| Última actualización:23 de Septiembre de 2022 - 08:55

Rusia inicia voto de anexión en áreas ocupadas de Ucrania

Desde occidente lo condenaron al considerarlo como una "farsa".

Los miembros de la comisión electoral local se reúnen en un colegio electoral antes del referéndum previsto sobre la unión de la autoproclamada república popular de Donetsk a Rusia, en Donetsk, Ucrania Los miembros de la comisión electoral local se reúnen en un colegio electoral antes del referéndum previsto sobre la unión de la autoproclamada república popular de Donetsk a Rusia, en Donetsk, Ucrania NA-Reuters/Alexander Ermochenko

Por Pavel Polityuk, de la agencia Reuters

Rusia lanzó el viernes referéndums destinados a anexar cuatro regiones ocupadas de Ucrania, elevando las apuestas en la guerra de siete meses, lo que Kiev consideró una farsa ilegal. 

Las votaciones sobre si las regiones deberían convertirse en parte de Rusia comenzaron después de que Ucrania recuperó a principios de este mes grandes extensiones del territorio del noreste en una contraofensiva. 

La guerra mató a decenas de miles, desarraigó a millones y golpeó la economía global.

Con el presidente ruso, Vladimir Putin, también anunciando esta semana un reclutamiento militar destinado a alistar 300.000 soldados para luchar en Ucrania, el Kremlin parece estar tratando de recuperar la ventaja en el conflicto.

Y al incorporar las cuatro áreas a Rusia, Moscú podría presentar los ataques para retomarlas como un ataque a su territorio, una advertencia para Kiev y los partidarios occidentales.

Putin dijo el miércoles que Rusia "utilizaría todos los medios a nuestro alcance" para protegerse, en alusión a las armas nucleares. 

Los referéndums habían sido discutidos durante meses por las autoridades instaladas en Moscú en las cuatro regiones, en el este y sureste de Ucrania, pero las recientes victorias de Kiev en el campo de batalla provocaron una lucha para programarlos.

La votación en las provincias de Donetsk, Kherson, Lugansky Zaporiyia, que representan alrededor del 15% del territorio ucraniano, se llevaban a cabo desde este viernes al martes.

Serhiy Gaidai, gobernador de la región ucraniana de Lugansk, alertó que en la ciudad de Starobilsk, las autoridades rusas prohibieron a la población salir de la ciudad hasta el martes y se enviaron grupos armados para registrar casas y obligar a la gente a salir para participar en el referéndum.

"Hoy, lo mejor para la gente de Kherson sería no abrir sus puertas", escribió Yuriy Sobolevsky, el primer vicepresidente ucraniano desplazado del consejo regional de Kherson, en la aplicación de mensajería Telegram.

Los referéndums fueron condenados por Ucrania y Occidente como ilegítimos y un precursor coreografiado de la anexión ilegal. No habrá observadores independientes, y gran parte de la población de antes de la guerra huyó.

La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que supervisa las elecciones, dijo que los resultados no tendrían relevancia legal ya que no se ajustan a la ley de Ucrania ni a las normas internacionales y que las áreas no son seguras.

Informes de coerción y pánico

votan

El jefe de la comisión electoral central de la autoproclamada república popular de Donetsk, Vladimir Vysotsky, visita un colegio electoral antes del referéndum previsto sobre la unión de la región a Rusia. Foto: NA-Reuters/Alexander Ermochenko

Gaidai informó que en la ciudad de Bilovodsk, controlada por Rusia, un director de la compañía les avisó a los empleados que votar era obligatorio y que cualquiera que se negara a participar sería despedido y sus nombres serían entregados a los servicios de seguridad.

"El estado de ánimo de los rusos es de pánico porque no estaban listos para llevar a cabo tan rápido este llamado referéndum, no hay apoyo, no hay suficiente gente", describió Sobolevsky de Kherson en la aplicación de mensajería Telegram.

Gaidai denunció los plebiscitos como "elecciones sin elecciones" y añadió que las personas se veían obligadas a llenar "pedazos de papel" sin privacidad en cocinas y patios residenciales, con pueblos cerrados para que la gente no pudiera salir para evitar votar.

Rusia sostiene que los referéndums ofrecen una oportunidad para que la gente de la región exprese su punto de vista.

"Desde el comienzo mismo de la operación..., dijimos que los pueblos de los respectivos territorios debían decidir su destino, y toda la situación actual confirma que quieren ser dueños de su destino", afirmó el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov. semana.

Ucrania advirtió que nunca aceptará el control ruso de ninguno de sus territorios y luchará hasta que el último soldado ruso sea expulsado.

Los residentes de la capital ucraniana, Kiev, de donde las fuerzas rusas fueron repelidas por una fuerte resistencia en marzo, desdeñaron los referéndums.

"(Ellos) no le darán ventaja a Moscú. Todo son tonterías, fanfarronadas y manipulación política para asustarnos a nosotros y a los países occidentales con sus cosas nucleares", dijo a Reuters Oleksandr Yaroshenko, de 65 años.

La votación de los residentes que huyeron de los territorios ocupados también se llevó a cabo en unos 20 colegios electorales en Moscú, incluida la embajada de la autoproclamada República Popular de Donetsk, informó un legislador ruso.

Las autoridades instaladas por Rusia en Kherson señalaron que todos los residentes permanentes de las regiones bajo su control que se encuentran actualmente en su territorio podrían votar en la ciudad donde se hospedan, previa presentación de la documentación pertinente.

Ucrania anunció que Rusia tiene la intención de enmarcar los resultados del referéndum como una señal de apoyo popular y luego usarlos como pretexto para la anexión, similar a su toma de Crimea de Ucrania en 2014, que la comunidad internacional no reconoció.

Justificación de la autodefensa

soldado

Foto: NA-Reuters-Alexander Ermochenko

Dmitry Medvedev, subjefe del consejo de seguridad nacional del Kermlin advirtió que Moscú consideraría de ahora en adelante cualquier ataque a los cuatro territorios como uno a la propia Rusia.

"La invasión del territorio ruso es un crimen que te permite usar todas las fuerzas de autodefensa", escribió Medvedev en una publicación de Telegram el jueves, y agregó que se podría usar cualquier arma en el arsenal de Moscú, incluidas las nucleares estratégicas.

Los plebiscitos fueron denunciados como una farsa ilegal por los líderes mundiales, incluidos el presidente estadounidense Joe Biden, el secretario general de la ONU Antonio Guterres y el presidente francés Emmanuel Macron, así como la OTAN, la Unión Europea y la OSCE.

Rusia ya considera que Lugansk y Donetsk, que juntos conforman la región de Donbass, representantes respaldados por Moscú parcialmente ocupados en 2014, son estados independientes.

"¡Comenzó la votación en el referéndum sobre la región de Zaporizyia como parte de Rusia como entidad constitutiva de la Federación Rusa! ¡Regresamos a casa!" dijo Vladimir Rogov, un funcionario de la administración respaldada por Rusia de esa región del sur de Ucrania.

A pesar del plan para movilizar a los reservistas, Putin sostiene que Rusia solo está llevando a cabo una "operación militar especial" para desmilitarizar a Ucrania, librarla de peligrosos nacionalistas y defender a Rusia de la OTAN.

Kiev y Occidente llaman a las acciones de Rusia un intento imperialista no provocado de reconquistar un país que se sacudió la dominación rusa con la desintegración de la Unión Soviética en 1991.

Escrito por Noticias Argentinas
NA - Buenos Aires, Argentina