Publicado el 30 de Junio de 2022 - 16:59 | Última actualización: 30 de Junio de 2022 - 17:18

Un crucero con 3.000 pasajeros chocó contra un iceberg en Alaska

El barco se dirigía hacia el glaciar Hubbard cuando golpeó contra el bloque de hielo y sufrió leves daños. No hubo heridos y debieron regresar al puerto de origen para repararlo.

Por
Un crucero impactó contra un pequeño iceberg en Alaska. Un crucero impactó contra un pequeño iceberg en Alaska.

Un crucero que navegaba con 3.000 pasajeros de camino al glaciar Hubbard en Alaska chocó contra un pequeño iceberg. La nave no sufrió grandes daños salvo en la proa de estribor.

En cuanto a los casi 3 mil pasajeros, entre ellos turistas y parte de la tripulación, no se reportó ninguna persona herida. Quienes se encontraban arriba del barco lograron captar ese momento con un video.

“El capitán informó el incidente a la Guardia Nacional tan pronto como sucedió, y aclaró que no se requería una misión de búsqueda y rescate”, informó Nate Littlejohn, suboficial de la Guardia Costera.

LEÉ: ¿Cómo terminó la historia del puma varado sobre un iceberg en la Patagonia?

Según informó la empresa a cargo de la nave, Norwegian Cruise Line, aunque el crucero sufrió leves daños logró regresar hacia un puerto cercano en Juneau dos días después del accidente para acceder a una revisión técnica. 

El crucero suspendió sus paradas programadas y una vez reparado continuó su camino hacia el puerto de salida en Seattle. Una vez allí, todas las personas a bordo del barco lograron pisar tierra firme y terminaron con el pequeño susto.

Algunos pasajeros relataron a los medios cómo vivieron el momento del accidente. “El barco tenía una vibración fuerte. Se pudo sentir un golpe y luego se inclinó”, comentó Jason, uno de los turistas a bordo.

Desde la empresa aseguraron que el incidente ocurrió debido a que el sábado 25 de junio, el día en el cual el barco golpeó el iceberg, había mucha niebla en el camino y podrían presentarse este tipo de accidentes.

LEÉ: La Argentina espera alrededor de 700 mil turistas en la próxima temporada de cruceros

“Mientras transitaba hacia el glaciar Hubbard en Alaska, el Norwegian Sun se vio envuelto por una densa niebla, lo que limitó la visibilidad y provocó que el barco hiciera contacto con un iceberg”, explicó el vocero de la compañía.

Si bien las condiciones climáticas no eran las mejores y dificultó la visibilidad, esta situación no pasó a mayores ya que se trataba de un bloque de hielo del tamaño de un piano de cola. Este tipo de iceberg es denominado como “gruñidor”.

Escrito por
NA - Buenos Aires, Argentina