Publicado el Viernes, 29 Abril 2022 07:54

Rusia bombardeó Kiev durante la visita del secretario general de la ONU

Desde Ucrania acusan a Putin de tratar de humillar a la ONU con un ataque al lugar donde se encontraban su secretario general y el primer ministro de Bulgaria.

Ucrania asegura que Rusia lanzó misiles sobre Kiev durante la visita de Guterres Ucrania asegura que Rusia lanzó misiles sobre Kiev durante la visita de Guterres NA-MBCY

Rusia no detiene el fuego y en las últimas horas lanzó nuevos misiles sobre Kiev mientras se desarrollaba la visita del secretario general de la ONU, António Guterres. Ucrania reaccionó afirmando que de esa manera, "Moscú volvió a demostrar su actitud hacia Europa y el mundo".

Los bombardeos a la capital de Ucrania coincidieron también con la visita del del primer ministro Bulgaria, Kiril Petkov, algo que destacó indignado el responsable de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba.  "Rusia atacó Kiev con misiles de crucero durante una visita a nuestra capital del secretario general de la ONU, António Guterres, y el primer ministro de Bulgaria, Kiril Petkov. Con este repugnante acto de barbarie, Rusia está demostrando una vez más su actitud hacia Ucrania, Europa y el mundo”, dijo el jefe de la diplomacia ucraniana.

LEER MÁS: Guerra Rusia-Ucrania: Putin recibió a Guterres en Moscú y reivindicó las acciones militares

Un edificio residencial de 25 pisos fue parcialmente destruido y, según datos preliminares, 10 personas resultaron heridas; además, se escucharon explosiones en la región metropolitana y tres misiles enemigos impactaron en Fastiv.  

El ministro de Defensa de Ucrania, Oleksiy Reznikov, aseguró que esos ataques van contra la seguridad del mundo y además, destrozaron el retorno tentativo de la capital a la normalidad. 

La capital había salido relativamente ilesa en las últimas semanas, los cafés y otros negocios reabrieron y un número creciente de personas comenzó a disfrutar en las calles del clima primaveral.

Las alternativas de la guerra

El presidente Volodímir Zelenski aseguró que las fuerzas de Ucrania estaban deteniendo el intento de avance de Rusia en el sur y el este, mientras continuaban los esfuerzos para garantizar un paso seguro para los residentes atrapados en Mariúpol, que redujo en gran medida a escombros en un asedio de dos meses.

Rusia golpeó objetivos en toda Ucrania el jueves, incluido el ataque a Kiev que atacó un rascacielos residencial y otro edificio y la emisora ​​financiada por Estados Unidos Radio Free Europe/Radio Liberty dijo que su periodista Vira Hyrych, que vive en uno de los edificios afectados, murió. 

En una aparente referencia al mismo ataque, el Ministerio de Defensa de Rusia dijo el viernes que había destruido “edificios de producción” en la fábrica de defensa Artem, en Kiev.

LEER MÁS: El secretario general de la ONU recorre zonas devastadas por la guerra en Ucrania

El ataque a Kiev se produjo apenas una hora después de que Zelenski celebrara una conferencia de prensa con Guterres, quien recorrió parte de la destrucción en Kiev y sus alrededores y condenó los ataques contra civiles durante su visita.

“Esto dice mucho sobre la verdadera actitud de Rusia hacia las instituciones globales, sobre los intentos de las autoridades rusas de humillar a la ONU y todo lo que representa la organización. Por lo tanto, requiere una reacción poderosa correspondiente", dijo Zelenski en un video que transmitió la televisión este jueves por la noche.

Los ataques fueron el bombardeo ruso más audaz de la capital desde que las fuerzas de Moscú se retiraron hace semanas tras no poder tomar la ciudad en lo que esperaban sería una ofensiva relámpago, apuntó la agencia Associated Press. 

Objetivos de la ONU

Uno de los objetivos de la visita de Guterres era asegurar la evacuación de las personas de la ciudad portuaria sureña en ruinas de Mariúpol, incluida una fábrica de acero destrozada donde se refugian los defensores ucranianos y también se refugian cientos de civiles. 

“No puedo confirmar los detalles exactos de la operación para asegurarme de que se realice con seguridad para nuestra gente y para los civiles varados en Mariúpol”, dijo Saviano Abreu, portavoz de la oficina humanitaria de la ONU.

Se cree que unas 100.000 personas aún viven en la mencionada ciudad, y el ayuntamiento advirtió el jueves que la falta de agua potable segura o de un sistema de alcantarillado que funcione podría provocar brotes de enfermedades mortales como el cólera y la disentería ya que hay cuerpos en descomposición bajo los escombros.

Las fuerzas rusas controlan en gran medida la ciudad, pero unos 2.000 combatientes ucranianos están escondidos en la planta siderúrgica , el último foco de resistencia conocido. Cerca de 1.000 civiles están con ellos, y los combatientes dijeron que los recientes bombardeos concentrados mataron e hirieron a muchas personas, según la AP.

Un video publicado en línea por el Regimiento Azov de Ucrania dentro de la planta siderúrgica mostraba a personas peinando los escombros para sacar a los muertos y ayudar a los heridos. 

Escrito por Noticias Argentinas
Buenos Aires, NA
Última actualización: Viernes, 29 Abril 2022 11:03