Miércoles, 13 Enero 2021 21:00

Cuánto se juegan el Frente de Todos y Juntos por el Cambio en el Congreso

Este año se renueva la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado. Las figuras que podrían dejar su banca y la carrera por la mayoría.

Cuánto se juegan el Frente de Todos y Juntos por el Cambio en el Congreso

Por Pablo Sieira

Las elecciones legislativas de octubre determinarán la nueva conformación del Congreso con la renovación de 127 bancas de diputados nacionales y 24 de senadores. En ese contexto, el Frente de Todos se juega la posibilidad de alcanzar una mayoría propia en la Cámara baja y los dos tercios en el Senado o bien ver menguada su representación ante Juntos por el Cambio, que quiere tener en estos comicios un trampolín para la pelea presidencial de 2023.

Las 24 jurisdicciones elegirán diputados nacionales. La provincia de Buenos Aires 35 y la Ciudad de Buenos Aires 13, mientras que Córdoba y Santa Fe renovarán nueve bancas cada una. Por Mendoza ingresarán cinco diputados al igual que por Entre Ríos y cuatro entrarán por Chaco y por Tucumán.

La provincias de San Luis, San Juan, Salta, Jujuy, Corrientes, Misiones, Neuquén, Catamarca, Santiago del Estero, Santa Cruz y La Pampa elegirán tres representantes cada una y La Rioja, Río Negro, Chubut, Tierra del Fuego y Formosa renovarán dos bancas.

El Frente de Todos busca una victoria que le proporcione un espaldarazo a la gestión del presidente Alberto Fernández y le permita además tener quórum propio en la Cámara de Diputados. Actualmente, la bancada oficialista es la más numerosa, pero con sus 119 escaños necesita acordar con otros espacios para alcanzar la mayoría de 127.

De esas 119 bancas, el Frente de Todos arriesga 51 en estas elecciones, muchas de las cuales corresponden a figuras importantes del oficialismo o que tuvieron un rol definido en los últimos años, como el bonaerense Leopoldo Moreau, que encabeza la Comisión Bicameral de Inteligencia desde la que se apunta contra la gestión del ex presidente Mauricio Macri por el presunto armado de una red de "espionaje ilegal".

También vencerá el mandato del porteño Carlos Heller, que ingresó en 2019 para reemplazar a Juan Cabandié y preside la Comisión de Presupuesto y Hacienda, y el de la bonaerense Vanesa Siley, titular de la Comisión de Legislación de Trabajo.

Otras figuras del Frente de Todos que deberán reelegir o irse son la porteña Gabriela Cerruti y los bonaerenses Mónica Macha, Fernanda Vallejos y Hugo Yasky.

Este año concluyen los mandatos de diputados que iniciaron en 2017, cuando Juntos por el Cambio era oficialismo y se impuso en buena parte del país en los comicios de segundo término. Por esa razón, el que hoy es el principal espacio opositor arriesga más escaños en la Cámara baja que el Frente de Todos: deberá renovar 60 de sus 115 bancas.

Dentro del interbloque, el PRO y la UCR se juegan 26 escaños cada uno, mientras que la Coalición Cívica arriesgará 7 y el Frente Cívico y Social de Catamarca una: la del ex gobernador Eduardo Brizuela del Moral. El catamarqueño no es la única figura de peso que podría dejar la Cámara de Diputados, ya que también vencen los mandatos del tucumano José Cano, la porteña Graciela Ocaña y el cordobés Diego Mestre.

Fernando Iglesias, uno de los dirigentes más polémicos de la coalición opositora -con críticos incluso dentro de su propio espacio- es otro de los diputados que verán vencido su mandato, como la cordobesa Brenda Austin, la porteña Carla Carrizo y el bonaerense Héctor "Toty" Flores, entre otros.

Por su parte, el Interbloque Unidad Federal para el Desarrollo que encabeza el mendocino José Luis Ramón, pondrá en juego 6 de sus 8 bancas, incluida la suya. Mismo caso que el del Interbloque Federal, donde el presidente de la bancada, el bonaerense Eduardo "Bali" Bucca, es uno de los 7 que renovará su cargo, entre los 11 que conforman el espacio.

En tanto, el Frente de Izquierda arriesga sus dos bancas, que actualmente ocupan Nicolás del Caño y Romina del Plá.

El Senado

Ocho provincias votarán senadores nacionales: Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Catamarca, Chubut, Tucumán, Corrientes y La Pampa irán a las urnas para elegir tres senadores cada una, con mandato hasta 2027. El Frente de Todos pondrá en juego 15 de las 41 bancas que le permiten actualmente manejar con comodidad las formas y tiempos de la Cámara alta.

La bancada oficialista no está lejos de los dos tercios (48 votos) que posibilitan la aprobación de temas como la designación de jueces de la Corte Suprema o el procurador general de la Nación, además de garantizar un trámite más rápido para la aprobación de un proyecto de ley. Por esa razón, la elección de senadores será uno de los escenarios más importantes del duelo entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, además de los partidos provinciales.

El principal interbloque opositor pondrá en juego 8 de sus 25 escaños, más el del santafesino Carlos Reutemann, que suele acompañarlos en las votaciones. Además de Reutemann -un histórico de la Cámara que integra desde 2003- hay varias figuras centrales que se jugarán su reelección o dejarán el Senado, tanto en el oficialismo como en la oposición.

Dentro del Frente de Todos se vence el mandato de la mendocina Anabel Fernández Sagasti, flamante titular del PJ de esa provincia y dirigente de máxima confianza de la vicepresidenta Cristina Kirchner junto a la santafesina María de los Ángeles Sacnun, que también arriesga su cargo en este turno electoral.

Las dos senadores se convirtieron en los alfiles de la vicepresidenta y encabezan dos de las comisiones más importantes como son la de Acuerdos, en el caso de Sagasti, y Asuntos Constitucionales, por parte de Sacnun. Otra comisión estratégica es la de Presupuesto y Hacienda, presidida por el cordobés Carlos Caserio, que también integra la lista de figuras del oficialismo que podrían reelegir o irse del Senado.

También concluirá el mandato del tucumano José Alperovich, quien está de licencia por una denuncia de acoso sexual desde noviembre de 2019 y desde entonces no suma su voto.

En Juntos por el Cambio concluyen su mandato la cordobesa Laura Rodríguez Machado y la tucumana Silvia Elías de Pérez. En los últimos años ambas fueron dos figuras centrales de la bancada opositora en casi todas las sesiones del Senado.

La senadora por Córdoba es vicepresidenta segunda de la Cámara e integra la mesa de autoridades nacionales del PRO, protagonizó en 2020 varios cruces con Cristina Kirchner y, junto a la tucumana, suelen tener duros discursos contra el kirchnerismo.

Además, el interbloque opositor arriesga las bancas que ocupan el mendocino Julio Cobos y el pampeano Juan Carlos Marino, otro de los históricos de la Cámara alta, a la que ingresó en 2003.

Escrito por
Buenos Aires, NA