiento de hacerlo testigo protegido o arrepentido. Sin embargo, lo hacen deambular con presos comunes por cárceles como Sierra Chica, la más peligrosa del país.

"¿Cuánto podía durar ahí?", cuestionó Ariel González, su abogado, que tras reclamar logró su traslado a General Alvear, donde está bajo resguardo. En los 40 días que lleva detenido, Scozatti deambuló por varias cárceles y se temió por su seguridad, mientras que el fiscal de su causa se negó a otorgarle prisión domiciliaria.

El abogado manifestó preocupación porque Scozatti no sólo tiene información de primera mano sobre el espionaje ilegal macrista, del cual formó parte en la mesa chica, sino también sobre su ex padrino político Roberto Costa, jefe de bancada de los senadores provinciales de Cambiemos en Provincia de Buenos Aires. "El expediente tiene muchas irregularidades y a cada presentación nuestra, el fiscal las rechaza y la jueza se viene manifestando en todo lo que pide el Fiscal. Scozzatti está detenido desde el 14 de octubre y entiendo que es por temor por todo lo que sabe. Yo quiero saber quien se hará cargo si a mi cliente le pasa algo", apuntó el abogado Ariel González.

Sin plantearlo abiertamente, el letrado apuntó contra el ex jefe político de su defendido, el senador bonaerense Roberto Costa. "No puedo considerar que Costa esté involucrado, pero sí presuponerlo. Tiene el poder necesario para sugerir ciertas conductas de las fuerzas de seguridad como del Poder Judicial".

El abogado planteó que "la vida de Scozatti corre peligro y lo hemos denunciado. Esto es un escándalo jurídico. No conozco a Costa, tampoco a (los ex espías) Bavio ni Patrizio, pero lo que digo es que si ellos consideraban que había algún delito de mi defendido se tendría que haber llevado adelante el procedimiento como corresponde".

Escrito por
Buenos Aires, NA