Martes, 03 Agosto 2021 22:19

Un grupo armado abordó un barco cisterna de bandera panameña en la ruta marítima del petróleo

Una agencia de la Marina británica había emitido un alerta sobre un “potencial” secuestro en el golfo de Omán. Hace unos días hubo un atentado con drones a buques operados por empresas israelíes. Denuncias apuntan a Irán.

El buque Asphalt Princess fue "potencialmente secuestrado" por gente armada. El buque Asphalt Princess fue "potencialmente secuestrado" por gente armada. HaloHi

Unos 8 o 9 hombres armados se apoderaron, frente a las costas de los Emiratos Árabes Unidos, del petrolero Asphalt Princess, de bandera panameña, que opera una compañía con sede en Dubai, . 

"Fue un abordaje no autorizado en el Golfo de Omán", dijo la fuente citada por Sky News.

golfo_de_oman.jpg

Un centro que registra amenazas perteneciente a la Royal Navy lo calificó de "potencial secuestro".

El incidente se produce en un momento de intensas tensiones luego de un presunto ataque con un dron iraní contra un petrolero vinculado a Israel hace menos de una semana, que dejó como saldo un ciudadano británico y un rumano muertos.

En los últimos meses se han producido varios ataques contra buques (muchos relacionados con empresas israelíes) en las aguas del Golfo de Omán, una importante ruta para el transporte de petróleo mundial. 

Aurora Intel, un sitio web de inteligencia de código abierto, sostuvo que la embarcación es propiedad de Prime Tanker LLC, que también posee un petrolero llamado Riat. 

En 2019, durante una crisis anterior de los petroleros, Irán admitió que se había apoderado brevemente del buque Riat, debido a un presunto contrabando de combustible. No quedó claro de inmediato por qué se llevaron a Asphalt Princess.

Las Operaciones de Comercio Marítimo del Reino Unido de la Royal Navy, que monitorean el tráfico marítimo en el Golfo, señalaron que el último incidente fue un "potencial secuestro" que ocurrió a unas 60 millas (97 km) al este de la ciudad portuaria de Fujairah, en Emiratos Árabes Unidos.

El reporte de la agencia británica que ofrece información para el comercio marítimo internacional involucró al menos a tres buques: el 'Golden Brilliant' bajo bandera de Hong Kong, el 'Asphalt Princess', de bandera panameña, y el 'ABYSS', de bandera vietnamita; y al menos dos de ellos perdieron el control.

Según organizaciones de monitoreo del tráfico marítimo como Marine Traffic, el buque de bandera de Hong Kong ya volvió a navegar utilizando sus motores. 

Asimismo, el tercer buque, el de bandera de Vietnam, también había perdido el control, sin que se ofrecieran más detalles.

Si bien estas acciones, de las que se desconocen los pormenores, no se atribuyen a "piratería", la UKMTO lanzó una advertencia a los buques en la ruta para que tomen precauciones.

El alerta decía: “Actualmente se está produciendo un incidente en la posición 2502.00NN 05728.54E (aprox. 60 NM al este de Fujairah). Incidente actualizado a 'secuestro potencial'".

 

Potencias occidentales en acción

 

Un portavoz de la Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo del Reino Unido reconoció: "Estamos investigando urgentemente un incidente en un barco frente a la costa de los Emiratos Árabes Unidos".

Hablando en Washington, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, declaró: "Estamos monitoreando esta situación en desarrollo, y estamos en estrecho contacto con Londres y otros socios que en todo el mundo también están observando. Los primeros informes son profundamente preocupantes".

Las fuerzas especiales británicas ya se encuentran en la región tras el presunto ataque con aviones no tripulados al petrolero Mercer Street el jueves pasado.

El equipo está ayudando en la investigación de lo sucedido.

La Mercer Street es de propiedad japonesa, pero navegaba con una bandera liberiana y está gestionada por Zodiac Maritime, una empresa del Reino Unido que forma parte del grupo Zodiac del multimillonario israelí Eyal Ofer.

El embajador de Irán en el Reino Unido fue convocado por la Oficina de Relaciones Exteriores, Commonwealth y Desarrollo después del incidente de Mercer Street.

El primer ministro Boris Johnson dijo que Irán debe "hacer frente a las consecuencias" de sus acciones, y agregó que el incidente de Mercer Street "fue claramente un ataque inaceptable e indignante contra la navegación comercial, un ciudadano del Reino Unido murió".

EEUU, Reino Unido e Israel responsabilizan a Irán del ataque a un buque cisterna operado por una empresa israelí. Tel Aviv acusó en varias ocasiones a la Guardia Revolucionaria de estar detrás de estos ataques. 

Los iraníes negaron que sus fuerzas o aliados estuvieran involucrados en cualquier incidente, alegando que las acusaciones eran un pretexto para 'acciones hostiles' contra Teherán, conforme difundió la televisión estatal en su sitio web.

El canciller Dominic Raab prometió trabajar con los aliados en una "respuesta concertada".

Otros tres petroleros vinculados a Israel han sido atacados desde febrero, pero paralelamente se renovaron los atentados cibernéticos contra objetivos del programa nuclear iraní, por los que Teherán señala a Israel.

Escrito por
Buenos Aires, NA