Domingo, 27 Diciembre 2020 21:00

Alberto Fernández sobre vacunas contra el Covid-19, "Hay una guerra comercial desatada donde unos desacreditan a otros"

"A las 11:00 de la mañana de hoy estaban distribuidas las vacunas en todas las provincias", dijo el primer mandatario.

Alberto Fernández sobre vacunas contra el Covid-19, "Hay una guerra comercial desatada donde unos desacreditan a otros"

El presidente Alberto Fernández aseguró esta noche que con el descubrimiento de las vacunas contra el coronavirus "hay una guerra comercial desatada, en la que unos desacreditan a otros" y anticipó que mañana a las 9:00 comienza en todo el país la vacunación de la Sputnik V.

"A las 11:00 de la mañana de hoy estaban distribuidas las vacunas en todas las provincias. Hemos acordados que la Argentina se empiece a vacunar a las 9:00 en todos lados. Eso sí es simbólico y eso sí me interesó que sea así", precisó el mandatario nacional en declaraciones a la TV Pública.

Fernández destacó la adquisición de la vacuna del laboratorio de Gamaleya y remarcó que se habla "de la vacuna mas codiciada por la humanidad", al tiempo que señaló que "hay 7.000 millones de personas esperándola".

"Eso supone un mercado impresionante. Todos anhelamos tener esa vacuna. Si se multiplica 20 dólares por 7.000 millones lo que da", agregó.

"De por sí es un mercado impresionante que mueve un negocio de miles de millones de dólares. Y ahí hay una disputa muy dura donde los unos desacreditan a los otros. Hay una guerra comercial desatada. La llaman vacuna rusa y no de Gamaleya", sostuvo el Presidente.

El jefe de Estado consideró que "hay sectores políticos que informan o desinforman y usan esta vacuna como parte de su partido".

Por otra parte, evitó decir si hay alguna de las vacunas que se disponen a salir al mercado que sea mejor que la de otro laboratorio.

"Yo no me animaría a decir que una es mejor que otra. Con qué parámetros las comparamos. Sí me preocupé mucho por negociar con todos: seguimos hablando con Pfizer, tenemos la de AstraZeneca, compramos a Rusia la de Gamaleya y seguimos negociando con China. Parecería que somos pecadores porque tenemos 300 mil vacunas en Argentina cuando hay otros países que las están pidiendo", detalló.

Fernández aseveró que "todas tienen que ser buenas, tener entidad científica", al tiempo que cuestionó la de Pfizer, cuyo laboratorio tuvo contratiempos en las negociaciones con el gobierno.

"Si finalmente AstraZeneca termina haciendo la vacuna y si puede funcionar entre 2 y 8 grados, yo diría que es una gran vacuna porque en una heladera común puede ser guardada. Si digo que hay algunas, como la de Pfizer, que necesitan 70 grados bajo cero y veo que hay siete depósitos en la Argentina capaces de suministrar semejante frío, diría que esa vacuna no parece ser la más accesible para la gente", explicó.

Respecto a la obligatoriedad de la vacuna, señaló que "es muy difícil porque todo está hecho en condiciones de emergencia".

"Un proceso de vacuna demanda mucho más tiempo y se acotó, es difícil darle obligatoriedad a eso. La gente tiene mucha confianza y hace bien en tenerla, no le presta tanta atención a los cantos que intentan alejarla y espantarla de la vacuna, es un problema de los que quieren, por algún interés, sembrar dudas", añadió.

Sobre las negociaciones para acceder a la vacuna china, cuya demora generó la salida de Luis María Kreckler de la embajada de Beijing, Fernández detalló: "Traté de simplificar las cosas, tengo un vínculo muy directo con Sabino Vaca Narvaja que me ha demostrado en estos meses ser un extraordinario ejecutor de las que cosas que necesita Argentina en China".

"Tengo respeto por Kreckler, fue una cuestión de pragmatismo militante", indicó el jefe de Estado como para justificar su salida.

En ese aspecto, destacó el desempeño de Vaca Narvaja: "No es alguien de carrera diplomática, pero ha estudiado a China durante años, conoce su funcionamiento como pocas personas en la Argentina".

Escrito por
Buenos Aires, NA