Lunes, 28 Diciembre 2020 21:00

El cambio al proyecto anunciado por el oficialismo acerca votos a la aprobación del aborto

Los senadores oficialistas que respaldan la interrupción voluntaria del embarazo acordaron con el Gobierno una modificación en la ley, en caso de ser sancionada, que los acercaría a alcanzar la mayoría.

El cambio al proyecto anunciado por el oficialismo acerca votos a la aprobación del aborto

Los senadores oficialistas que respaldan la legalización del aborto acordaron con el Gobierno un cambio en la ley, en caso de ser sancionada, que acercaría los votos necesarios para alcanzar la mayoría, entre ellos el del rionegrino Alberto Weretilneck.

La senadora pampeana Norma Durango (Frente de Todos) anunció al inicio de la sesión que pedirán al Poder Ejecutivo que modifique la ley de aborto en la promulgación para relajar el término "salud integral".

El cambio se refiere a las causales legales para practicar un aborto después de la semana 14 de gestación, entre las cuales se encuentra el "riesgo para la salud integral" de la mujer, un término que fue criticado por Weretilneck (Juntos Somos Río Negro), por considerarlo "muy amplio".

"Hemos promovido en consulta con el Poder Ejecutivo que al momento de la promulgación se observe parcialmente el proyecto, en caso de ser sancionado, a fin de dar prioridad al objetivo de mantener las causales de la interrupción legal del embarazo y quitar parcialmente la palabra integral", afirmó Durango.

El anuncio de esa modificación acercaría el voto de Weretilneck, que pese a estar a favor de la legalización del aborto había puesto condicionado su voto a la posibilidad de hacerle cambios al proyecto, y también el del entrerriano Edgardo Kueider (Frente de Todos).

Ambos legisladores figuraban en la lista de indefinidos y, según deslizaron a NA fuentes del Frente de Todos, votarían a favor ante la promesa de modificar esa parte del proyecto en la promulgación.

En las últimas semanas las senadoras oficialistas Anabel Fernández Sagasti y María de los Ángeles Sacnun encabezaron las negociaciones en un contexto de paridad con el doble objetivo para acercar votos al sector "verde" y al mismo tiempo evitar que la iniciativa fuera modificada en el recinto, pues ello hubiese obligado a devolverla a la Cámara de Diputados.

Finalmente, la negociación mostró sus resultados con el anuncio realizado por Durango, que ofició de miembro informante del proyecto por ser la presidenta de la Comisión Banca de la Mujer.

En su discurso la senadora pampeana destacó que "este proyecto reivindica la maternidad como un derecho y no como una obligación" y remarcó que "la discusión no es aborto sí o aborto no, es aborto legal o aborto clandestino".

En la vereda opuesta, el jujeño Mario Fiad (Juntos por el Cambio), presidente de la Comisión de Salud, insistió en que "la Constitución dice que para la Argentina se es niño desde la concepción".

"Se nos dice que las niñas no deben maternar. Sin dudas que no deben, no deben ser abusadas ni vivir en entornos violentos, pero el proyecto no resuelve esas tragedias, lo único que hace es pasar a la clandestinidad la violación, el abuso, la violencia", indicó Fiad.

Escrito por
Buenos Aires, NA