Miércoles, 04 Noviembre 2020 21:00

¿Y si las elecciones resultan impugnadas y no hay presidente?

Es una pregunta que se formulan dentro de los Estados Unidos y repercute en todo el mundo. Los medios internacionales ofrecen sus respuestas.

¿Y si las elecciones resultan impugnadas y no hay presidente?

Las elecciones en los Estados Unidos resultan un caso controvertido.

El 20 de enero de 2021 un presidente debe tomar las riendas del país.

Los medios internacionales se preguntan qué sucederá.

Y no todos en el mundo comprenden muy bien cómo funciona el sistema electoral en los Estados Unidos.

La agencia de noticias internacionales Associated Press produce una serie denominada de AP 'Visión 2020' .

Ofrece explicaciones.

Datos basados en la serie permiten afirmar que Incluso si la elección es turbulenta e impugnada en los tribunales, el país tendrá a un presidente el día de la inauguración.

Porque la Constitución y la ley federal lo garantizan, indica la serie cuya explicación divulga el sitio France24.com

Esto es lo que sucederá después de que los votantes vayan a las urnas el 3 de noviembre:

*Primero, los estados tienen más de un mes para contar las boletas, incluido el esperado aumento de la votación por correo, y realizar recuentos si es necesario. Pero los votos electorales de los estados deben emitirse el 14 de diciembre.

*Los tribunales tendrán esto en cuenta al arbitrar cualquier disputa. Durante las elecciones de 2000, la Corte Suprema de los Estados Unidos finalmente puso fin al recuento de votos de Florida, diciendo que se había acabado el tiempo antes de que los electores se reunieran.

*Cuando los electores se reúnen, gana el candidato que obtenga al menos 270 de los 538 votos electorales.

Pero, ¿qué sucede si los problemas electorales aún impiden que se nombre a un ganador?

La Constitución tiene una respuesta.

La 12ª Enmienda dice que en ese caso la Cámara de Representantes elige al presidente y el Senado elige al vicepresidente.

El nuevo Congreso que ingresa en enero es el encargado de llevar a cabo las llamadas "elecciones contingentes".

El presidente solo ha sido seleccionado de esta manera una vez, en 1825.

El ganador fue John Quincy Adams.

En una elección contingente, los miembros de la Cámara deben elegir entre las tres personas con más votos electorales.

Cada delegación estatal obtiene un voto y se requieren 26 para ganar.

En el Senado, la elección es entre los dos principales votantes electorales y cada senador obtiene un voto, con 51 que son necesarios para ganar.

¿Qué pasa si eso falla y la Cámara no ha elegido a un presidente para el Día de la Inauguración?

Entonces la vigésima enmienda toma el control.

Dice que el vicepresidente electo actúa como presidente hasta que se elige un presidente.

¿Y si no hay vicepresidente seleccionado para el día de la inauguración?

Bueno, entonces se aplica la Ley de sucesión presidencial.

Dice que el presidente de la Cámara de Representantes, el presidente del Senado o un funcionario del Gabinete, en ese orden, actuaría como presidente hasta que haya un presidente o un vicepresidente, concluye el informe de AP.

Escrito por
Buenos Aires, NA