Viernes, 13 Agosto 2021 19:23

Siete atletas que compitieron en Tokio 2020 son científicas en la vida cotidiana

Representaron a Austria, Egipto, Francia, EEUU, Irlanda, Alemania e Israel. Tres ganaron medallas. Argentina tuvo una médica: Paula Pareto.

La skateboard francesa Charlotte Hym se baja de la tabla y se convierte en doctora en neurociencia. La skateboard francesa Charlotte Hym se baja de la tabla y se convierte en doctora en neurociencia. AFP

Dentro del total de 11.711 atletas que representaron a 204 países en los JJOO de Tokio 2020 recién finalizados, hubo siete que, además de ser atletas olímpicas, en su vida cotidiana son científicas.

Se trata de Anna Kiesenhofer, Hadia Hosny, Charlotte Hym, Gabby Thomas, Louise Shanahan, Nadine Apetz y Andrea Murez, quienes demostraron que se pueden combinar los deportes de alto rendimiento con los estudios de alto nivel.

En la delegación argentina, compuesta por 177 clasificados nacionales en 27 deportes, se destaca una médica recibida, Paula Pareto, y varios tienen encaminadas sus carreras universitarias.

"El infinito es no ponerse límites", era una de las frases que habían motivado al extinto lanzador de jabalina olímpico, Braian Toledo, mientras entrenaba en Finlandia, con un objetivo claro que quedó trunco con su deceso: lograr una medalla en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Esa meta la consiguieron tres de las científicas que participaron en Tokio. La irlandesa Shanahan declaró al periódico Cambridge Independent: "Me gusta tener dos carreras porque, cuando las cosas en el laboratorio van mal, puedo decirme a mí misma que soy una corredora, y eso está bien".

Aún cuando debieron entrenar en medio de una pandemia para afrontar el evento deportivo más importante del mundo, continuaban con sus exigentes carreras en universidades y centros de investigación, de acuerdo con una investigación efectuada por BBC Mundo.

"Prepararme para los Juegos Olímpicos de Tokio fue bastante estresante. Ahora, me concentraré al 100 por ciento en mis estudios", comentó la alemana Apetz al sitio web del Comité Olímpico Internacional (COI).

“Cuando una vuelve de estas experiencias, ya no se es la misma persona que era antes. Y no solamente desde lo humano y lo profesional. Como docente, considero importante poder transmitir estas experiencias a los y las estudiantes: lo que sucede en estos espacios de trabajo profesional, la contención cálida y humana que a veces tenemos que dar a un paciente que atraviesa un proceso angustioso cuando los resultados no son los esperados …”, señaló la kinesióloga de la delegación argentina, Romina González, egresada y docente de la Universidad de Gran Rosario, además es Mg en Actividad Física y Salud, Especialista en Kinesiología del Deporte.

 

Currículums y performances

 

Las siete atletas de Austria, Egipto, Francia, EEUU, Irlanda, Alemania e Israel, que alternan con actividades profesionales científicas relevadas por la página inglesa son:

* Anna Kiesenhofer (Austria): ganó la ruta del ciclismo, sin entrenador profesional ni apoyo. Es doctora en matemáticas, de la Universidad Técnica de Viena y la Universidad de Cambridge, en Reino Unido. Trabaja en investigación y docencia en la Universidad Técnica de Lausana, en Suiza.

* Hadia Hosny (Egipto): terminó una impresionante carrera en el bádminton, pero es profesora en la Universidad Británica de Egipto, tiene una maestría en biomedicina de la Universidad de Bath, Reino Unido, y un doctorado en farmacología de la Universidad de El Cairo e investigó y publicó artículos sobre un fármaco antiinflamatorio utilizado para diversas enfermedades. Y es congresista en su país.

* Charlotte Hym (Francia): debutó en el "skateboard callejero", cuando se baja de la tabla es doctora en neurociencia y su trabajo actual es investigar el efecto de la voz materna en el desarrollo de las habilidades motoras en los recién nacidos.

* Gabby Thomas (Estados Unidos): fue medalla de bronce en los 200 metros del atletismo y ya es una leyenda en la disciplina por ser la tercera mujer más rápida de la historia en esa especialidad. Además, estudió neurobiología y Salud Global en la Universidad de Harvard, cursa una maestría en epidemiología y gestión de la salud en la Universidad de Texas, en Austin y su trabajo se centra en la investigación de la desigualdad racial en el acceso a los servicios de salud en EE.UU.

* Louise Shanahan (Irlanda): se estaba preparando para París 2024, pero logró clasificarse a Tokio en los 800 metros del atletismo. Es graduada de Física Cuántica en la Universidad de Cork, en Irlanda, está cursando su doctorado en la Universidad de Cambridge, Inglaterra. Estudia y desarrolla dispositivos para mejorar el diagnóstico y tratamiento del cáncer.

* Nadine Apetz (Alemania): es la primera boxeadora alemana en unos olímpicos. Hizo una maestría en Neurociencia de la Universidad de Bremen y espera completar un doctorado en el Hospital Universitario de Colonia. Está estudiando una técnica llamada estimulación cerebral profunda para ayudar a los enfermos de Parkinson.

* Andrea Murez (Israel):  es una nadadora que participó en 50, 100 y 200 metros estilo libre y relevos mixtos 4x100. Pero, fuera de la piscina es una bióloga de la Universidad de Stanford, en EEUU.

Todas ellas, al culminar su actuación en Tokio, habrán cosechado una experiencia única que les servirá para el ejercicio de su profesión.

El profesor David Lavallee, doctor en Psicología Deportiva, quien estudió durante tres años la carrera de 632 jugadores de Rugby en Australia, extrajo como conclusión que aquellos que preparaban su transición deportiva a través de los estudios obtenían más titularidades en los partidos y una carrera más larga en el deporte, por lo que cada vez más los clubes deportivos animan a sus jugadores a completar algún estudio académico.

 

Escrito por
Buenos Aires, NA