Martes, 08 Diciembre 2020 21:00

Diputados firmó dictamen a favor del proyecto de legalización del aborto

En un plenario de las comisiones de Legislación General, Salud, Mujeres y Diversidad y Legislación Penal, 77 legisladores suscribieron el dictamen de la mayoría, mientras que 30 firmaron el de rechazo. Hubo cuatro abstenciones.

Diputados firmó dictamen a favor del proyecto de legalización del aborto

Con algunos cambios, la Cámara de Diputados firmó hoy dictamen de mayoría a favor del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), y la iniciativa será votada mañana en sesión especial, con amplias chances de ser aprobado.

En un plenario de las comisiones de Legislación General, Salud, Mujeres y Diversidad y Legislación Penal, 77 legisladores suscribieron el dictamen de la mayoría, en tanto que 30 firmaron el de rechazo y hubo cuatro abstenciones.

En el último encuentro de comisiones camino a la sesión, plenario que estuvo presidido por la titular de Legislación General, Cecilia Moreau, se hizo un repaso final de las posturas que los legisladores llevarán este jueves al recinto y, con la mirada puesta en el Senado, se introdujeron cambios en el texto para asegurar un piso más alto de votos.

A la luz de los sondeos, el sector "verde" ya tenía casi garantizada la media sanción en Diputados pero el panorama se presentaba bastante complejo en el Senado, donde domina históricamente una lógica más conservadora por la propia composición más federal de la Cámara.

De esta manera, el oficialismo busca evitar que el proyecto vuelva con cambios a la cámara de origen, lo que estiraría los plazos y pondría en peligro el objetivo de que la legalización del aborto sea ley antes de fin de año.

Si bien la iniciativa no incorporó la objeción de conciencia institucional, como reclamaban sectores autodenominados "pro vida", ya que desde el bando "verde" consideran que las instituciones no tienen "conciencia", en la letra anterior se obligaba a que al menos un profesional de la nómina estuviera disponible para realizar las prácticas de aborto en caso de que una paciente lo solicitase.

Con la última modificación, se permite que una institución médica pueda excusarse de realizar la práctica en caso de que la totalidad de sus profesionales estén inscritos como objetores de conciencia, en cuyo caso deberá hacerse cargo de la derivación de las pacientes de forma inmediata y sin dilaciones, a partir de convenios previamente estipulados con otros efectores de salud.

La sesión, que será maratónica y culminará en la madrugada del viernes, fue convocada a las 11:00 y después de meses volverá a desarrollarse en un marco de presencialidad, con la excepción justificada de aquellos legisladores que por presentar factores de riesgo sanitario no puedan acudir a sus bancas, condición que deberán acreditar con prescripción médica o comprobante correspondiente.

Al comienzo del plenario de comisiones, la vicepresidenta de Salud, Carmen Polledo (PRO), enumeró los fundamentos del dictamen de rechazo.

Destacó que el Poder Ejecutivo impulsó este tema en un momento "que no podría ser más inoportuno" en medio del "contexto sanitario que atraviesa el país y el mundo y que todavía tiene en vilo a la comunidad científica y médica".

"Los que están a favor dicen que para quienes lo rechazamos nunca es oportuno su tratamiento. Y es cierto, pero estas circunstancias lo hacen aún más inoportuno", reconoció.

Para la legisladora macrista, "la solución no pasa por la legalización del aborto sino por una adecuada implementación de la educación sexual integral".

Con una mirada opuesta, el presidente de la comisión de Salud, Pablo Yedlin, resaltó que es "importante despenalizar" el aborto porque de esa manera se ofrecerá un "mensaje claro a los sistemas judiciales persecutorios a lo largo y ancho en la Argentina".

"El aborto lamentablemente existe en la Argentina. Miles de mujeres en la Argentina han interrumpido sus embarazos en la clandestinidad. Y mañana lo seguirán haciendo", enfatizó, para luego argumentar que no se puede mirar para el costado respecto de una problemática que se cobra vidas de manera innecesaria.

Y señaló que la gran "diferencia" es que hay mujeres con recursos económicos que pueden acceder a interrupciones en condiciones seguras, y otro grupo, al que pertenecen las víctimas, que se someten a procesos en las condiciones más precarias.

En contra de la iniciativa, Graciela Camaño (Consenso Federal) advirtió: "Si este proyecto de ley prospera, nosotros vamos a lesionar el derecho a la vida".

"Adelanto mi voto negativo. No hay argumentación seria que me lleve a pensar que me tengo que olvidar del ser", resaltó.

La diputada opositora reconoció que "probablemente se sancione la ley", pero aclaró que "el aborto será legal pero jamás va a ser justo".

"No nos olvidamos que la esclavitud era legal, la discriminación contra la mujer era legal", comparó.

Escrito por
Buenos Aires, NA

Nota completa exclusiva para abonados.
Solicitar ahora!